Ilustres raperos…

… de David Foster Wallace y Mark Costello.

Ilustres

Malpaso
Traducido por Javier Calvo
ISBN 978-84-16665-14-3
224 páginas
Tapa dura
19,00€

Descubrir a un autor como Wallace ha sido una de las cosas de las que más me alegro en los últimos meses y digo meses porque mi devoción por el autor no viene de lejos. Fue con su El tenis como experiencia religiosa con la que me estrené y pocas páginas hicieron falta para echarme las manos a la cabeza y pensar en por qué había tardado tanto en descubrirle. Reconozco que fue el miedo a sucumbir ante su prosa la que me paraba en seco y sobre todo su Broma infinita a la que me acerqué con cautela y salí maravillada de la experiencia así que cuando Malpaso anunció que publicaría Ilustres rateros faltaron los segundos para querer hacerme con él.

Nos trasladamos a 1989, importante dato para comprender y deleitarse con este ensayo, en el momento en que David Foster Wallace se traslada a Boston para cursar el posgrado en filosofía estética de Harvard. Se mudó al apartamento de su antiguo compañero de piso en la universidad, Mark Costello. Sus intereses comunes les llevaron a mimetizarse con un entorno que poco a poco se abría camino en una sociedad que tenía mucho que reivindicar.

En esta publicación de poco más de 220 páginas encontramos a un par de jóvenes a los cuales una cultura por entonces callejera consiguió despertar tanto su interés como para hacer una disección de un género musical que se apoyaba en la queja y reflejaba la vida en las calles de una minoría deseosa de lograr oportunidades en una sociedad en la que parecían no tener hueco y para ello tenían un arma, el rap.

Reconozco que mis conocimientos sobre el tema rozaban el desconocimiento absoluto y que en ocasiones, sobre todo en la parte en que Costello toma el timón de la narración me resultó algo costosa por la cantidad de datos con los que era necesario acompañar a Wallace, ese Wallace que poseía un don para hacerte partícipe de cualquier tema con el que quisiera deleitarte y que en esta ocasión trata de que encontremos el mismo sentido que él le vio a un modo diferente de expresarse por medio de la música. Una vez más lo hace bien, muy bien, analizando el porqué nació rap y lo necesario que resultó para muchos en el momento, acompañando todo esto con algunos sucesos históricos de los que algunos hemos sido testigos desde el otro lado del charco.

El recorrido que ambos hacen para nosotros inmiscuyéndose juntos en lugares donde los blancos eran intrusos y cargando sus espaldas con anécdotas que nos trasladan a la perfección a situaciones de las que más de uno saldríamos por piernas es una de las cosas por las que me reafirmo como fan total de Wallace, capaz de hacer interesante un tema al que si no fuera de su mano no me acercaría, incluso hacerlo divertido en ocasiones, porque sí, yo me río con él, su forma de narrar es única, era…

Ilustres raperos ha resultado una lectura que me ha aportado una visión diferente de algo que ahora considero un modo de vida y que a pesar de las menciones que Wallace hace a la delincuencia, bandas, asesinatos que bañaron quizá con demasiada frecuencia a algunos de los mencionados en este ensayo, consigue que tu punto de vista cambie e Ilustres raperos se convierta en una explicación necesaria de un fenómeno cultural que hoy en día sigue conservando lo esencial, su fuerza revolucionaria.

Eris

Anuncios

2 pensamientos en “Ilustres raperos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s