La sangre manda…

La sangre manda. Stephen King.

Hace mucho tiempo que dejé de ser objetiva con este autor al que sigo desde mis inicios lectores y del que me quedan infinidad de títulos que leer. Quizá algo que hago a propósito para tener siempre una lectura en la que refugiarme. Y no soy objetiva porque, a pesar de que los que yo llamo los grandes fans (que son los que lo han leído todo) dicen que la cosa va decayendo con los años, siempre consigo ver algo que le distingue del resto y sus novelas, pasando por alto ciertas situaciones un tanto inverosímiles y finales que rozan el absurdo, me suelen dar momentos tan memorables que ya se lo perdono todo.

La sangre manda es una colección de relatos, cuatro en total, aunque bien podrían haber sido considerados novelas cortas como las que últimamente nos va dejando caer en esas ediciones tan cuidadas de Suma. Si bien todos me han gustado bastante me quedo, sin dudarlo con El teléfono del señor Harrigan por la fuerza de sus personajes y la originalidad de la historia en el que el autor saca toda esa artillería que más me gusta: adolescentes con ciertos problemillas en casa que se acercan a un anciano extrañamente huraño y que sin embargo forjan una relación que da el peso necesario a este argumento tan singular y donde juega un poco con lo paranormal sin llegar a hacerme salir corriendo.

En La rata reconozco que, en ocasiones, ya no me sentí tan cómoda y un par de veces mi mirada se movía intensamente en busca de nada a mis espaldas. Otro argumento original que nos trae a través de un escritor atormentado en busca de la novela de éxito con la que lleva demasiado tiempo soñando y que durante su redacción mantiene conversaciones con una rata que se le aparece y le insta a tomar decisiones que le acarrearán importantes consecuencias. Con La vida de Chuck sentí que quizá esté siendo víctima de una tomadura de pelo del autor y después de marear las páginas una y otra vez para convencerme de que no se estaba riendo de uno llegué a la conclusión de que lo mejor era seguir hacia adelante y… ya se vería. Y se vio. Fantástico.

A pesar de que he contado un poquito de cada uno de ellos de mayor a menor disfrute, esto no quiere decir que deje a la pobre Holly de lado porque ella es la protagonista del tercero y el que da el nombre al libro. La sangra manda es un rescate de uno de los protagonistas, quizá el más entrañable, de las novelas que salieron Mr. Mercedes. Mientras leía me he dado cuenta de que no haber sacado tiempo para leer El visitante ha sido un error y me da que me he comido varios spoilers. Mientras leía sopesaba la idea de parar y leerlo más adelante pero reconozco que este hombre tiene un don para engancharte. Y es lo que ha hecho. Mantenerme unos días lejos este mundo al que cada vez da más miedo enfrentarse. Un libro que he disfrutado mucho y, para mí, con una apertura y cierre fantásticos.

La sangre manda
Stephen King
If It Bleeds
Traduce Carlos Milla Soler
Edita Plaza&Janés
Tapa dura con sobrecubierta, 464
Medidas: 162 X 244 mm
ISBN: 9788401024757
23.90 €

Un pensamiento en “La sangre manda…

  1. Sí que hay diferencias entre el King de antes y el King de ahora, pero es tan buen narrador que se le perdona todo, como bien dices. Yo me he hecho fan de él tarde y aún me queda mucho suyo por leer. Este libro caerá tarde o temprano.
    Besotes!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s