La mujer singular y la ciudad.

La mujer singular y la ciudad. Vivian Gornick.

lamujersingularylaciudad

Sexto Piso
Título original: The Odd Woman and the City: A Memoir.
Traducción: Raquel Vicedo.
ISBN 978-84-16677-62-7
Páginas: 148
Tamaño: 15 x 23 cm
Rústica con solapas.
17.90 €

A pesar de comprar Apegos feroces al poco de su aparición en las librerías, animada por las críticas, se convirtió en uno de esos libros que disfruto cuando el boom ha pasado. Es algo que hago a menudo sin saber muy bien por qué. El patrón se repite una y otra vez así que La mujer singular y la ciudad no iba a ser la excepción. No soy la única que los ha leído al revés, cosa que me alegra porque así no me siento la rara de la especie lectora, una manera como otra cualquiera de conformarse cuando lo que haces no sigue el patrón que se espera.

La autora nos avisa nada más abrir el ejemplar de que los nombres y rasgos identificativos de los personajes no son los originales y que los eventos que se suceden han sido modificados cronológicamente a pesar de tratarse de una continuación natural de las memorias que llegaban a nuestras manos a través de Apegos feroces. Quizá con la idea de que si nos vemos paseando por su ciudad no tratemos de buscar a algunos de ellos 😉

La mujer singular y la ciudad es una “novela” en la que la trama se hace prácticamente inexistente. Nos encontramos con una serie de encuentros en los que a veces la autora interactúa y otras sólo observa, igual que lo hacemos nosotros mientras disfrutamos de todo lo que le pasa por la cabeza, sus reflexiones y los recuerdos que vuelven a su mente con cada anécdota, retazos de escenas vividas, reflexiones sobre sus matrimonios fallidos, sus amores y mucha soledad. Soledad que quizá sea la que le hace interactuar con extraños o su continuo cambio de círculos y amistades tratando de buscar reconocimiento a su singularidad.

Con todos estos ingredientes vamos conociendo las calles de Manhattan por las que Gornick se pasea, a veces con su madre, otras en soledad y haciendo hueco a su cita imprescindible con su amigo Leonard en las que mantienen conversaciones dignas de aparecer en una película de Woody Allen.

En cada una de las historias, que conforman una técnica en la une fragmentos de su vida con procedencias diversas y que bien podría considerarse un collage literario, Gornick nos deja ver lo que significa para ella ser una feminista moderna, que defiende su aislamiento del mundo mirando hacia adelante.

Me ha gustado Gornick, su manera de acercarnos su mundo, sus reflexiones… su singularidad… y su ciudad.

Captura de pantalla 2018-05-01 a las 14.30.35

@yoplanetaeris en Instagram

Eris

 

 

GuardarGuardar

Anuncios

3 pensamientos en “La mujer singular y la ciudad.

  1. Ya sabes que se vinieron ambos conmigo en papel el día del libro . Aissss yo no sé si leerlo en orden …. me llama la atención lo de la inexistencia de trama. Y me encanta el aviso de la autora , y tu interpretación de la misma porque yo pensaría lo mismo . Besotes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s