Pregúntaselo a mamá. Pregúntaselo a papá…

… de Cristina Petit.

Hoy llueve y toca quedarse en casa. Por suerte, Martín tiene unos padres fantásticos que nunca le dicen NO. Y es que están muy ocupados y quieren aprovechar el día para hacer mil cosas. Así que Martín también lo aprovechará, y mucho…

¿Cómo puede acabar un día de gamberradas en libertad?

9788498458176_04_g

Formato: 20×25 cm
Páginas: 40
Edición: 1
ISBN: 9788498458176
Traductor: Edicions Bromera
Ilustrador: Anton Gionata Ferrari
15,95 €
Leer un fragmento aquí

Los autores

Cristina Petit nació en Bolonia. Actualmente es profesora de escuela primaria, y ha trabajado para distintas causas humanitarias. Apasionada por la ilustración, el arte y la fotografía, es responsable del blog Maestrapiccola.

La autora tiene el blog “Maestrapiccola”, escribe según su experiencia como maestra en una escuela primaria, una muestra de sus pensamientos en un diario. De septiembre a junio, día tras día, las historias de todo un año escolar cobran nueva vida. Una parte del blog, la más bonito, la más emotiva, las más importantes se han convertido en un libro. Son pequeñas historias que nos hacen sonreír, nos conmueven, entretienen. Emerge poco a poco el retrato de la escuela hoy, por lo que realmente es, con los abuelos canguro, padres confundidos e inseguros, ministros distantes, recortes y reformas escolares.

Anton Gionata Ferrari nació en 1960, vive y trabaja en Brescia. Después de una experiencia importante en el cine de animación, comenzó a trabajar como ilustrador para numerosas editoriales, sobre todo en la publicación para los niños. Varios de los libros que ilustró fueron publicados en Francia, España, Brasil, los EE.UU. y Japón.

Lleva mucho tiempo colaborando con Smemoranda.

Ganó el Premio Andersen como mejor ilustrador italiano para niños (2007) y ha ganado premios en numerosos certámenes de ilustración y cómic. Hacer sonreír a la gente es el foco principal de su obra.

Mis impresiones

Martín no está muy contento. El día había amanecido lluvioso y el mejor sitio para estar era en casa. Para los padres se presenta una buena oportunidad para ponerse al corriente en las cosas que se van dejando en el día a día. Pero para Martín, al inquietud es bien diferente, él quiere jugar. Se embarca en todas las aventuras domésticas y travesuras que se le van ocurriendo, y vaya si se le ocurren muchas cosas. No se puede decir que no pida permiso para emprender todas las travesuras. Pide permiso a sus padres, pero tanto el padre como la madre se van pasando la pelota uno al otro sin darse cuenta que, poco a poco, se va desatando un caos domiciliar. A Martín se le ocurre de todo para vencer el aburrimiento entre cuatro paredes, se desnuda, se convierte en el Zorro, imita a Tarzán, pinta los azulejos del baño… en fin se desata el desastre sin que los padres intervengan más que para actuar de manera negligente.

Un álbum de humor con un final muy ocurrente, pero que a un lector adulto le dibuja una sonrisa un tanto amarga cuando nos damos cuenta de que el trabajo de padres es de 24 horas, 7 días a la semana. Una responsabilidad, la de poner reglas que nos obligan a estar siempre alerta en el papel de educadores.

Una pequeña historia con un buen mensaje de aprendizaje para grandes y pequeños.

Nacho GO

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s