El chico de las bobinas…

El chico de las bobinas. Pere Cervantes.

“—A menudo el infierno es el mejor lugar para pasar inadvertido ante el diablo”

El chico de las bobinas arranca en la Barcelona de 1945 en la época de la larga posguerra española. Un tiempo de poca comida, mucho miedo y sufrimiento. Porque por mucho que pensemos que a las guerras se le puede poner una fecha final, tras una rendición, tras una victoria, el odio que las animó no termina con una firma en una mesa. Una etapa realmente terrible cuando todo el resto de Europa empezaba a recomponerse de una guerra con una envergadura que esperemos no volvamos a vivir. 

Es una novela que nos retrotrae a una época terrible. Si se suele decir que en una guerra salen a relucir los peores aspectos de la condición humana, en nuestra posguerra, cuando hubo más muertos que en las propias batallas, lo peor de nuestra humanidad campó a sus anchas durante muchos años. Porque como dice el libro “cualquier hombre bueno puede dejar de serlo”. Una época en la que el miedo era el pan nuestro de cada día, a falta del otro.

Ahí es donde conocemos a Nil Roig un niño de 13 años que se gana la vida transportando bobinas de películas de un cine a otro en bicicleta. Un niño manco que pronto aprendió que las principales limitaciones son las que se ocultan en los miedos y no en las carencias físicas. Nil es testigo de un crimen cometido en el portal de su casa. Este es el arranque y el asunto que hilvana toda la trama: después de que el asesino lo hubiera amenazado de muerte si contaba lo que había visto, un agonizante hombre le entrega el cromo de un actor de cine. Con el tiempo, este cromo le contará una terrible historia: un oscuro asunto del pasado.

El cine juega un papel fundamental en la trama, porque constituyó un refugio para una realidad desagradable, una huída a otros mundos, la oportunidad de que en hora y media, o más si eran sesiones continuas, uno pudiera escapar y vivir otras situaciones y en otros contextos. El cine es el punto de unión de muchos personajes y las referencias a películas y actores son constantes

La historia se cuenta de manera fragmentada, dividida en cuatro partes, cada una arranca en una fecha diferente: 1945, 1947, 1949 y una corta parte final a modo de epílogo en 2021. Lo que da una idea de que el autor utiliza elipsis de manera abierta con el objetivo de poner todo al servicio de la historia que quiere contarnos. Una excusa para hablar de cómo vivía una sociedad, totalmente influenciada y sometida por la represión y el miedo, miedo a la delación, por tener una condición sexual, ciertas ideas políticas o, simplemente, por despertar envidias.

Tengo que reconocer que había ocasiones, a medida que estaba leyendo, en las que me daba la sensación de que el autor desaprovechaba la ocasión de profundizar más en algunos puntos de la trama o que le faltaba conexión con eventos posteriores. Sin embargo esa impresión fue desapareciendo cuando avanzaba en la lectura y empecé a valorar o interpretar lo que leía de forma diferente. 

Pero esto es algo más que un retrato social o un homenaje sincero al mundo del cine. Indudablemente se puede leer como un de thriller histórico  con toques de novela de espías muy entretenida. Pero creo que recordaré la novela por algo más trascendente: por la forma sincera y genuina que el autor reivindica el valor de la figura de la mujer y, para ser más exactos, la figura de la madre. La manera en la que, ingeniosamente y desde varios puntos de vista, hace homenaje a las madres que son las que verdaderamente construyen la sociedad, muchas veces frente a los hombres. 

Me quedaré con cómo Pere Cervantes reconoce ese valor y cómo refleja el sentimiento que tenemos de orfandad o de soledad cuando perdemos a una madre. Es algo tan cierto que cuando todo se termina es lo que nos viene a la cabeza, a lo que los humanos nos aferramos. Tengamos la edad que tengamos sin madre nos sentimos, de algún modo, desamparados y Pere Cervantes pone su grano de arena para evidenciar una realidad.

Una novela recomendable para que este confinamiento se nos haga más llevadero. 

Nacho GO

El chico de las bobinas
Pere Cervantes
Edita Destino
Colección: Áncora & Delfín
Fecha de publicación: 03/03/2020
ISBN: 978-84-233-5717-8
Encuadernación: Rústica con solapas
Temática: Novela histórica
Páginas: 544
20.90 €

2 pensamientos en “El chico de las bobinas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s