El cielo es azul, la tierra blanca…

… de Hiromi Kawakami.

Una historia de amor.

eal28710

Traductor:  Marina Bornas Montaña
Sello: ALFAGUARA
Fecha publicación: 05/2017
Idioma: Español
Formato, páginas: TAPA BLANDA CON SOLAPA, 216
Medidas: 153 X 238 mm
ISBN: 9788420423883
17.90 €

El cielo es azul, la tierra blanca es un título al que no me hubiera acercado si no hubiera sido por la recomendación de MientrasLeo y es que el hecho de que se presentara como una historia de amor me echaba para atrás. Sin embargo, esto es uno de esos ejemplos que te hacen abrir el punto de vista hacia las novelas con tintes románticos y hoy me considero afortunada por haberme obligado a leerlo.

La historia comienza con una Tsukiko de 38 años, solitaria, que nos cuenta de primera mano cómo se reencontró con su “maestro” de japonés en el instituto y así se dirigirá a él durante toda la novela, como “maestro”. Recuerda su nombre pero no es relevante, ni relevante es el recuerdo de sus clases, a las que no parecía prestar demasiada atención. Desde que Tsukiko se graduó no volvió a verle hasta coincidir con él en una taberna que frecuentaba.

Hacía tiempo que no me cruzaba con una novela en la que se intuye el final con solo leer la primera frase. Pero no nos importa, lo que nos importa no es el qué, es el cómo. Conocer a estos personajes a través de una prosa cargada de belleza que avanza lentamente a lo largo de las distintas estaciones del año, transportándonos a las situaciones y conversaciones que se generan en unos espacios reducidos, entre los que predomina esa taberna, donde juntos nos van mostrando cachitos de sí mismos a la vez que se van conociendo es un regalo que se traduce en poco más de 200 páginas que se saborean sin pestañear.

Enseguida nos damos cuenta qué es lo que Tsukiko y el maestro tienen en común, entre ellas la soledad y su afán por la bebida son las más destacadas. Poco a poco su relación se convierte en un no poder estar el uno sin el otro y somos testigos no solo de cómo se va produciendo esa dependencia sino que además conocemos todo lo que sus dos personajes guardan en su interior. Tsukiko es una mujer atípica en la sociedad japonesa y así lo deja claro con una rebeldía que la diferencia del resto de mujeres que la rodean. Su tendencia a evadirse bebiendo sake, con una gran dependencia del trabajo en la que se resguarda para no tener tiempo para relaciones personales. Esa rebeldía que parece caracterizarla se debilita cuando se encuentra en contacto con el maestro, sucumbiendo a los pequeños reproches con que éste la reprende y con los que por momentos se hace vulnerable.

Los días van pasando y no solo somos testigos de la añoranza mutua que se va dando en ambos al estar separados y que los van llenando de temores hacia lo que les ocurre, negándose a sentir pero demostrando que no solo siempre ocurre lo que nosotros estamos dispuestos a permitir sino que a veces el día a día nos va llevando por un camino que no descubriríamos si no nos dejáramos llevar por la vida.

Por todo esto El cielo es azul, la tierra blanca trata, en efecto, de una historia de amor. Sin embargo no nos vamos a encontrar con algo cursi ni ridículo. Lo que aquí tenemos es una bellísima historia cargada de realismo en la que poco a poco se forjan las bases de una relación con una consistencia que conmueve entre dos personajes solitarios que no buscan nada y que se encuentran con todo a partir de la cotidianidad y la simplicidad de la vida diaria, con una narración tan sensible que te va encantando como si de un conjuro se tratara. Una historia realmente hermosa que tardaré en olvidar.

Eris

GuardarGuardarGuardarGuardar

Anuncios

4 pensamientos en “El cielo es azul, la tierra blanca…

  1. Este es uno de tantos libros maravillosos de literatura japonesa. Tuve la misma sensación que tú; pero en realidad la historia no me importa nada. He leído otros dos libros de ella y siempre permanece en mí un estado de ánimo, una sacudida emocional que me va recorriendo a medida que leo y que permanece en mí. Profundiza si quieres en otros contemporáneos o clásicos del XX, hay un filón. Y no solo hablamos de Murakami, probablemente el más occidentalizado de todos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Coming Soon… | LibrosEris

  3. Pero qué preciosidad de portada, me encanta ❤
    Ahora, el libro no tanto, me llama la atención la temática y la ambientación, pero parece muy una novela de personajes, y eso no es lo mío. Va a ser que esta vez no me lo apunto, pero me alegro de que hayas disfrutado con su lectura 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s