Ross MacDonald en…

La Wycherley y El coche fúnebre a rayas

Novela negra clásica.

Front Cover Demasiados cocineros

Editorial: Navona Editorial
Colección: Navona Negra
Traductor: Eduardo Adrián Hojman Altieri
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
Nº páginas: 368
ISBN: 978-84-16259-33-5
Dimensiones: 230 x 150 mm.
Fecha publicación: 01-11-2015
19.00€

9788416259397

Traductora: Nazaret de Terán Bleiberg
Nº páginas: 384
ISBN: 978-84-16259-39-7
Dimensiones: 230 x 150 mm.
Fecha publicación: 01-12-2015
19.00€

El autor

Ross Macdonald (Los Gatos, 1915 -Santa Bárbara, 1983) Es el pseudónimo del novelista Kenneth Millar.

Kenneth Millar estudió Canadá donde conoció a la también escritora Margaret Sturm, con la que casó en 1938.

Comenzó su carrera literaria en revistas pulp mientras estudiaba en la Universidad de Míchigan. Escribía entonces con el pseudónimo de John Macdonald, para evitar toda confusión con su mujer, que escribía con éxito bajo el nombre de Margaret Millar. Finalmente lo cambió por el de Ross Macdonald.

Durante  el final de la segunda guerra mundial fue oficial de transmisiones de un navío, para luego regresar a la universidad, donde se doctoró en 1951. Dedicará su vida a escribir.

Durante los años cincuenta Ross volvió a California y pasó sus últimos años en Santa Bárbara, lugar donde están ambientados gran parte de sus libros.

Influenciado por los grandes del género negro como Dashiell Hammett y Raymond Chandler, está considerado como uno de los más lúcidos herederos de la época dorada de la literatura negra americana.

Mis impresiones

Este verano fue una buen momento para revisar estanterías y dedicarle un tiempo a algunos libros que fui posponiendo en los últimos meses. Pienso que siempre es bueno tener reservas literarias en un mundo convulso donde cualquier cataclismo es posible, natural o por la mano del hombre. Así que siempre tengo guardados libros que dejo un poco de lado sin ningún motivo fundado más que la falta de tiempo.

De esta forma conseguí que por fin le llegara el turno a Ross Macdonald y a su Lew Archer. Leí los dos libros casi seguidos por eso creo que es mejor hacer una entrada doble con la idea de no aburrir. La editorial Navona retomó en 2015 la edición de las obras de Macdonald allí donde RBA había dejado de hacerlo, pero por el momento solo tenemos estas dos novelas, siempre con la cuidada edición de Navona y sus traductores acreditados en las portadas para resaltar sus estupendos trabajos.

En La Wycherly, Lew Archer tiene grandes posibilidades de que le imputen en un homicidio. Wycherly, un hombre del sur de California lo ha contratado para que encuentre a su hija. Cuando llega a San Francisco, el rastro de la muchacha de ojos oscuros lleva al detective directamente hasta su madre, la rubia y alcohólica ex esposa de Wycherly. En ese momento empiezan a producirse muertes, y antes de que pueda encontrar el sentido de algo de lo que ocurre, tanto la madre como la hija desaparecen. En medio de un laberinto de niebla y asesinatos, pasiones equivocadas y extorsiones, Lew tiene que encontrar tanto a la mujer Wycherly que está muerta como a la que todavía sigue con vida…

En El coche fúnebre a rayas, el detective Lew Archer recibe del coronel Mark Blackwell el encargo trivial de investigar los antecedentes y la personalidad de Burke Damis, un pintor pobre, rebelde y desconocido que amenaza convertirse en marido de su hija única, próxima a recibir un sustancioso legado. No obstante, la investigación rutinaria pronto se ve complicada por una desaparición y por un asesinato, relacionados con Damis, y se desencadena una trepidante sucesión de acontecimientos que descubre progresivamente el particular entramado de dolor, pasión y frustración que articula las acciones y omisiones de los personajes.

Estas dos novelas comparten entrada por que tienen muchas similitudes, obviamente, no solo la autoría, sino el hecho de presentar dos tramas muy complejas y excelentemente desarrolladas, una narración descriptiva y que profundiza en los personajes y por un tema recurrente en Macdonald: los secretos de familia y los asuntos turbios que aunque se intenten cubrir, siempre salen a la luz. Y el encargado de esclarecer los hechos es Lew Archer.

Algunos diálogos y observaciones de Lew son para enmarcar.

“Cada vez que mencionaba su nombre, lo empapaba de emoción. Traté de deshidratarlo un poco.” De La Wycherly.

La forma de escribir es muy especial, lo diferencia del estilo de la época, las descripciones son contenidas y metafóricas. Por supuesto que el lector no tiene que ser consciente de la figura literaria, las emplea para dejarnos una fuerte impresión descriptiva de las acciones y personajes, para muestra un botón de El coche fúnebre a rayas.

“Dijo que no con la cabeza y el peinado se le deshizo un poco. Daba la impresión de que toda su personalidad estuviera sujeta por alfileres.”

Descripciones ágiles y con elipsis, tramas complejas con muchos giros para lograr confundir al lector hasta el mismo final. Esto es lo que podéis encontrar en cualquiera de estas novelas; y, sobre todo, un detective inteligente e intuitivo, comprometido con su trabajo por encima de todo. Los aficionados que se quieran alejar un poco de los detectives de nuestra época, alcoholizados, con graves problemas, mirándose el ombligo, donde su problemática forma una parte muy importante de la narración, tienen en Macdonald la alternativa perfecta para meterse de lleno en libros de gran calidad literaria e interés pleno en el desarrollo de la trama.

Una auténtica novela negra americana, diferencias sociales, secretos de los ricos y miserias de los pobres, y en el medio, poniendo a todos en su sitio en California, está Lew Archer, detective privado.

Nacho GO

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Ross MacDonald en…

  1. Pingback: Coming Soon… | LibrosEris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s