El amor imperfecto…

Hoy os traigo una novela que no podía dejar pasar turno después de haber disfrutado tanto con Alguien como tú el mes pasado. La cuarta novela que leo de la colección Nefelibata de Doumo. Una colección de la que ya me puedo considerar fan totalmente. Ninguna me ha decepcionado a pesar de ser cada una bien distinta de la anterior. Duomo hace un trabajo excelente para escogerlas y me considero con una suerte increíble de haberlas disfrutado. A partir de ahora ya considero que puedo leer cualquier título de esta colección a ciegas.
Sigue leyendo

Anuncios

Alguien como tú…

… de Sara Rattaro.

Esta novela apareció por sorpresa en mi casa una mañana. Desde que la vi en las novedades de Duomo, e incluso antes de leer la sinopsis ya me había entrado por los ojos. Y es que esa portada con esa mirada tan intensa tenía que parar entre mis próximas lecturas sí o sí. Así que en cuanto abrí el paquete me llené de emoción, no solo por el libro en sí, sino porque venía acompañado de unos dossieres de prensa fantásticos con entrevistas a la autora que disfruté en ese mismo momento.

10420115_428939213933309_1716427477592771489_n

Y nos la presentaban de esta forma…

TRAS EL ÉXITO DE EL AMOR IMPERFECTO 
SARA RATTARO REGRESA CON UNA NOVELA CONMOVEDORA 
QUE LLEGA DIRECTA AL CORAZÓN.

Y vaya si llega al corazón. Desde luego, para ser mi primer acercamiento a la autora, tengo que deciros que me ha parecido que Sara sabe transmitir emociones como pocos. Con esta historia toca tu parte más sensible, que en mi caso, además, es difícil. Os aseguro que para nada pensé en encontrarme lo que me encontré. Pensé que sería, una simple historia de un padre que trata de recuperar a su hija y que para ello haría todo lo que no está escrito. La historia va mucho más allá. Es la historia de una pérdida y una recuperación. Sara nos la hace llegar desde las entrañas de unas relaciones que han sido debilitadas con el tiempo, y nos enseña, con su forma de contarla que la fuerza no es nunca el camino adecuado para conseguir lo que creemos que es justo. Sigue leyendo