Tributo a Blenholt

Tributo a Blenholt
Daniel Fuchs
He disfrutado muchísimo de esta novela, de su ruido, de las ilusiones rotas y cumplidas de sus personajes, de la sensación que generan los falsos mitos, de la amistad que se respira en el fondo de esta comunidad tan caótica, de todo. Sigue leyendo

El arte importa…

El arte importa.
Neil Gaiman
Ilustrado por Chris Riddell
Art Matters
Traduce Montserrat Meneses Vilar
Edita Destino
Gaiman tiene un propósito: animar al lector a emplear su creatividad, a seguir el camino de sus sueños y a no dejarse acobardar por los que no piensan como ellos o por aquello que ven demasiado grande como para alcanzarlo. Sigue leyendo

Gutiérrez Mellado y su tiempo…

Gutiérrez Mellado y su tiempo. 1912-1995.
Fernando Puell de la Villa.
En este tiempo que vivimos, cuando tanta gente desconfía de la talla de nuestros políticos, creo que es buena idea mirar hacia atrás y echar un vistazo a la historia reciente de nuestro país a la, ahora, controvertida época de la transición y conocer uno de los indiscutibles protagonistas como fue Gutiérrez Mellado. Sigue leyendo

Ellas hablan…

Ellas hablan
Miriam Toews
Women Talking
Traduce Julia Osuna Aguilar
Hoy le hacemos hueco a una novela que llegó a nosotros interesados por un hecho que desconocíamos y que dio lugar a Ellas hablan en donde la autora da voz a un grupo de mujeres que fueron drogadas y violadas en la colonia menonita de Molotschna por miembros de su propia comunidad.
Sigue leyendo

La caja negra…

La caja negra. Los perros vuelan bajo
Alek Popov
Me ha gustado. Mucho. Una novela construida a partir de una vivencia personal del propio autor. La caja negra tiene su base en algo real así que… quizá todo lo que ocurre en ella no sea tan extravagante. Bienvenidos a una historia fantástica. Sigue leyendo

El chico de las bobinas…

El chico de las bobinas
Pere Cervantes
El chico de las bobinas arranca en la Barcelona de 1945 en la época de la larga posguerra española. Un tiempo de poca comida, mucho miedo y sufrimiento. Porque por mucho que pensemos que a las guerras se le puede poner una fecha final, tras una rendición, tras una victoria, el odio que las animó no termina con una firma en una mesa. Sigue leyendo