Espejismo 38…

… de Kjell Westö

5aac173731b8c0aff6953cff67413e47

Editorial: Nórdica
Traductor: Carmen Montes Cano
Tamaño: 14 x 22 cm.
Encuadernación: Rústica
Páginas: 400
ISBN: 978-84-16440-99-3
23,50 €

Empece a leer Espejismo 38 el día 3 de enero de este año y conseguí terminarlo el 14 de agosto. La sinopsis me cautivó en un día navideño de esos que el frío nos cala los huesos en el norte y decidimos entrar al abrigo de la librería. Nos hablaba de un club de caballeros ambientado en una época convulsa, en 1938, y de una secretaria finlandesa que vivía atormentada por los recuerdos que la guerra civil de su país había dejado impresos en ella y que trataba de olvidar.

En ese club de caballeros que menciono se trataban los temas en auge en aquel entonces, política sobre todo, y entre puros y copas discuten cada miércoles lo que está generando la política de Hitler en la población europea, furia y fascinación son los sentimientos encontrados que se respira en las calles y que augura un futuro incierto y preocupante.

Pero a pesar de que este club tiene un peso importante en la novela enseguida se da uno cuenta de que la protagonista, Matilda, es una mujer peculiar que trata de dejar a un lado su pasado hasta que uno de los asistentes a los encuentros de los miércoles en el bufete de su jefe abre la caja de pandora y Matilda vuelve a torturarse con algunos de sus recuerdos. El detonante no es más que una voz que pensó olvidada pero nada más oírla todo regresa a su mente.

Aparentemente una trama que prometía, bajo el respaldo del Premio de Literatura del Consejo Nórdico 2014, y en la que me resultó interesante adentrarme una vez más por ambientarse en una época de la que nunca me canso de leer y que además como guinda nos traía a un testigo de la guerra civil finlandesa, de la que poco conocía.

No estamos ni ante una prosa complicada ni una trama enrevesada, es más, a medida que uno se adentra en la lectura es capaz de pasear por algunas de las calles de Helsinki y comprobar que algunos de los establecimientos y monumentos existen o existieron en el momento en el que ocurre la narración (cómo me gusta curiosear estos detalles) y sin complicaciones nos vamos de la mano de Matilda y sus luchas internas, un desdoblamiento de personalidad que al comienzo de la novela me maravilló… pero una vez sobrepasado el ecuador consiguió que todos estos ingredientes que en principio podrían haber generado una historia entretenida como poco se convirtió en algo monótono que me aburrió soberanamente y que sólo el hecho de estaba convencida de que la historia cambiaría en algún momento para volver a cómo me cautivó en sus cien primeras páginas hizo que cada poco tiempo retomara el libro para que se hiciera el milagro. Conseguí terminarla en ocho meses con sabor amargo quizá porque no he comprendido lo que esta eminencia de la literatura nórdica quería contarme.

Captura de pantalla 2017-09-28 a las 21.32.36

@yoplanetaeris en Instagram

Eris

Anuncios

Un pensamiento en “Espejismo 38…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s