La chica que cayó del cielo…

… de Simon Mawer.

La sección francesa del Servicio de Operaciones Especiales (SOE) envió a treinta y nueve mujeres al campo de batalla entre mayo de 1941 y septiembre de 1944. Doce de ellas fueron asesinadas tras su captura por parte de los alemanes, mientras que otra murió de meningitis en el transcurso de su misión. El resto sobrevivió a la guerra. Algunas de esas mujeres se hicieron famosas a través de películas y libros dedicados a ellas. Otras permanecieron, y permanecen, en el anonimato. Todas ellas fueron excepcionales.

(Prólogo de la obra)

H400390

La historia de una mujer valiente que, trabajando de espía para el gobierno británico durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo que aprender que ni el amor ni la patria mantienen su significado cuando hay una guerra por medio.

Sinopsis

La chica que va a caer del cielo es Marian Sutro, y su destino es el sur oeste de Francia al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. No es una mujer cualquiera: más inteligente pero también más ingenua de lo esperado, ha sido entrenada en el arte del espionaje y ahora trabaja para el gobierno británico. La principal misión de Marian es encontrar a Clément Pelletier, un científico implicado en la fabricación de armamento atómico, y antiguo amor de la joven.

La chica que cayó del cielo es, ante todo, la historia de una profesional valiente que se movió bajo la amenaza constante de la muerte y la traición. Le enseñaron a colocar explosivos y a llevar una vida clandestina, pero la gran lección que Marian aprendió es que la guerra todo lo cambia, incluso nuestros sentimientos sobre el amor y la patria.

Simon Mawer construye una aventura intensa, rigurosamente ambientada en un París rendido ante el miedo y las penurias, donde las calles y los cafés han dejado de ser lugares de encuentro para convertirse en puntos estratégicos de una misión. La chica que cayó del cielo es un espléndido homenaje a las mujeres discretas que durante los conflictos bélicos trabajaron, y siguen trabajando, sin pedir medallas.

El autor

Simon Mawer, nacido en 1948, es un escritor muy reconocido en Inglaterra. Tras pasar su infancia en Chipre, se dedicó muchos años a la enseñanza como profesor de biología. Actualmente vive y trabaja en Roma. Es autor de dos ensayos y ocho novelas, de las cuales The Glass Room y Mendel’s Dwarf entraron en la lista del Man Booker Prize. La chica que cayó del cielo es su novela más reciente.

Mis impresiones

«Está sentada en el fuselaje, atada con cuerdas como una maleta, azotada por el ruido. Media hora antes habían tenido que ayudarla a pasar por la puerta porque el paracaídas entorpecía sus movimientos…»

Así empieza una novela que me enamoró por la portada y por su ambientación, como no, en la Segunda Guerra Mundial, que sabéis ya a estas alturas lo poco que me gusta 😉 En principio iba a ser una lectura que tenía destinada a leer a mediados de agosto pero al enterarme de que Laky iba a organizar el mes de septiembre como “Mes Guerrero” la aparqué unos días para que pudiera participar en el reto.

Sinceramente es una novela de la que no había leído ni una sola reseña en las redes y me llamó bastante la atención así que cuando me enfrenté a ella lo hice con cautela y sin demasiadas expectativas. Ahora os digo que me equivoqué totalmente al pensarlo. Me he encontrado con una historia centrada en el conflicto bélico, ambientada en un París tomado por los nazis, como muchas otras pero con un argumento en el que no aparecen ni campos de concentración, ni bombardeos, ni bombas, ni heridos ni nada a lo que estamos más acostumbrados.

Esta es la historia de Marian Sutro, de Anne-Marie Laroche, de Laurence Aimée Follette, de Alice… Todas ellas son la misma persona y esto ya te hace pensar cómo la vida de Marian pasaba a golpe de pasaporte dependiendo de las circunstancias. A caballo entre Londres, Escocia, Inglaterra, París, Toulouse, Vierzon… Nos encontramos con una mujer totalmente involucrada en su trabajo en el SOE con una sola misión: Cumplir su cometido.

La historia comienza con la operación “Trapecio” en la que Marian y su compañero Benoit saltan en paracaídas en la oscuridad de Francia. Ahí nos deja el autor durante decenas de páginas para hacer una regresión en el tiempo y contarnos cómo Marian llegó hasta ahí. Cómo fue la instrucción para convertirla en una combatiente, le enseñaron cómo cortar la arteria braquial con un navajazo en el antebrazo, cómo dislocar la rodilla con un único puntapié y otros muchos ejemplos de cómo infligir el mayor daño en el menor tiempo posible. Todo ello mostrándole también pautas de cómo comportarse, cómo reclutar agentes y organizar reuniones, cómo montar pisos francos, cómo pensar y planear, cómo seguir a alguien sin ser detectados y un sinfín de tácticas para emplear en casos extremos.

A pesar de convertirse en unas excelentes combatientes también eran informadas de que si eran capturados debían tomarse una cápsula de cianuro para salvaguardar la misión. Nunca, en ningún caso deberían poner en peligro ni la misión ni a ninguno de sus compañeros.

Y con todo esto las misiones se suceden una tras otra enviando a Marian a un París invadido en el que confiar en cualquiera era un riesgo. Todo para ella es un acertijo. Se encuentra como en Alicia en el País de las Maravillas. ¿Qué salida debe escoger? Una de ellas puede implicar la muerte; otra puede significar la vida. ¿Cuál es cuál?

Una historia muy bien construida y para mi gusto, diferente. Con una trama en la que, además de mostrarnos a una protagonista con valentía y coraje nos deja una buena dosis de las inseguridades de Marian durante toda su vida, no solo en relación a las decisiones que ha de tomar en sus misiones sino también en las decisiones más importantes en su ámbito más personal. Un homenaje a todas estas mujeres que han ido quedando en el olvido.

Muchas gracias a la editorial por el envío del ejemplar. Una novela que sin duda me alegra haber descubierto. Porque a veces detrás de una gran portada, hay una gran historia.

Anuncios

14 pensamientos en “La chica que cayó del cielo…

  1. Me la llevo bien anotada gracias a tu recomendación. Como a tí me encantan las historias ambientadas en esa época y más si la protagonista es una mujer valiente y luchadora. La portada es fantástica.
    Besitos

    Me gusta

  2. A mi me pasa al revés, no es un periodo histórico que me gusta frecuentar (quizá por exceso) aunque es verdad que la portada es de las que llaman mucho la atención y la había visto, tu reseña me ha servido para saber que hay detrás.
    Besos

    Me gusta

  3. Pingback: Actualización Reading Challenge #3 | LibrosEris

  4. Pingback: Mi 2015 en libros… | LibrosEris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s