El país de las últimas cosas…

El país de las últimas cosas. Paul Auster.

Pocos trabajos de Auster me quedan por leer. Tenía mucha curiosidad por esta novela que había oído clasificar como de ciencia-ficción y que fue publicada entre dos obras maestras como La trilogía de Nueva York y El palacio de la luna.

Lo primero decir que estaba equivocado, de ciencia-ficción no tiene nada. Es una especie de distopía o, más bien, se trata de una visión post-apocalíptica de nuestra propia civilización. Pero en esta ocasión en nuestra civilización no hay un colapso social como una guerra mundial, una pandemia o un apocalipsis zombi. Esta vez parece que se produce un declive natural de nuestra sociedad de consumo. Pero paradójicamente el consumo es casi lo único que se mantiene, una vez que ya no se crea nada nuevo, la supervivencia consiste en el rescate de objetos de lo más variopinto, la manera de sobrevivir de algunos personajes es la constante y eterna búsqueda de objetos

En este mundo todo se derrumba, nada de lo anterior queda en pie, se llega al extremo de que ni siquiera se producen nacimientos. La humanidad y los objetos en claro paralelismo, decrepitud y degeneración. La humanidad no se reproduce y los objetos solo acaban desintegrándose.

El libro no me pareció tan fuera del espectro abarcado por Auster porque tiene otras obras de gran carga simbólica como La música de azar, por poner un ejemplo.

La protagonista se llama Anna Blume y a través de una larga carta, que remite a alguien del que no se desvela la identidad, nos relata toda su aventura en la parte más oscura de su mundo mientras viaja en busca de su hermano desaparecido. A pesar de todos los pesares es un personaje positivo con una meta definida y que hace todo lo posible por sobrevivir. En su carta escribe sobre las clínicas de eutanasia y los clubes para el asesinato. 

La narración en primera persona transmite muy bien esa sensación de angustia y abandono de los valores tenidos por tradicionales, un desamparo que le hará vivir situaciones que seguramente nunca sospecharía antes de iniciar el viaje para encontrar a su hermano.  

Como es habitual Paul Auster nos ofrece un libro tremendamente interesante aunque no se encuentre entre sus obras más citadas. Nos enfrenta ante un escenario donde el futuro es incierto y pensar en el pasado es un sinsentido cuando la única esperanza es superar el día para llegar al siguiente. Un mundo en el que hay tan poco que descubrir que sobrevivir depende de rescatar objetos que puedan tener todavía algún valor.

Una fuerte y joven mujer protagonista en una sociedad sin valores y sin esperanza donde reina el individualismo atroz y la desconfianza ante el prójimo, pero que es capaz de recoger todas sus vivencias en una carta que nos aproxima a una idea de conciencia y eso siempre acompaña a la redención. En definitiva, una novela corta muy recomendable.

Nacho GO

El país de las últimas cosas de Paul Auster
The Country of Last Things
Traduce M.ª Eugenia Ciocchini Suárez
Edita Booket
Novela contemporánea
ISBN: 978-84-322-0978-9
Formato: 12,5 x 19 cm.
Rústica sin solapas/Bolsillo
Páginas: 208
7.95 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s