Diario de un encuentro con…

Dolores Redondo, Marcos Chicot…

y María Oruña 😉

Desde luego… hay lunes y lunes en el calendario. Algunos empiezan mal… sonando el despertador a horas intempestivas, en un día que aparenta difícil, afrontando el comienzo de una semana en la que las nubes acechan en Galicia y sin embargo la ilusión por ver cómo termina lo convierten en algo diferente, difícil de olvidar.

Así empezó el lunes día 7 de noviembre a las 6:30 de la mañana con esa musiquita desagradable y tan solo 12 horas después sonaba el timbre más esperado del día… el de las 18:30, lleno de bullicio… tratando de hacerme hueco entre adolescentes para partir cuanto antes hacia una cita ineludible con esa persona que convirtió un simple evento en algo sumamente especial. A estas alturas muchos ya sabéis que María Oruña se desvive por sus lectores pero tengo que deciros que me siento tremendamente afortunada de tenerla  este año a pocos kilómetros, por ser como es y porque es curioso descubrir esa conexión que se produce con alguien que aparentemente puede parecerte inaccesible y cuando la tienes delante observas que no hay barreras y que es como si la conocieras de siempre. Cuando me enteré de que los premios planeta se presentaban en Vigo era consciente de que ella asistiría y ella sabía que yo andaría cerca así que no me hizo falta más que un empujoncito para saltarme mis responsabilidades y disfrutar de lo que me deparaba este lunes cualquiera 😉

A la hora señalada llegué, sin perderme, lo cual es un logro para mí, a la cita y después de un cafecito rápido para entrar en calor, porque sí… hacía frío… nos dirigimos al auditorio donde se presentaban Todo esto te daré y El asesinato de Sócrates. Las presentaciones de rigor y una pequeña charla fueron el preludio de un coloquio que Rafa Valero llevó con maestría para que tanto Dolores Redondo como Marcos Chicot nos contaran eso que a los lectores nos gusta tanto saber… los entresijos que conforman el proceso de escritura de cada una de sus novelas.

dscn1314

El turno comenzaba con Dolores Redondo citando el evangelio de San mateo… “Todo esto te daré, si postrándote me adoras…” con el que da título a su novela y contándonos su miedo a la oscuridad cuando era pequeña, con el que reconozco que me sentí identificada 😉 Nos habló de sus orígenes gallegos y de cómo llegó a la conclusión de que esta novela estaría ambientada en Galicia, en una zona que es en la que me muevo desde que nací y de la que me siento muy orgullosa, la Ribeira Sacra. Si ya tenía ganas de leer lo próximo que la autora sacara a la luz, conocer según ganó el premio que podría disfrutar de algo tan mío en una novela reconozco que acrecentó esa ilusión que seguramente muchos comprendéis.

Una cosa llevó a la otra y anonadada me quedé cuando escuché a Marcos Chicot desvelarnos que “tan solo” tuvo que documentarse con la lectura de 50.000 páginas para construir El asesinato de Sócrates y conseguir transmitirnos con la fidelidad que se merece la época histórica en la que nos situará y que de esa “simple” lectura sacó nada más y nada menos que 800 páginas de notas que hoy se han transformado en la novela semifinalista de este año. No quiero ni pensar en esos momentos en los que decidía repasarlas para asegurarse de que todo estaba correcto.

dscn1280

Ambos nos hablaron de por qué escogen esa forma de escribir basada en capítulos cortos que nos facilita tanto la lectura. Redondo reconoce estar influenciada por la dinámica del cine y que las escenas cortas que se cruzan como si fueran imágenes de una película es su manera de narrar “veo las imágenes y las narro así” nos dice… algo que también nos reconoce Chicot al desvelarnos que él construye las escenas desde el recuerdo y que la dinámica visual con pasajes muy rápidos es lo que nos pide la mente en un mundo acostumbrado a las series y películas más actuales, algo que le han agradecido hace unos días desde la ONCE por la facilidad con la que las personas ciegas de nacimiento son capaces de visualizar la acción “emoción y visualización son la clave” nos dice…

Aprovechando el turno de preguntas Dolores nos contó qué es lo que le llamó la atención de la zona donde ambienta Todo esto te daré. Nos habló del olor, del color, de la niebla, del agua del río, de cómo éste cambia de color con la luz y yo me sentí afortunada una vez más por tener todo eso tan cerca y porque le haya servido de inspiración para construir una trama que me tiene intrigadísima y con la que continuaré una vez que esta entrada quede programada.

dscn1284

Al final de todo llegó el momento de las firmas y las risas, donde todo se vuelve más personal para nosotros los lectores y podemos tener esos minutos de confidencias con los autores. Llegaron las fotos… de las que no me siento para nada orgullosa e incluso me siento hasta culpable porque la luz era tan mala que no son ni para enseñar así que entono el “MeaCulpa” y pienso en que quizá podamos repetirlo aunque solo sea con la excusa de sacarnos unas fotos en condiciones.

Todo esto dio pie a numerosas anécdotas personales con las que los ganadores hicieron que el tiempo pasara volando y que no viera el momento de ponerme con ambas, aunque eso sí… como en PlanetaEris somos dos… este año no nos ha podido caer mejor el premio porque MitadOScura es de Chicot desde sus comienzos así que no hubo ni discusión, ni votaciones, ni rifas… estaba claro, yo leeré a Redondo y MitadOscura leerá a Chicot pero este chico te deja con la miel en los labios… me he quedado con mucha curiosidad así que creo que se lo robaré 😉

Muchas gracias a María porque si ella no hubiera sido ni la mitad de especial. Gracias a Rafa por su amabilidad y desde aquí mis felicitaciones por la genialidad con la que llevó el acto y por supuesto gracias a Dolores Redondo y Marcos Chicot, por las risas, por la cercanía, por las confidencias… Gracias a todos. Ya lo sabía antes de ir pero ahora sí que puedo decirlo… Sin duda… Mereció la pena.

Eris

Anuncios

4 pensamientos en “Diario de un encuentro con…

  1. Gracias por compartir la crónica con nosotros. Me has dejado alucinada con la labor de documentación de Marcos Chicot. Sí que eres una privilegiada de tener a María Oruña tan cerquita.
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s