Lanny…

Lanny. Max Porter.

Lanny

Conocí a Max Porter con El duelo es esa cosa con alas, una novela sobre la pérdida que se me quedó grabada y a la que sigo acudiendo en más de una ocasión. Es por eso que cuando me avisaron de la llegada de Lanny a las librerías me lancé a leerla.

Me meto en ella sin saber dónde me adentro, algo que recomiendo encarecidamente con el autor. Mientras leía tenía dudas, miedo a no estar entendiendo algo pero es cierto que hay un momento en su lectura en la que todo encaja y miras hacia atrás con otra perspectiva.

Pronto nos damos cuenta de que Lanny es un niño de esos a los que en el cole tildan de raritos y al que le gusta pasar buena parte de su tiempo deambulando por el bosque. Allí se encuentra cómodo, entre los árboles y criaturas a las que da un sentido especial y que le brindan la oportunidad de crear su propio mundo. A pesar de que se nos presenta como un niño solitario, Lanny es un niño muy querido en su hogar, algo que se aprecia en la primera parte de la novela, en la que el autor da voz a sus padres para que nos dejen ver sus rutinas y los sentimientos hacia el pequeño. Pero no son las únicas voces que aparecen. Por otro lado tenemos al loco y excéntrico anciano Pete con el que Lanny pasa tiempo aprendiendo nociones de arte, y debido a la común cualidad de aislados que la sociedad genera en ellos hace que ambos creen un vínculo especial que no parece gustar al resto del pueblo.

Entre tanto… mientras la vida de este pequeño lugar sigue su curso aparece en escena Papá Berromuerto, un ser espiritual que se dedica a escuchar las conversaciones de los vecinos, alimentándose de ellas y de ellos. Uno de los personajes que más inquietud me ha generado durante la lectura creando una sensación terrible de vernos observados constantemente y al que hay que sumarle la incertidumbre de no saber la finalidad de su existencia en la novela hasta bien avanzada la segunda parte, cuando un suceso rompe toda la rutina que ya tenemos asumida para soltarnos una patada en el estómago.

La habilidad del autor para cambiar de registro en una segunda parte en la que revuelve situaciones que están ocurriendo en el mismo momento es magistral. Párrafos cortos que  cambian de perspectiva continuamente para conseguir transmitir al lector una angustia y ansiedad vivida por esos padres que ya creemos conocer. Es aquí cuando te das cuenta de que la primera parte, esa en la que la rutina te invade y consigue hasta hacerse ridícula, tenía un sentido. Ahora nos sentimos agobiados por los hechos, por las conversaciones de los habitantes de la localidad, sus pensamientos, sus preocupaciones, lo rápido que se puede juzgar al resto de las personas aún a expensas de destruir su futuro, y las dos caras que son capaces de mostrar con la tranquilidad de no ser descubiertos. Sin embargo Papá Berromuerto observa y escucha continuamente, a todos.

Leer a Porter es una experiencia singular donde uno llega al final y se da cuenta de que ha vivido sensaciones difíciles de superar acompañado en todo momento de una belleza y una delicadeza en su prosa que hipnotizan. Una habilidad tremenda para jugar con el lenguaje, para mostrar la realidad de una sociedad, para construir personajes únicos, para impactar al lector. Un genio de la imaginación. Otra pequeña maravilla del autor. Más Porter, por favor.

Eris

View this post on Instagram

“Me quedé tumbada muy quieta. No lo toqué. No grité. No me moví ni me pregunté dónde estaba Robert, no me dejé llevar por el pánico, no lloré. Me quedé tumbada y quieta y pude pensar con claridad. Se ha acabado y puedes recuperarte a ti misma, pensé para mí. Esta tragedia será la historia de la totalidad de tu vida, pero es tu vida y puedes pasártela durmiendo para siempre si es necesario. Te has ganado el sueño y has perdido el miedo. No más bebé.” Lanny. Max Porter. Traduce Milo J. Krmpotić. Edita @litrandomhouse . . Leer a Porter es una experiencia singular donde uno llega al final y se da cuenta de que ha vivido sensaciones difíciles de superar acompañado en todo momento de una belleza y una delicadeza en su prosa que hipnotizan. Una habilidad tremenda para jugar con el lenguaje, para mostrar la realidad de una sociedad, para construir personajes únicos, para impactar al lector. Un genio de la imaginación. Otra pequeña maravilla del autor. Más Porter, por favor. #reseña completa en el perfil 😊 . . #libros #books #bookshelf #bibliophile #bookphotography #playmobilscenes #booknook #playmbil #bookcase #readingnook #playmobilfans #booklover #bookworm #bookstagram #maxporter #lanny #planetaeris

A post shared by Yoplanetaeris (@yoplanetaeris) on

 

Lanny
Max Porter
Milo J. Krmpotić
LITERATURA RANDOM HOUSE
Fecha publicación: 01/2020
Tapa dura, 184 páginas
Medidas: 143 X 236 mm
ISBN: 9788439736417
18.90 €

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s