Volt…

Volt. Alan Heathcock.

volt_alan_heathcock

EDITORIAL Dirty Works
TÍTULO ORIGINAL Volt
TRADUCCIÓN Javier Lucini
ENCUADERNACIÓN Tapa blanda
Nº PÁGINAS240
ISBN978-84-944141-3-8
DIMENSIONES210 x 140 mm.
FECHA PUBLICACIÓN 2016
21.50€

Volt llegó a mí a finales de 2016 atraída por una portada que resultaba tan inquietante como llamativa que cumplió su función y que rápidamente me encontré hojeando en la librería. Me cautivó la primera página, su prosa, el comienzo de la historia y la edición, maravillosa. Tardé en leerlo, no sé ni por qué pero en agosto del año pasado, en un día de esos de tormenta veraniega me acordé de las torres de alta tensión que había en aquella portada que tanto me había gustado y me propuse viajar a Krafton, un pequeño pueblo imaginario de América del que cualquiera que allí viva parece que solo guarda el anhelo de marcharse colándose en un tren de mercancías que atraviesa sus tierras. Decidí saltarme ese paso y quedarme a observar qué había en esa población sacada de la América más profunda.

La sinopsis de Volt quizá aleje esos lectores que le temen a los libros de relatos, porque eso es lo que nos dejan ver nada más leer lo que se supone que sería el primero de ellos, sin embargo a medida que nos adentramos en la lectura vemos que esta recopilación de historias queda varada entre la novela y el cuento para ofrecernos una serie de personajes que van entrelazando, sobre todo, la sensación de estar atrapados en el miedo, el remordimiento, la mala suerte y las decisiones tomadas de manera errónea  que los dirigen sin remedio a situaciones que rápidamente conectaremos para olvidarnos de que son relatos lo que estamos leyendo.

Leer Volt es una experiencia diferente que viene a mi memoria una y otra vez, como si nos sentáramos en una hemeroteca a echar un vistazo a todas los sucesos que han tenido lugar en un pueblo apartado al que nadie quiere conocer y con unos personajes por los que el autor no tiene compasión ninguna y los acaba exprimiendo para nosotros de tal manera que cada historia nos sorprende más que la anterior, incluso por momentos rozando el disparate, hasta que creamos una conexión entre ellos y nos damos cuenta de que nada en Krafton ocurría porque sí, una tierra que traga a sus habitantes.

La prosa con la que nos acompaña en cada una de estas historias nos hace tomar aire en un ambiente hostil, el mismo aire que cada día respiran sus personajes: un granjero que atropella a su hijo accidentalmente con su tractor, un padre que pide a su hijo que le ayude a esconder un cuerpo, una noche salvaje de un grupo de adolescentes, Helen encontrando los restos de una joven asesinada… todo eso ocurre en Krafton, ese lugar cruel y a veces violento que el autor describe a través de hombres y mujeres atormentados por traumas emocionales que los llevarán al límite, sus emociones, a veces, pocas, dejando un hueco a la esperanza o poniendo una miga de humor que pasa totalmente desapercibido pero que nos sirve para inspirar más profundo. Una lectura lúgubre, de esas que a veces vamos a buscar quizá para hacernos ver a nosotros mismos que vivimos en un lugar más limpio. Me ha gustado.

Captura de pantalla 2018-01-29 a las 21.13.34

@yoplanetaeris en Instagram

Eris

 

Anuncios

3 pensamientos en “Volt…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s