Latidos…

… de Franck Thilliez.

portada_latidos_franck-thilliez_201706121627

Editorial: Planeta
Colección: Planeta Internacional
Encuadernación: Tapa blanda
Nº páginas: 624
ISBN: 978-84-08-17325-0
Dimensiones: 230 x 150 mm.
Fecha publicación: 06-06-2017
20.90€

Sinopsis

Camille Thibault es una joven policía que sufre de horribles pesadillas desde que recibió un trasplante de corazón años atrás. En ellas aparece siempre la misma joven pidiéndole ayuda de forma desesperada. Cuando su nuevo corazón empieza a dar signos de rechazo, Camille tendrá una única obsesión: encontrar a su donante y descubrir su pasado.

Mientras, el investigador de la policía de París Franck Sharko deberá hacer frente al caso más difícil de su carrera: la muerte de doce jóvenes y la conexión con una mujer que reaparece, ciega, tras pasar mucho tiempo bajo tierra. Pero algo extraño sucede: a cada pista sobre la investigación que Sharko persigue, una mujer policía se le adelanta…se llama Camille y es policía.

El autor

Franck Thilliez (Annecy 1973) es un escritor francés, además de ingeniero en nuevas tecnologías. Su género es el policíaco y de terror, apareciendo en sus novelas personajes de mentes enfermizas y criminales. En ellas, muestra una gran preocupación por los temas sociales.

Su primera novela fue El ángel rojo (Train d’enfer pour Ange rouge, 2004), pero hasta la publicación de La chambre des morts, en 2005, no pudo dedicarse a tiempo completo a la escritura.

Le chambre des morts ha sido llevada al cine en 2007 por Alfred Lot. En 2010 publica El síndrome E, primer volumen de un díptico sobre la violencia, seguido de Gataca en 2011 y Atomka en 2012.

Mis impresiones

Continúan las aventuras de Sharko y Henebelle en una novela que comienza con las pesquisas de un agente de policía, Camille, en la búsqueda de identidad de la persona de la que procede su corazón trasplantado, un corazón que late en su interior, pero que no se comporta como debiera esperarse. Thilliez enlaza esta historia con la irrupción de un nuevo caso en la vida cotidiana de la pareja de policías que protagoniza las novelas de este autor de género negro.

Como en anteriores trabajos de Thilliez, nos vemos inmersos en un universo de maldad en lo más bajo de la condición humana, aunque nunca ajeno a ella. Una maldad universal que trasciende y traspasa fronteras geográficas.

Tráfico de órganos en Europa, experimentos en humanos en Argentina y robo de niños en España al abrigo de dictaduras, regímenes que tienen la corrupción como característica institucional. A pesar de tratar temas bastante candentes me da la impresión de que no profundiza tanto en la investigación y exposición como en otros trabajos. Aquí se centra mucho más en el drama humano y en sufrimiento de las víctimas y los sujetos afectados. Nos estremece como siempre con el grado de crueldad que pueden mostrar los seres humanos y cómo se entrelaza con necesidades básicas y afán de supervivencia.

Porque si por un lado tenemos tráfico de órganos y muertes de inocentes, del otro lado tenemos a los receptores que cierran los ojos para recibir un órgano que necesitan para seguir con sus vidas. Cundo tenemos robo de niños, la contrapartida es la necesidad de unos padres de criar unos hijos como si fuesen propios. Así encontramos el bien y el mal en el mismo plano, las dos caras de la misma moneda. Creo que el punto de vista del autor está claro, exponer la necesidad enfrente a la crueldad sin empatía para sacar réditos, ya sea económicos o para satisfacer sus depravaciones.

Aparte de los interesantes temas tratados, el que me llamó más la atención es de memoria celular y cómo se va metiendo en la trama y en las motivaciones de la acción.

Según esta teoría, la información guardada en la memoria celular nos condiciona de tal manera, que nos predispone a percibir y comportarnos de una manera determinada. Si nos comparamos con un ordenador, diríamos que somos el disco duro, la memoria celular es la base de datos de ese disco y los archivos dentro de la base de datos son las memorias celulares. Todas las experiencias estarían grabadas en las células de nuestro cuerpo como los archivos que guardados en un ordenador. De esta manera, lo que está archivado influye en la forma en que nos relacionamos y afrontamos las situaciones, el modo en que reaccionamos en situaciones de estrés y cómo manejamos los desafíos emocionales. Así, ¿qué pasa con un corazón trasplantado con ADN diferente al nuestro?

Todos los personajes están bien identificados y sus acciones bien justificadas, nada rechina en una novela muy entretenida y bien construida, con el típico personaje maligno que, imagino, tendrá más desarrollo en la siguiente entrega que saldrá en septiembre: Pandemia.

Una sorprendente novela para disfrutar este verano y esperar a empezar el otoño con la continuación.

Nacho GO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s