El rostro del tiempo…

… de Imma Turbau.

images

Nº de páginas: 216 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: NAVONA
Colección: Ficciones.
ISBN: 9788416259793
19,00 €

“Recuperé la conciencia de repente, sin transición, sin mareos. Fue como si me quitaran una venda en la oscuridad: tenía los ojos abiertos y me rodeaba la negrura más espantosa. Parpadeé muchas veces, intentando cerciorarme de que no había perdido la vista. Solo lo tuve claro cuando levanté la cabeza hacia donde debía estar el cielo y vi centenares de estrellas que aprovechaban la ausencia de luna para brillar como si quisiera deslumbrarme, aunque su luz no iluminaba nada. La noche estaba quieta. No tenía miedo a la oscuridad pero sí a la muerte, a encontrarme indefenso, a ser víctima de un accidente estúpido, a terminar mi vida de modo ridículo.”

Así comienza El rostro del tiempo, una novela de la que solo hizo falta la portada para acercarme a ella quizá por la relación personal que me une con ese cuadro que no me canso de mirar, de la misma forma que sería capaz de ponerme en la misma situación que la mujer en la ventana a ver pasar… el tiempo.

Y así nos trasladamos a la Costa Brava a través de un viaje que Carlos, el protagonista, un hombre que ha alcanzado el éxito laboral en su vida pero que sin embargo se da cuenta de que hay muchas cosas que se ha perdido por el camino, decide coger el coche para desconectar de una vida con la que no es feliz, sin rumbo. En una de sus paradas la casualidad le brinda la oportunidad de encontrarse consigo mismo y entonces ese azar le hace conocer a Carla, una mujer que vive en una casa apartada de la zona, sin tecnología de ningún tipo, no hay relojes ni teléfonos y sobre todo… prisa.

La novela transcurre en capítulos con títulos que son los días de la semana en los que la pareja te hace viajar al pasado de los mismos y cómo ese pasado desordenado para ambos va cogiendo una forma en la que curiosamente las piezas de ese puzzle que algún día cada uno perdió van apareciendo y encajando sin darnos cuenta, producto de eso que llamamos el destino y que a todos nos gustaría que llenase nuestras vidas, llamadme romántica.

Soy muy partidaria de sumergirme en novelas cuyas sinopsis no me adelanten nada de lo que me voy a encontrar y esa es la razón por la que me he tomado la libertad de dejaros con la misma incertidumbre antes de leerla que he sentido yo. Una novela que transcurre rápido y de la que si alguien me hubiera contado un poquito solo de lo que me iba a encontrar la hubiera mirado con recelo teniendo en cuenta que no me acerco a las historias de amor, quizá por miedo. Pero sin embargo sí que soy muy fan de las historias en las que las sorpresas se mezclan con las casualidades para brindarte respuestas, que es precisamente lo que estos dos protagonistas encuentran a través de un libro misterioso que la ha convertido en una novela deliciosa que se lee en un suspiro y que te deja la sensación de que todo pasa por una razón.

Porque cinco años pueden no significar nada en una vida, y cinco segundos, en cambio, contener la eternidad es una de las razones con las que Imma Turbau, autora de ideas copernicanas de la que nos cuentan que no tiene problemas hasta que los ha resuelto, nos anima a leer El rostro del tiempo, en ese lugar en el que el tiempo no importa, donde tenemos cuartos secretos, libros, cuadros, hoteles extraños, habitantes curiosos y una historia que es más que una historia de amor, es esa historia que a todos nos gustaría que nos ocurriera, porque son raras las ocasiones en que la vida te guiña un ojo y estás mirando.

Eris

Anuncios

Un pensamiento en “El rostro del tiempo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s