Saint Jack…

Saint Jack. Paul Theroux.

No tan santo…¿o sí?

Imprimir

Editorial: NAVONA
Traductor: Manuel Sáenz de Heredia
Colección: NAVONA _INELUDIBLES
Materias: narrativa autores extranjeros
ISBN: 978-84-17181-66-6
N° páginas: 344
Medidas: 140 x 210 mm.
Encuadernación: Tapa dura forrada con tela
24.00 €

Pues otro Ineludible más para las estanterías de nuestro PlanetaEris. Esta vez se trata de conocer a Jack y un Singapur ya desaparecido. Es un momento de cambio lo que tenemos en estas páginas publicadas por primera vez en 1973. Singapur, donde el autor, Paul Theroux, enseñó literatura en la universidad durante tres años, es el escenario del relato de una vida dedicada al dinero fácil proporcionado por actividades ilícitas.

Todo empieza cuando Jack Flowers, el protagonista, hace una reflexión sobre todo lo que le llevó a su situación actual. Ahora es un hombre en la última parte de su vida, 50 años (50 años hace medio siglo, no son los 50 de ahora). En otro momento clave  de su vida decide dar un vuelco y quedarse en Singapur en aquellos buenos tiempos en que los burdeles, casas de masaje, eran el centro de diversión de casi cualquier viajero. En ocasiones trabajaba de marinero, otras veces en el abastecimiento de barcos, otras era un alcahuete, pero siempre con gran profesionalidad.

Como un náufrago en una isla trata de hacerse hueco, de buscarse un sitio en aquella sociedad poscolonial. Algo que no es nada sencillo, al igual que para muchos otros que se debaten entre la vida en la isla y la vuelta a una sociedad europea o americana que abandonaron hace tiempo.

A pesar del mundo en el que vive, de negociar con los instintos más bajos, de utilizar a las mujeres como mercancía, vamos encariñándonos con Flowers. Va contándonos su vida, su forma de comportarse, su pasado, y de esta forma empezamos a comprenderlo y ese es el principio, la magia de la literatura. Si lo encontráramos en la vida real cruzaríamos de acera y caminaríamos en sentido contrario, pero como lectores todo se vuelve diferente. En una sociedad marginal como en la que se mueve Jack es difícil no encontrar alguna afinidad donde quizá sea el más honrado y bondadoso de los “malos”, el menos malo de los marginados, el único con un sentimiento claro de auto análisis desprovisto de arrogancia y el que decididamente tiene una meta.

La narración es muy ágil tanto en lo que se refiere a los recuerdos como cuando trata de esos bocaditos de realidad cotidiana que tanto nos interesan como lectores, escenas cortas, situaciones tensas y diálogos de bar de personas rozando, o sumergidos en el alcoholismo.

Una estupenda novela dura no exenta de ternura. Jack Flowers, un nombre inventado, que representa un hombre en la peligrosa edad de la cincuentena, con tendencia a embarcarse en barcos que se están hundiendo, con mucho que decir, pero con nadie que le escuche, ni joven, ni viejo, pero inseguro. Un hombre muy lejos del comienzo, con pocas esperanzas de redención, solo con la esperanza de elegir entre diferentes tipos de capitulación. Alguien que se enfada cuando le confirman lo que él ya sabe. Si crees que Paul Theroux no es capaz de conseguir que un personaje de este tipo sea atractivo y que puedas llegar a empatizar con él, no estás en lo cierto, te vas a sorprender. Pues como me gusta decir últimamente: experimenta la lectura.

Nacho GO

Anuncios

Un pensamiento en “Saint Jack…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s