Que decidan las cerillas…

Que decidan las cerillas. Carlos Salem.

La primera novela gráfica del atrevido Salem.

FC Que decidan las cerillas

Adaptación gráfica del libro de relatos “El huevo izquierdo del talento”.
Editorial: NAVONA
Ilustrador: Kike Narcea
Prólogo de Antonio Altarriba y epílogo de Carlos Zanón.
Colección: NAVONA_GRÁFICA
Encuadernación: Tapa blanda con solapa.
ISBN: 978-84-17181-14-7
N° páginas: 170
Medidas: 170 x 240 mm.
19€

Sinopsis

En una ciudad sin mar de la que parece imposible escapar, desaparece gente. De noche. Gente de la noche que no le importa a nadie, porque a nadie le importa nada en la ciudad. Un bar. El de Lola, donde a veces suena jazz y a veces disparos. Un flautista que solo consigue tocar sus maravillas sentado en el váter. Un policía que escribe poemas con la misma brutalidad con la que apalea detenidos. Una hermana pequeña y perversa. Un borracho residente y sin convicción, al que llaman el Poe. Y un erudito en el arte de caer, encadenado a esa barra y a ese bar, tan cansado de equivocarse, que confía sus decisiones a las cerillas. Y las cerillas también se equivocan, pero al menos tiene a quien echar la culpa. Una noche en la que no va a ocurrir nada, y ocurrirá todo.

Los autores

Carlos Salem, novelista, poeta y periodista, nació en Buenos Aires en 1959 y reside en España desde 1988. Ha escrito novelas ˗algunas de ellas traducidas al francés, alemán e italiano˗, poesía, relatos y teatro. Su primera obra, Camino de ida, publicada en Navona en 2014, fue galardonada con el premio de la Semana Negra de Gijón y fue finalista del Prix 813 en Francia. También fueron premiadas Matar y guardar la ropa (2008), Pero sigo siendo el rey (2009), Cracovia sin ti (2010) y Un jamón calibre 45 (2011). Navona ha publicado Muerto el perro (2014), En el cielo no hay cerveza (2015), Matar y guardar la ropa (2015), Relatos negros, cerveza rubia (2016) y Cuando mi sombra te alcance (2017) con gran acogida de crítica y público.

Kike Narcea cineasta, guionista y realizador. Comenzó a trabajar con el dibujo haciendo los storyboard de películas como Gente Pez (2001) o Peor Imposible, ¿qué puede fallar? (2002). De entre sus cortometrajes, caben destacar ¡Tía, no te saltes el eje! (Premio del Jurado en el Notodofilmfest 2006), que sirve como materia de estudio para explicar el eje cinematográfico en escuelas de cine de todo el mundo hispanoparlante; y el sainete castizo Telmo y Martina (Sección Oficial, Austin Film Festival 2013). De 2008 a 2010 dirige la sitcom La Tira, para La Sexta. Y en 2013 estrena su único largometraje hasta la fecha: El Tiempo de Plácido Meana. Esta es su primera novela gráfica.

Mis impresiones

Cuando todo da lo mismo… que decidan las cerillas. Cuando el desencanto te vence, la razón está fuera de cuestión, así que… que decidan las cerillas. Esto es lo que piensa Poe (el medio poeta), protagonista de esta última novela gráfica de la nueva colección de la editorial Navona.

Cuajado de personajes que viven en el fracaso, el desengaño, la nostalgia y la falta de ilusión. Policías turbios, un flautista extranjero que se refugia en el alcohol, un perturbado que se acuesta en la carretera a ver si los coches lo esquivan, una mujer que echa de menos su juventud, una dueña de un bar testigo de muchas historias y una hermana manipuladora.

Ahora la visión negra de Carlos Salem se expresa a través de una gran adaptación gráfica de Kike Narcea, que me sorprende que no se haya prodigado más en este campo, ya que tiene un dominio gráfico y de ritmo impresionante. Este trabajo surge de su primer libro de relatos de cerveza-ficción El huevo izquierdo del talento. Se trata de reencontrarnos con personajes ya conocidos por los aficionados a Salem, personajes que vuelven a vivir en Relatos negros, cerveza rubia (Navona,2016).

Gráficamente muy llamativa, mucho negro como corresponde al género, muy libre con toques de underground. Los trazos son grueso y limpios. Los personajes presentan unos rasgos muy exagerados que encajan perfectamente con un ambiente turbio y sin mesura. Las viñetas son todo menos rígidas, me encantaron su secuencia y distribución desigual, los montajes y superposiciones de los personajes sobre algunas viñetas. Todo sujeto a las necesidades narrativas y expresivas, no esclavas del efectismo innecesario. El domino de Narcea de la imagen y las soluciones gráficas a problemas narrativos es francamente muy buena. Me gustó mucho cómo los títulos de las partes (o relatos) se integraban en el ambiente, algo así como hacía Will Eisner con los relatos de The Spirit.

No sé si Carlos Salem deseaba tanto como Luis Alberto de Cuenca aparecer retratado en un cómic, pero si ya pudimos ver a LAC en Viñetas de Plata (Reino de Cordelia, 2017) ahora vemos a Salem haciendo un cameo en el bar de Lola. Me gustaría seguir leyendo adaptaciones gráficas de relatos o poemas de Salem, así el género de poesía gráfica que leímos en Viñetas de Plata, tendría una dignísima continuidad.

Prólogo de lujo de Antonio Altarriba y epílogo de Carlos Zanón. Una obra para las estanterías más exigentes. Lo dicho, tiramos al aire las cerillas y que ellas decidan, sale 8, par, os toca leerla.

@yoplanetaeris en Instagram

NachoGO

Anuncios

3 pensamientos en “Que decidan las cerillas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s