El asesinato de Sócrates…

… de Marcos Chicot.

Finalista Premio Planeta 2016.

Sócrates: el padre del humanismo y el racionalismo, pero también el Sócrates humano. Un filósofo que cambió el mundo. Un tenebroso vaticinio. Una intriga histórica ambientada en el siglo más apasionante de la Grecia clásica.

portada_el-asesinato-de-socrates_marcos-chicot_201610201752

Fecha de publicación: 03/11/2016
768 páginas
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-16318-3
Formato: 15 x 23 cm.
Presentación: Tapa dura con sobrecubierta
Colección: Autores Españoles e Iberoamericanos
21.90 €

Sinopsis

Grecia, siglo V a.C. Un oscuro oráculo vaticina la muerte de Sócrates. Un recién nacido es condenado a morir por su propio padre. Una guerra encarnizada entre Atenas y Esparta desangra Grecia.

El asesinato de Sócrates recrea magistralmente la época más extraordinaria de nuestra historia. Madres que luchan por sus hijos, amores imposibles y soldados tratando de sobrevivir se entrelazan de un modo fascinante con los gobernantes, artistas y pensadores que convirtieron Grecia en la cuna de nuestra civilización. A lo largo de las páginas de esta absorbente novela, brilla con luz propia la figura inigualable de Sócrates, el hombre cuya vida y muerte nos inspiran desde hace siglos, el filósofo que marca un antes y un después en la historia de la humanidad.

El autor

Marcos Chicot (Madrid, 1971). Es licenciado en Psicología Clínica, Psicología Laboral y Económicas. Está casado y tiene dos hijos: Lucía (2009) y Daniel (2012).

Tiene en su haber tres novelas publicadas: El asesinato de Pitágoras, La Hermandad y Diario de Gordon. A lo largo de su carrera literaria ha ganado el Premio de Novela Francisco Umbral, el Premio Rotary Internacional de Novela, y con El asesinato de Pitágoras ha obtenido el Premio per la Cultura Mediterránea 2015 a la mejor novela publicada en Italia. Por este mismo título, la ciudad de Crotona le ha otorgado la distinción Encomio Solenne, y en formato digital ha sido la novela en español más vendida del mundo en el periodo 2013-2016.

Pertenece a la organización Mensa, y dona el 10% de lo que obtiene con sus novelas a organizaciones de ayuda a personas con discapacidad.

Mis impresiones

Esto es una novela con letras mayúsculas. Este es el comienzo:

“Deyanira respiró con rapidez varias veces, tratando de reunir algo de fuerza en medio de aquel dolor inmisericorde. Olía a sudor y sangre. Hinchó los pulmones, elevando su pecho desnudo, y empujó de nuevo para que el bebé avanzara a través de sus entrañas.
—Vas bien.”

Esto es un comienzo, un parto, empezar desde el principio. Una novela importante por muchas razones. Escrita con un enorme rigor histórico lleva una intención doble, entretener y enseñar. El trabajo de documentación que Marcos Chicot llevó a cabo, leer más de 50.000 páginas (no, no me equivoqué con los ceros…) y basándose en esa lectura reproducir acontecimientos históricos y la vida cotidiana de hace más 2.400 es algo al alcance de muy pocos, y si a esto sumamos que el resultado de este trabajo son más de 750 páginas, el número de escritores capaces de realizarlo se reduce drásticamente. Una novela impecable, hechos históricos narrados con un pulso de thriller increíblemente bien construido, con una estructura dinámica y muy visual.

Una novela desmitificadora, no se trata demostrar a las dos grandes potencias de la época, Atenas, como los buenos y Esparta como los malos. 38 años en la vida de los personajes con los que vamos siguiendo en acontecimientos muy notables, desde las guerras hasta las relaciones sociales.

Sin embargo la consecuencia de leer esta novela no se reduce al resultado obvio de aprender más sobre las raíces de nuestra cultura occidental, porque creo que la intención de empezar la novela con un parto no es algo casual ni efectista, ya que pienso que la relación de hijos y padres está muy presente a lo largo de toda la novela.

Desde luego que no es un secreto la lucha personal que lleva a cabo Marcos Chicot para el reconocimiento y la normalización social de las personas con síndrome de Down, así no es de extrañar que nos destaque la idea de que Esparta se caracterizaba por tener una organización social y política orientada hacia lo militar; y que cuando nacía un niño, se comprobaba si estos habían nacido con alguna malformación física o mostraban algún signo de retraso mental. Si este era el caso, eran exterminados. Contaba Plutarco que los espartanos pensaban que dejar con vida a un ser que no fuese sano y fuerte desde el principio, no resulta beneficioso ni para el Estado ni para el individuo mismo. Una atrocidad afortunadamente superada hoy en día… ¿ no?

En definitiva una obra magna jalonada con unas explicaciones oportunas y muy bien redactadas extraídas de una enciclopedia muy particular… Socram Ofisis. Pero la labor de Marcos Chicot no es como la de Sísifo, condenado a empujar eternamente una roca hasta lo alto de una montaña, desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso, condenado a un trabajo inútil y sin esperanza. Espero que sus desvelos personales y su labor creativa siga teniendo su justa recompensa.

Paradójicamente hablar de los asesinatos de estas figuras históricas tiene el resultado el traerlas a la actualidad y revitalizarlas. Totalmente absorbente, desde las escenas de guerra hasta las escenas de la vida política pasando por los juegos olímpicos.

Primero fue Pitágoras, ahora Sócrates, ¿será Platón el siguiente?… eso esperamos.

Nacho GO

Anuncios

3 pensamientos en “El asesinato de Sócrates…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s