Los mejores casos de Max Carrados…

Los mejores casos de Max Carrados. Ernest Bramah.

Un hábil detective. Ciego, pero con visión.

9788417151188_l38_04_x

Editorial: Siruela
Traducido por: José C. Vales
Colección: Biblioteca de Clásicos Policiacos. Libros del Tiempo 354
ISBN: 978-84-17151-18-8
Edición: 1ª, 2017
Encuadernación: Cartoné
Páginas: 328
Dimensiones: 150 x 230 mm
23,95 €

Sinopsis

«Desde las de Poe, las de Max Carrados son las únicas historias detectivescas que merece la pena volver a leer».

George Orwell

Hubo un tiempo en que las aventuras protagonizadas por Max Carrados, competían en popularidad en las páginas de The Strand Magazine con las del mismísimo Sherlock Holmes. Carrados cumplía con todos los requisitos del perfecto detective eduardiano: era inteligente, educado y, al igual que el personaje de Conan Doyle, el cosmopolita y adinerado Carrados contaba con la ayuda de un compañero inseparable, el señor Carlyle. Sin embargo, había algo que le hacía único: Max Carrados era ciego. Algo que nunca supuso un impedimento para que, desde su estudio de Richmond, resolviera siempre con brillantez los misterios a los que se vio enfrentado.

El presente volumen ofrece una selección de sus mejores casos, aquellos en los que las habilidades deductivas del investigador, basadas en sus agudizados sentidos restantes, se muestran en su máximo esplendor.

El autor

Ernest Bramah (Londres, 1868-1942), autor de gran éxito en su época, legó a la literatura, junto con Max Carrados, otro personaje inmortal: el narrador chino Kai Lung, protagonista de una larga serie de historias. Además, su obra de ciencia ficción What Might Have Been influyó decisivamente a George Orwell en la composición de su mítica 1984.

Publicó 21 libros y numerosos relatos cortos. Sus obras humorísticas fueron comparadas con las de Jerome K. Jerome y W. W. Jacobs, sus historias detectives con Conan Doyle, su ciencia ficción política con H. G. Wells y sus historias sobrenaturales con Algernon Blackwood.

Bramah era una persona solitaria que no dio los detalles públicos sobre  su vida personal. Murió en la edad 74 en Londres.

Mis impresiones

Esta es una gran oportunidad para redescubrir o descubrir un personaje más o menos coetáneo del gran Sherlock Holmes. Sin duda no tiene el calado de Holmes ya que éste es el personaje entre los personajes. Conan Doyle, a veces a su pesar, dio en el clavo con su creación, pero esto no quiere decir que no haya otras figuras dignas de ser recordadas.

No es cuestión de compararlos, pero Carrados tiene unas características muy peculiares. Su particularidad especial es precisamente de lo que carece: no puede ver por culpa de un accidente montando a caballo, sin embargo todos sus otros sentidos se han agudizado, algo así más parecido a Matt Murdock de Stan Lee y Bill Everett que al juez Fielding de Bruce Alexander Cook. Reclama que su invidencia le trae ventajas porque nunca se deja engañar por la vista. Coincide con Holmes en que no se preocupa por ganarse un sustento porque vive como un adinerado rentista.

Pero Max Carrados no se basta por sí mismo para resolver los casos y moverse por los lugares, precisa la ayuda del inestimable Parkinson, que conforma el perfecto complemento para las excelentes cualidades del detective, un hombre simple pero con una excelente vista y mejor memoria fotográfica, habilidades muy adecuadas para la resolución de los casos.

Asimismo también aparecen otros personajes como el inspector de la policía Beedel (un “perro pastor” lento, pero constante) y el secretario Greatorex aportando al conjunto de historias solidez narrativa.

Aunque el más importante compañero, más cercano a su dimensión será Louis Carlyle, un viejo amigo de la juventud, reconvertido en detective. A pesar de que Carlyle es el que lleva el título de detective, apenas vemos en los relatos sus capacidades deductivas o su agudeza de observación. Aquí juega un papel más básico, que es conectar a Carrados con la vida social de la que parece algo alejado, dedicándole el tiempo a sus monedas y a hacer que Carrados cumpla con ese servicio a la sociedad eduardiana de la época.

Para este volumen la editorial Siruela, en su colección Biblioteca de Clásicos Policiacos, nos presenta doce relatos sacados de 3 colecciones originales  diferentes: “La moneda de Dionisos”,  “El caso de la señal ferroviaria en Knight’s Cross”, “Tragedia en Brookbend Cottage”, “La última hazaña de Harry el Actor” y “Juegos en la oscuridad”, del volumen Max Carrados (Methuen & Co, Londres 1914); del volumen The Eyes of Max Carrados (Grant Richards, Londres 1923) se recogen “La desaparición de Marie Severe”, “El caso de los champiñones envenenados”, “El fantasma de Massingham Mansions” y “El caso del espía de Kingsmouth”, y de Max Carrados Mysteries (Hodder and Stoughton, Londres 1927) son “El misterio de la desaparición de la Petition Crown”, “La tragedia del piso de Holloway” y “El asombroso caso del testigo desaparecido”.

Max Carrados parece tener una conducta un tanto misteriosa y en sus variados casos obra, a veces, al margen de la justicia. Los temas de los relatos son muy diferentes desde tratar el terrorismo y cuestiones sociales como el problema de la India muchos años antes de su independencia del Imperio (“El caso de la señal ferroviaria en Knight’s Cross”), hasta asuntos mucho más triviales tratados con mucho humor (como en “El fantasma de Massingham Mansions”). Un personaje proclive a ostentar aire de superioridad mostrando un efecto teatral en su forma de actuar.

Giros curiosos y realidad social en estos relatos con una excelente traducción (más 40 notas a pie de página) llevada a cabo con mucha solvencia por el novelista y experto traductor José C. Vales. Desde mi punto de vista su nombre debería aparecer en la portada porque le aporta a la colección de relatos un valor añadido. La lectura en el idioma original es un tanto difícil y Vales recoge perfectamente el tono del autor haciendo posible que todos podamos disfrutar del detective ciego.

Captura de pantalla 2018-04-03 a las 23.41.27

@yoplanetaeris en Instagram

NachoGO

 

3 pensamientos en “Los mejores casos de Max Carrados…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s