El olvido que seremos…

El olvido que seremos. Tyto Alba.

Adaptación de la novela de Héctor Abad Faciolince.

Recuerdo del alma dormida.

Cuando aparece el nombre de Tyto Alba en los créditos de una novela gráfica me lanzo sobre la obra como un caza en pleno ataque, sea cual sea la temática. En este caso se trata de una especie de biografía/autobiografía novelada muy conmovedora. 

Estamos ante una adaptación de la novela de Héctor Abad Faciolince en la que narra la historia de su padre centrada en la relación entre ambos, dándonos, al mismo tiempo, una panorámica de la historia de Colombia y la impronta que el doctor Héctor Abad Gómez dejó en ella. La novela original se publicó en noviembre de 2006, se llegaron a hacer más cuarenta ediciones y se vendieron más 200 mil ejemplares en Colombia. Un auténtico fenómeno, algo más que una simple novela así que no es de extrañar que inspire a otros creadores para llevarla al séptimo o al noveno arte.

Pero lo que nos ocupa ahora no es la novela misma sino la adaptación de Tyto Alba. Vaya por delante que no puedo hablar, ni, por supuesto, juzgar u opinar sobre el proceso de adaptación puesto que no he leído la novela, de esta forma solo puedo hablar de resultado final como si se tratase de otro tipo de álbum.

Ya he confesado ser devoto seguidor de la obra de Tyto Alba. Lo sigo desde la adaptación de la novela de viajes, Sudd de Gabi Martínez, en la que éste lleva el peso de la adaptación al guión. De esa colaboración surgiría otro trabajo posterior para publicar la adaptación de Sólo para gigantes.  Así he leído gran parte de sus trabajos y todos sin excepción me han parecido espectaculares, con una forma de plasmar lo que cuenta que se te mete muy dentro y sus imágenes siguen viviendo contigo mucho después de que concluyeras su lectura. Como autor completo también se ha fijado en figuras del arte o la literatura como Carles Casagemas y Pablo Picasso, Fellini, Balthus o el poeta Walt Whitman. Nos ha dado su visión de sus historias particulares.

Como en toda novela gráfica a lo largo de las viñetas ha seleccionado lo más significativo bajo su punto de vista, omitiendo espacios muertos, permitiendo que el lector los recree en su mente. De esta forma se conforma una obra independiente de la novela y enriquecida por el arte y visión de Tyto Alba. Unas acuarelas y dibujos con unas características tan personales que son fácilmente identificables. Y, aún así, trate el tema que trate y cambie de escenarios o época, sabe imprimirle el tono adecuado para crear el efecto y la luz necesaria en cada situación.

Desde el comienzo de la obra intuimos la tragedia y, como contraste, la abierta y sincera carcajada del padre, la bonhomía de un hombre excepcional en una época complicada. Un hombre que apuesta por la libertad de expresión y por la salud general de su pueblo y que se ve involucrado en los movimientos políticos y sociales de una Colombia siempre convulsa.

Pero al igual que hay momentos intensos de desgarradora tragedia y desconsuelo, hay momentos, como en toda vida, de gran ternura, amor y mucho humor. Sin querer destacar los más obvios, creo que siempre recordaré alguna de las páginas para siempre.

La primera es la de un paseo por un bosque sin hojas en el que el hijo resume las enseñanzas del padre descubriendo que necesitamos reconocer lo malo que hay en nosotros para limitarlo lo máximo posible y frenar así nuestra inclinación natural al mal.

Otra de las secuencias sería la del rezo del rosario en el que se da un repaso a todos los asistentes. Desde el sacerdote leproso al que se le caían los dedos, pasando por la señora sorda, a la que su incapacidad le hacía rezar a su propio ritmo hasta la libertina arrepentida acompañada de su madre.

A pesar de que los diálogos no son lo que más abunda, la fluidez narrativa es excelente. El peso de los textos nunca desequilibra la obra, creo que hay una rigurosa proporción entre la carga expositiva esperable en una adaptación  con la dimensión del dibujo.

¿Cómo postergar el olvido que preconizaba Borges en el poema que llevaba el doctor Héctor Abad Gómez? Leyendo esta novela gráfica.

Nacho GO

El olvido que seremos
Tyto Alba
Adaptación de la novela de Héctor Abad Faciolince
Edita Salamadra Graphic
ISBN 9788416131808
Páginas 136
Tapa dura
Publicación Mayo 2021
22€

Un pensamiento en “El olvido que seremos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s