El bazar de los malos sueños…

… de Stephen King.

el018411

Traductor: Carlos Milla Soler
Sello: Plaza&Janés
Fecha publicación: 02/2017
Formato, páginas: Tapa dura con sobrecubierta, 608
ISBN: 9788401017322
Precio: 23,90 €

“Algunos de estos cuentos ya se habían publicado previamente, pero eso no significa que por entonces estuvieran acabados, o ni siquiera que estén acabados ahora. La obra de un autor no está terminada hasta su muerte; siempre pueden venirle bien unos retoques y unas cuantas revisiones más. Otros son nuevos. Hay algo más que quiero que sepas, Lector Constante: me alegro mucho de que los dos sigamos aquí. Genial, ¿no?”

 S.K.

Así nos invita Stephen King a entrar en su nuevo libro de relatos al que me acerco, como lectora constante, con la misma ilusión de siempre. A estas alturas ya sobran palabras para explicaros lo que disfruto con sus historias y no me queda más remedio que ir directa al grano.

El bazar de los malos sueños podría parecer un libro de relatos más del autor pero esta vez tenemos una sorpresa añadida en el libro y es que no solo tenemos la suerte de disfrutar de cada una de las historias que el autor ha decidido incluir con gran acierto sino que además estamos de enhorabuena porque King ha querido premiarnos a sus asiduos lectores con una introducción a cada uno de ellos. Con ese trocito de sí mismo nos cuenta los orígenes y los motivos que lo llevaron a escribirlos que incluso a veces intercala con detalles autobiográficos con los que consigue esa sensación en el lector de estar observándolo entre bambalinas.

Y empieza la fiesta… a través de 20 relatos en los que el autor vuelve a sorprendernos con su don para caracterizar personajes, describir situaciones, estancias y momentos inolvidables que se te quedan grabados en la retina de manera que si alguna vez tienes la suerte de cruzarte con una mínima parte de esas descripciones con las que nos deleita… te viene la novela/relato a la mente de una manera mágica.

Normalmente cuando leo relatos no suelo desglosar cada uno por separado en mis impresiones para no asustaros pero en esta ocasión me he venido arriba y os he preparado un trocito de las sensaciones que cada uno de ellos me ha dejado.

El título que abre la colección es el ya conocido para muchos Área 81 que transcurre en una estación de descanso abandonada en la que curiosamente también se encuentra una camioneta “abandonada” que tiene mucho que contarnos. Le sigue Premium Harmony que más con el que más que un relato de terror King echa mano de un poco de humor retorcido para presentarnos a un matrimonio sumido en una crisis de pareja. En Batman y Robin tienen un altercado, título que me hizo sonreír esperándome una historia disparatada al más puro estilo del autor, nos encontramos una de esas historias con una caracterización de personajes excelente transportándonos a un momento de la vida del protagonista en el recuerda una noche de Halloween vivida con su padre, ahora anciano y enfermo de Alzheimer. La duna es un relato oscuro con un final estupendo que además es uno de los favoritos del autor. Niño malo me encantó, uno de mis favoritos del libro, del que es mejor no contar nada para no estropearlo, genial lo que transmite el narrador de la historia y cómo lo hace. Nos acerca también al western en Una muerte y con La iglesia de los huesos nos transporta a la poesía, sí, King también escribe poemas y este me ha gustado mucho, muy inquietante y sin adornos.

Tomemos aire… porque ahora toca La moral, que es otro de mis favoritos, en el que nos trae a una pareja que por razones económicas decide aceptar una propuesta un tanto descabellada. El desenlace de la historia y las consecuencias que las decisiones de los protagonistas consiguen azotarlos me ha encantado. Pero una colección de relatos sin que King se acercara a la muerte en sí era inviable así que nos trae Más allá en el que el protagonista es el alma de un hombre. No digo más porque es sumamente corta y merece la pena adentrarse en ella.

Llegamos entonces al ecuador del libro con Ur, un relato que al principio no me conseguía atrapar pero finalmente la intriga me podía y oye… me hizo pensar en La torre oscura y sus universos paralelos donde de repente nos seduce con la posibilidad de encontrarnos obras inéditas. Y me salto el cortísimo Herman Wouk todavía vive, porque es de los pocos que no me gustaron demasiado, para llegar al relato con el que mejor me lo he pasado, sin duda, el mejor: No anda fina, una genialidad del autor que con solo un par de pinceladas te pone en alerta hasta el final del relato. Tiene un par de momentos en los que mis ojos no daban crédito a lo que leía. Me ha encantado.

Un penúltimo impulso para conocer a Billy Bloqueo, con el que reconozco que llegué a aburrirme un poco, demasiada terminología de béisbol quizá. Sin embargo me ha gustado conocer a la pareja de ancianos que protagonizan Pimpollo con el que King vuelve bailar con la muerte a su manera, como él sabe ;). Con Tommy el autor vuelve a traernos otro poema y conocer a El diosecillo verde del sufrimiento, a pesar de haber llegado al borde de sentir yo misma el dolor que con tanta maestría  describe el protagonista, me ha gustado. Seguimos recorriendo nuestro bazar para subirnos a un autobús que es otro mundo (Ese autobús es otro mundo) para fantasear con las vidas de los que hacen uso del mismo, ¿acaso no lo hacemos todos?

Los tres últimos relatos de este volumen son estupendos. Con Necros conocemos a un periodista con un don macabro que se encarga de escribir la sección de necrológicas y con el que King hace que algo impensable y original nos entretenga e incluso nos resulte divertido hasta que llega el turno de Fuegos artificiales en estado de ebriedad, un relato con el que reconozco que me lo pasé de fábula y que llegó a despertar en mí deseos de venganza, como poco de la misma magnitud que la de unos protagonistas sumidos en la búsqueda de los fuegos artificiales más impactantes e inolvidables para los habitantes de una pequeña localidad. No sé si King lo ha hecho a propósito, imagino que sí, pero el último relato Trueno en verano consigue transmitir la desolación y el vacío que viven los protagonistas de una situación postapocalística en la que no hay sitio para las rarezas y lo único que se respira es la soledad y la tristeza por la pérdida de todo.

Con la desolación de este último relato cerramos El bazar de los malos sueños, con tristeza, huérfanos de nuevo hasta que nuestro escritor constante vuelva a premiarnos con sus historias, con su don.

Eris

Anuncios

4 pensamientos en “El bazar de los malos sueños…

  1. Sin duda, este autor siempre consigue sorprender, eso de las pequeñas introducciones me parece una idea muy buena. Pero no me animo con el libro, las historias de terror no son lo mío.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s