Mi chica revolucionaria…

… Diego Ojeda.

Amar es transformarse, transformar al otro y con ello al mundo que nos rodea. El amor es una forma de resistencia, un modo de plantar cara a las injusticias, es luchar por un mundo distinto, mejor. Y, en “Mi chica revolucionaria”, Diego Ojeda lucha contra todo porque está enamorado desde los dedos meñiques de los pies hasta el revés del alma. Diego Ojeda es sentimiento desbordante, es afecto desatado. Y precisamente es ese desajuste entre la utopía del amor que vive en él y la realidad de este país –sumido en crisis y expoliado por sus propios gobernantes, abonado a corruptelas–, ese desfase entre su cariño sin barreras y esta desdemocracia, esta bancacracia en la que vivimos, lo que da lugar al tono irónico e incendiario de algunos de los versos de este poemario. 

michica

Nº de páginas: 109 págs.
Dimensiones: 13 x 18cm
Editoral: FRIDA EDICIONES
Autor: Diego Ojeda
Diseño e ilustración: Cristina Reina
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788494268618

A lo largo de mis años y experiencias lectoras en las que solo hacía hueco a novelas y no permitía que mi tiempo se utilizar en leer relatos ni poesía he aprendido que no es bueno poner etiquetas a aquello que nos gusta leer porque cuando menos te lo esperas te ves imbuida a una lectura de este tipo y te sorprendes. Eso me ha pasado desde hace como unos dos años en los que ya me considero lectora y punto, no pongo trabas y soy capaz de enfrentarme a todo tipo de géneros. Miento… Erótico me niego y no creo ni que llegue a probar porque hay demasiado pendiente en mi lista. He aprendido que leer poesía en pequeñas dosis te hace meditar y que los relatos a veces aportan más magia que una novela en la cuarta parte de páginas y desde aquí os animo a que lo hagáis, quizá os sorprendáis como yo o no… En todo caso tendréis razones para elegir.

Desde que Frida me sorprendió con sus preciosas publicaciones que cada vez se van viendo más en las librerías me he dejado llevar por sus pequeños volúmenes, casi todos centrados en poesía, y que son tan diferentes a la vez que sorprendentes.

¿Se pueden inventar los verbos?
Quiero decirte uno: yo te cielo,
así mis alas se extienden enormes
para amarte sin medida.
FRIDA KAHLO

Con estos versos comienza un pequeño libro de poemas, dedicado a una compañera que el poeta no quiere perder nunca, y que parece que ha nacido gracias a Carlos Salem en un tren de Salamanca a Madrid, autor que nos fascina en PlanetaEris por su originalidad, calidad narrativa y peculiar manera de crear historias.

Nunca quiero que te vayas,
y no quiero que te vayas nunca.

Si has encontrado a esa persona que complementa tus días estos versos desde luego cobran un sentido especial. En Mi chica revolucionaria Diego Ojeda nos trae trocitos de una chica que a la que conocemos desde la infancia, que no es perfecta pero a la vez lo es todo. Los poemas hacen referencia a vivencias, al pasado, a lugares en los que se viven experiencias cotidianas e incluso a veces inolvidables.

En Mi chica revolucionaria encontramos amor en todas sus formas, sus vertientes, despedidas, recuerdos, encuentros casuales y el pasado de una infancia que guía los versos. La forma en la que Diego Ojeda escribe sus poemas es uno de los poemarios más originales que he leído hasta ahora y real, tan real que es fácil que uno se sienta identificado con algunos de ellos y decida marcarlos como suyos porque una vez leídos ya son nuestros, los llevamos dentro.

Me han sorprendido los versos de Ojeda por cómo nos describe a esa compañera a la que quiere sin medida y que nos desnuda contándolo todo, sus defectos y virtudes encontrando un equilibrio que hacen que nosotros también nos veamos hipnotizados por los detalles que la han convertido en especial y diferente, sin embargo no son versos en los que la ñoñería tenga un peso importante, creo que el autor utiliza un lenguaje al que no estamos acostumbrados en versos de amor y quizá por eso resulten tan especiales como la protagonista aportando en los mismos una dosis importante de naturalidad sin dejar de lado la ternura que le trasmite.

Sería imposible enumerar los versos que me he llevado apuntados. Versos que son útiles para enseñar, para leer y sobre todo para disfrutar. Cada vez me voy metiendo más en este género al que dedico cada vez más tiempo. Escojo las noches, cuando el silencio reina y los días se acaban… No requiere demasiado tiempo y te mece como música… Creo que se convertirá en una costumbre.

En fin.
cosas
que
volvería
a hacer
cien mil
veces
para
quedarme
siempre
en tu vida.

Diego Ojeda se presenta en la solapa de Una chica revolucionaria… Nos cuenta que desde 2011  y “a pesar de los aviones”  han pasado 11 ediciones, muchas ciudades, algunos países y un disco nuevo. Recitales, festivales, conciertos, poetas, canciones, amigos, bares y algunos corazones. Un perro, tres mudanzas, almohadas en vela y un viaje sin billete de vuelta al centro de sí mismo. Todo lo demás lo cuenta en estas páginas. La cosa está jodida… Pero ojalá estas palabras consigan arañarte por dentro…

Eris

Anuncios

2 pensamientos en “Mi chica revolucionaria…

  1. A pesar de que mi hija tiene sus libros en casa, la verdad es que no me había llamado la atención… Tras leerte me has tentado a acercarme a ellos 😉
    Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s