Un violín con las venas cortadas…

Un violín con las cuerdas cortadas. Carlos Salem.

El lado más romántico y poético de Salem, aunque siempre comprometido.

FC Un violín con las venas cortadas 02

Editorial: NAVONA
Colección: NAVONA_FICCIONES
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 978-84-17181-13-0
N° páginas: 352
Medidas: 155 x 235 mm.
14.50 €

Sinopsis

¿Una muchacha descalza haciendo equilibrio sobre la barandilla del Pont Notre-Dame puede cambiar el mundo?

Cerca de ella, el violinista más genial de todos los tiempos (y el menos conocido) toca un Stradivarius sin cuerdas, mientras en ambas orillas del Sena se forma una multitud, armada de sonrisas y pancartas en blanco. Y los gobernantes del mundo, reunidos en París, desesperan, pues no puedes mentirle a un pueblo si no sabes lo que reclama. Un mafioso sentimental, un asesino a sueldo solitario a punto de quedarse ciego, una periodista que, para variar, quiere conocer la verdad, y toda la fauna humana que desde siempre habita los márgenes del Sena serán los personajes de una historia de doce horas en las que todo puede cambiar, o quizás no cambie nadie.

Una historia de amor y traición que empezó en ese mismo puente hace veinte años.

El autor

Carlos Salem, novelista, poeta y periodista, nació en Buenos Aires en 1959 y reside en España desde 1988. Ha escrito novelas ˗algunas de ellas traducidas al francés, alemán e italiano˗, poesía, relatos y teatro. Su primera obra, Camino de ida , publicada en Navona en2014, fue galardonada con el premio de la Semana Negra de Gijón, fue finalista del Prix 813 en Francia. También fueron premiadas Matar y guardar la ropa (2008), Pero sigo siendo el rey (2009), Cracovia sin ti (2010) y Un jamón calibre 45 (2011). Navona ha publicado Muerto el perro (2014), En el cielo no hay cerveza (2015), Matar y guardar la ropa (2015), Relatos negros, cerveza rubia (2016), Cuando mi sombra te alcance (2017) y el recientemente publicado Que decidan las cerillas ilustrado por Kike Narcea con gran acogida de crítica y público.

Mis impresiones

Este autor es un visitante habitual de nuestro PlanetaEris, un habitual con muchos registros. En este caso Salem se eleva sobre sí mismo y conjuga todo su saber hacer para encantarme una vez más con una historia romántica con banda sonora. Mucha música sobrevolando la acción, pero sobre todo el Concierto para violín en re menor de Tchaikovski, una pieza importante para algunos de los personajes. Obviamente no pude sustraerme a escucharla muchas veces para impregnarme mejor de la historia y “participar” más activamente en la trama.

Annete es la narradora que ve el revuelo en el verano parisino cuando una mujer con la cabeza afeitada parece pretender tirarse al río subida a la barandilla de uno de los puentes y atada a una maleta; y está el violinista con el violín con las venas cortadas (véase cuerdas) que habla con ella tratando de impedir que salte, aunque nadie sabe lo que le está diciendo, contándole historias del río y de los puentes. La divulgación de este acontecimiento en las redes sociales impide que este hecho se silencie. Porque esta singular acción tiene tal efecto y repercusión que todo el mundo, hasta los jefes de estado, se verán afectados.

La gente queda dividida en dos grupos, algo difícil de explicar: por un lado están los que pierden su individualidad y actúan como masa y por otro lado el grupo de los que son uno más y se suman a algo superior a ellos mismos, un colectivo formado por individualidades en las que los miembros pueden aprender algo y añaden algo diferente. Algo realmente profundo y narrado por Salem de una forma genial. Una interpretación social muy interesante. Porque los dirigentes necesitan saber lo que necesitamos para poder mentirnos mejor. Salem se acerca a la realidad de una manera diferente a como lo hace con las novelas de género negro.

Una novela que habla de mensajes e interpretaciones, como cada uno de “realidades” cotidianas hacemos lecturas muy diferentes, un mundo donde la viralidad de algo puede transformar las situaciones y los contextos o la verdad misma.

Esta es una obra diferente, Salem ha publicado alrededor de 36 libros, de ellas, 14 novelas, pero solo dos en tercera persona (esta y Cracovia sin ti), algo necesario para una novela llena de personajes de toda índole y procedencia. Desde protagonistas que nos remiten al siglo XIX parisino hasta espías que se llaman Oswaldo Soriano, una madre que pintaba melodías y una hija que fotografiaba silencios, seres muy extremos con buena o mala suerte, inolvidable El Topo, un asesino a sueldo con una gran historia como cada uno de los que se mueven por aquí. Ahora también un violín se hace protagonista de novela coral con casi 40 personajes.

Con tantos personajes es presumible una dificultad narrativa que el autor resuelve con una solvencia muy acertada. La construcción se hace compleja a medida que transcurre la obra, pero como lectores apenas nos percatamos de ello, se precipita el final y las voces se abalanzan hacia el fin. Como lectores no nos confundimos y vamos recibiendo información parcial para mantener una tensión narrativa eficaz. Ahí es donde está el genio de la novela.

Una novela impregnada de lirismo y también del típico humor de Salem. Otra genialidad muy recomendable. Salem es un escritor de asfalto y de ruido urbano, que se mueve como pez en el agua tanto en el género negro como otro tipo de registros. Como siempre nos divierte, entretiene a la vez que hace una aguda reflexión.

Nacho GO

 

3 pensamientos en “Un violín con las venas cortadas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s