Colaboración horizontal…

Colaboración horizontal. Navie y Carole Maurel

Amores penados

Colab-00-cover_v3-22mmlomo.indd

Dibbuks
Título original: Collaboration horizontale.
Traducción: Fernando Ballesteros.
ISBN 978-84-17294-05-2
144 págs. + 1 hoja
cartoné
color
19,3 x 25,6 cm
19,50 €

Sinopsis

Cuando Rosa habla con su nieta del amor no puede evitar recordar los sentimientos que experimentó durante la guerra. En 1940, vivía sola con su hijo Lucien en un edificio donde todos los vecinos se conocían. Su marido Raymond estaba en el frente. La micro-sociedad creada en este edificio permitía soportar la vida de un país ocupado, con las cartillas de racionamiento, la incomodidad de la proximidad de los soldados alemanes, la inseguridad de ser deportado repentinamente y la ignorancia sobre lo ocurrido a los que estaban lejos. Los vecinos se ayudaban, se hablaban y se desahogaban. La solidaridad es muy fuerte, hasta hacia una madre judía y su hijo, escondidos y apoyados por todos. ¿Todos?

Un día Rose recibe la visita de un soldado alemán y nace un amor profundo entre dos personas que no deberían ni mirarse. Deciden vivir este amor escondidos, intentando evitar el “benevolente” interés de los vecinos.

Esta trama principal está inspirada en la historia familiar de la guionista, que no olvida contar  también las múltiples facetas de la guerra relatando destinos solidarios (la anciana que esconde una niña judía en el sótano) o miserables (la vecina que delata a sus amigos). La novela gráfica es un romance bonito sin dejar de ser instructivo a nivel histórico y logrado a nivel de personajes, con los que se empatiza con facilidad. La edición incluye una carta (hoja suelta) escrita por el soldado para Rosa, y que no le llegará nunca.

Las autoras

Carole Maurel

Diplomada en la Escuela de la imagen Gobelins en 2005, Carole se curtió en el cine de animación antes de dedicarse con algo más de asiduidad a la ilustración, el storyboardy más en concreto el cómic con su primer álbum, Comme chez toi («Como en tu casa») y en algunas obras colectivas como Projet 17 mai (Proyecto 17 de mayo). En 2016 aparecen en Francia dos álbumes que cuentan con su participación; uno como dibujante: L’Apocalypse selon Magda (El Apocalipsis según Magda) con guion de Chloé Vollmer-Lo; y otro en concepto de autora integral: Luisa, ici et là (Luisa, acá y allá). Es además autora de las ilustraciones de reportajes dibujados publicados en la revista Topoy en la Revue Dessinée. Colaboración horizontal ha supuesto para ella la ocasión de trabajar sobre un relato ambicioso, sensible y singular. La ocupación contada de manera intimista y realista: materia prima ideal para experimentar y poner en práctica nuevas escrituras gráficas, a veces sosegadas y a veces torturadas, a semejanza de los personajes que pueblan la historia.

Navie

Escritora ecléctica, Navie es guionista en prensa, radio y televisión, y autora desde hace muchos años de varios podcastsen Internet. Licenciada en Historia por la Sorbona, especializada en los fascismos, le gusta observar por el ojo de la cerradura las historias ocultas de la gente, tanto las bonitas como las que no siempre acaban bien del todo. Así que no es por casualidad que en su primer cómic se haya dedicado a contar una arriesgada historia de amor durante la ocupación. Con Colaboración horizontal Navie ha querido abordar un tema de permanente actualidad: la mirada de los otros y sus juicios inapelables. ¿Tiene una mujer derecho a acostarse con un enemigo, a enamorarse de él? ¿Puede dejarse uno llevar por las mezquindades entre vecinos cuando hay una guerra ahí fuera que está dejando millones de muertos? ¿Y si fuera una forma de «seguir viviendo»?

Mis impresiones

Esta novela gráfica cuenta la pequeña historia privada de una serie de personas en París durante la última parte de la invasión nazi. El título se refiere a la acusación del pueblo, después de la retirada de los alemanes, de haber mantenido relaciones sexuales con un militar alemán en los años de la ocupación.

Dos mujeres; Navie,  a cargo del guion, y Carole Maurel, a los pinceles, nos cuentan esta conmovedora historia. La portada recoge la historia: en primer plano un corazón desnudo bajo la cruz de hierro, emociones a flor de piel, sobre una sombra femenina con los labios pintados de rojo pasión, dejando traslucir la fachada de un edificio donde vemos las siluetas de los personajes principales que recorrerán las páginas de este fenomenal álbum: los amantes, los judíos, la ilusión y la degradación y por último el ciego que todo lo “ve”, el que entiende a todos y sabe que el único camino es la verdad y el amor. En la contraportada lo opuesto, el otro lado, esta vez el color rojo en la ominosa esvástica coronada por el águila sobre una gorra de plato.

Es una novela basada en hechos reales que representa una de las historias más crudas de la segunda guerra mundial, una ocupación que nunca fue total como en otros países. Una resistencia que tuvo enfrente a la colaboración con el régimen nazi. Una situación muy complicada que se arregló de manera desigual. Todos conocemos las estremecedoras imágenes de la mujeres humilladas, golpeadas, forzadas y rapadas “acusadas” de colaboracionismo por personas que debemos de dudar de su honestidad, porque ensañarse de esa manera con las mujeres indica, más que venganza, vergüenza propia.

Este es un álbum que trae a la actualidad otra vez algo que nunca debemos olvidar, para que no se vuelva a repetir, nada más temible que la furia de los conversos. Un alegato femenino o feminista que nunca estará demasiado presente. Las mujeres son siempre las víctimas propiciatorias en los conflictos bélicos o en un mundo dirigido por hombres.

A nivel gráfico Maurel hace un trabajo sensacional con páginas realmente impactantes y estremecedoras tanto en las que recogen escenas de muerte como escenas de amor. Usando unos tonos y colores muy apropiados que te llevan a la época, utilizando el blanco y negro de manera muy ocasional. Me quedo con dos en concreto: la alucinante solución gráfica cuando el ciego reconoce a una fallecida y cuando la página en la que la protagonista recibe una mala noticia, una página en la que leemos los bocadillos pero que no muestra a los personajes (para enmarcar).

Os animo a todos a descubrir las novelas gráficas si no sois aficionados, condensar una historia y tener la facultad de imprimir carácter en las imágenes es algo que está en manos de unos pocos, y recibir todo eso es una experiencia fascinante.

NachoGO

Anuncios

3 pensamientos en “Colaboración horizontal…

  1. Los libros ambientados en esta época me encantan, pero con las novelas gráficas he de pensarlo mucho. Lo hojearé en la librería a ver qué tal las ilustraciones y ya veremos 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s