El asesinato de mi tía…

El asesinato de mi tía. Richard Hull.

Un sobrino peculiar y su tía

9788490653807_1

Alba Editorial
Rara Avis
Título original: Murder of My Aunt
Traducción: Ismael Attrache y Carmen Francí

Número de la colección: 36
Encuadernación: Blanda con solapas
Nº páginas: 256
ISBN: 978-84-9065-380-7
Dimensiones: 200 x 125 mm.
Fecha publicación: 17-01-2018
18.50€

Sinopsis

Edward Powell es un solterón sin remedio, con un alto concepto de sí mismo, encantado de su sensibilidad, proclive a sentirse humillado y dudosamente perspicaz. Vive en Gales, que aborrece («nada más deprimente que este país bajo la lluvia»), en una población de nombre impronunciable, Llwll, en el caserón familiar, con la detestable tía Mildred, usufructuaria de su herencia —Edward recibe una parca asignación—y recelosa de sus sueños de independencia. Oprimido por la hostil convivencia con esa pariente caprichosa y autoritaria, y harto de la irritación que le producen tanto las chicas del servicio como los vecinos de la zona, se propone liberarse de tantos lastres maquinando accidentes para matar a su tía, cuidándose mucho de no dejar rastro. Consigna en un diario su empeño obsesivo en urdir el asesinato perfecto, sin advertir que su dudoso comportamiento no pasa desapercibido.

El asesinato de mi tía (1934) combina admirablemente estudio de carácter y comicidad. Edward, a pesar del ridículo, tiene el encanto del presuntuoso que no se abochorna de su falta de ética, y la tía Mildred no es muy distinta de su sobrino. Con un acreditado sentido británico de la intriga, Richard Hull tampoco desperdicia algún irónico giro argumental.

El autor

Richard Henry Sampson (conocido con el seudónimo de Richard Hull) nació en Londres en 1896. A los dieciocho años se incorporó al ejército y combatió como oficial de infantería en la Primera Guerra Mundial. Después de la guerra vivió tres años en Francia. Al volver a Inglaterra, montó una oficina de asesoría contable. En 1934 publicó su primera novela, El asesinato de mi tía, que tuvo un gran éxito y a la que siguieron otras del género de crimen y misterio como Keep It Quiet (1935), Murder Isn’t Easy (1936), And Death Came Too (1939), Mi propio asesino (1945) o Prueba de nervios (1952). En la Segunda Guerra Mundial fue auditor en el Almirantazgo de Londres, puesto que conservó hasta su jubilación en 1950. Publicó su última novela, The Martineau Murders, en 1953. Fue asistente de Agatha Christie en la presidencia del Detection Club, una asociación de escritores de novelas policiacas fundada en 1929. Murió en Londres en 1973.

Mis impresiones

Esta es una novela clásica para todos los apasionados de las novelas de misterio y similares. Me confieso muy aficionado al género, de todas las épocas y especialmente a la época “dorada”. Así, estoy muy acostumbrado a este tipo de narraciones.

Releer esta novela fue una grata sorpresa, hacía tanto tiempo que la había disfrutado que apenas me acordaba del contenido. Sorpresa porque era mucho mejor de lo que me recordaba.

Este título fue una de las novelas elegidas por Borges y Bioy Casares para su colección canónica de novela policíaca El Séptimo Círculo (número 101), incluso en las Selecciones Séptimo Círculo (número 21 y traducción de Ivonne Bengelsdorff de Barousse) y también en los años  80, en la de Bruguera, Club del Misterio (número 90). La edición en formato pequeña revista a dos columnas que nunca me convenció.

Así es que sobran razones para reeditar con una excelente traducción al alimón de Ismael Attrache y Carmen Francí, que le da una nueva vida a esta novela de 1934.

Una novela realmente fresca y divertida con una serie de personajes inolvidables. La señorita Mildred Powell, solterona de edad madura, cuyo orgullo reside en el hecho de que su familia ha habitado durante siglos en Brynmawr, cerca de Llwll, la impronunciable aldea galesa. Su sobrino y heredero Edward Powell, que abomina de Brynmawr, Llwll y Gales en general y que desearía vivir en otro sitio más glamuroso.

Herbertson, propietario del garaje Wyneland, que piensa que a Edward no le vendría mal un poco de ejercicio. Hughes, jefe de Correos de Llwll, a quien no le parece apropiado que las novelas francesas sean enviadas por correo. Llewellyn Williams, granjero inglés, arrendatario de las tierras de pastoreo de la señorita Powell. El doctor Spencer, médico de la familia, que desearía que Edward se ganara su propio soporte económico. Violet Spencer, esposa del médico, cuya compañía Edward encuentra sumamente aburrida. Jack Spencer, hijo de Spencer, antiguo soldado del Ejército Territorial. Mary, la criada que clandestinamente le da bizcochos a Edward, sin pasar de ahí, y, por último la cocinera, que, siempre devota de su ama, acostumbra, sin embargo, a escuchar por la línea de extensión del teléfono.

Como podéis ver parece una de tantas novelas de misterio, pero esta tiene algo muy especial porque el interés se aleja mucho de centrar el punto de atención en el crimen o en su resolución. Lo realmente llamativo es la calidad y profundidad de los personajes y la propia construcción de la novela en primera persona. Primero contada por Edward y al final por su tía. ¿Qué se consigue con esto? Que el lector vaya poniendo en cuestión las palabras del personaje narrador poco fiable. El contrapunto lo pondrá la parte final cuando la narradora es la tía.

Edward, un personaje con una alta opinión de sí mismo, va relatando los hechos y contándonos su vida. Edward Powell es codicioso, vago, filofascista, un haragán sin oficio terco y egoísta. Una joyita…pero ¿es muy diferente la persona que lo educó?

Un libro altamente recomendable para cualquier lector o preferencia de género. Richard Hull  no se prodigó mucho en su oficio de escritor, una lástima. Otra rara avis para la colección.

Captura de pantalla 2018-02-13 a las 23.50.31

@yoplanetaeris en Instagram

Nacho GO

 

Anuncios

3 pensamientos en “El asesinato de mi tía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s