Luna nueva…

… de Ian McDonald.

22345g

Traductor: José Heisenberg
Páginas: 432
Rústica con solapas
ISBN: 978-84-666-5933-8
PVP: 20.00 €

Sinopsis

La gélida acritud del vacío. La letal lluvia radiactiva. El polvo que la recubre, tan viejo como la Tierra. La creciente debilidad de los huesos… O puedes quedarte sin dinero para agua. O para aire. O puedes caer en desgracia con uno de los Cinco Dragones, las corporaciones que dirigen la Luna y controlan sus amplios recursos. Pero te quedas, porque la Luna puede hacerte más rico de lo que eres capaz de imaginar…, mientras sigas con vida.

Adriana Corta tiene ochenta años. Su familia dirige Corta Hélio. Han sobrevivido a las implacables guerras corporativas y a la peligrosa paz subsiguiente. Pero ahora esa paz se resquebraja. Es probable que Adriana tenga que morir, aunque no la matarán sus rivales ni la Luna. Sea cual sea su destino, sin embargo, Corta Hélio no morirá.

El autor

Ian McDonald nació en Manchester en 1960, hijo de madre irlandesa y padre escocés, y pronto se trasladó a Irlanda del Norte, donde vive desde entonces. McDonald es hoy reconocido como uno de los mejores y más reputados escritores de ciencia ficción del mundo. No en vano su vasta obra ha sido galardonada con el premio Locus, en dos ocasiones con el British Science Fiction Association Award (BSFA) a la mejor novela, el John W. Campbell Memorial y el Hugo al mejor relato corto. Con Luna nueva inicia una trilogía que ha convencido por igual a público y crítica.

Mis impresiones

La Luna tiene algo que me ha atraído siempre y a pesar de no ser la ciencia ficción un género al que me acerco con frecuencia reconozco que en esta ocasión no me importó. Quería ver la Luna y sobre todo vivir en ella una aventura así que allá me fui…

El viaje al principio resultó un tanto difícil ya que la cantidad de personajes, que por cierto vienen perfectamente listados al principio del volumen para evitar que te pierdas demasiado (gracias) lo convirtieron en todo un reto para mí, no acostumbrada para nada a este tipo de novelas. A esto hay que añadirle la cantidad de información que resulta realmente imprescindible para comprender cómo ha llegado a crearse una civilización en la Luna ambientada en el año 2110, sesenta años después de que haya sido colonizada, y sobre todo cómo sobreviven.

Bajo mi punto de vista y dejando de lado mis dificultades personales al respecto creo que McDonald ha creado todo un mundo en nuestro alabado satélite que no deja puntada sin hilo. La exposición de cada una de las situaciones que nos hacen sumergirnos en esta historia, que promete seguir, desde el principio tienen sus fundamentadas explicaciones y la verdad no me ha quedado ninguna pregunta en el aire, pero tampoco soy experta en el género.

Una vez está el tablero diseñado, perfectamente repartido y las jugadas debidamente explicadas nos adentramos de lleno en una lucha por el poder que se reparte entre los llamados “Cinco Dragones” y que no son más que cinco familias que tienen el control sobre cada una de las zonas que se asignaron en el momento de la conquista. Es fácil adivinar que entre estas familias existe una gran rivalidad dotando a la historia de su dosis de intriga, venganza y traición que ya se imagina uno cuando lee la faja que, a mi manera de ver nada acertada, decía “Juego de tronos en la Luna” y que aumentó enormemente las ganas de leerla.

Dentro de los “Cinco Dragones” la familia Corta y la familia Mackenzie son los rivales por excelencia, algo que se palpa desde las primeras páginas al dejarnos ver esas alianzas con matrimonios de conveniencia y retos que mantienen pendientes de un finísimo hilo una paz que se quiebra a la más mínima (en eso sí se parece a Juego de tronos 😉 en una Luna colonizada en la que lo único que importa es hacerse rico a toda costa.

Lo que más he disfrutado de la novela son las páginas en las que el autor nos describe un mundo perfectamente creado en el que los habitantes sobreviven en ciudades en el subsuelo con pasadizos y transportes peculiares que los llevan de un lado a otro. Para subsistir se necesitan cuatro elementos básicos sin los que literalmente estás acabado, datos, agua, oxígeno y carbono, con una forma muy peculiar de conseguirlos si no tienes efectivo. ¿Y sabéis qué más? La existencia de unas impresoras futuristas distribuidas por la ciudad en las que puedes imprimirte todo lo que necesites, personalmente eso de poder imprimirte la ropa para ponértela me ha parecido un avance a mis problemas de espacio, no han hablado nada de los libros, quizá fue la única pregunta que me quedó en el aire 😉

Luna nueva está narrada casi en su totalidad en tercera persona quitando algunos capítulos que cuenta la protagonista principal, Adriana Corta, octogenaria y creadora de Corta Helio, su empresa destinada a la extracción de Helio 3 para abastecer de energía a la Tierra. Esa fue otra de las partes que más me gustó ya que con todo detalle recuerda cómo llegó a la Luna, las dificultades que se encontró, que no fueron pocas, en aquel entonces y cómo llegó a crear todo un imperio, las relaciones más cercanas que tuvo con algunos compañeros, sus dudas y sus decisiones.

Con todo esto nos encontramos ante una novela con un comienzo difícil, pero para mi manera de ver necesario, que no ha hecho más que empezar. El autor nos deja realmente intrigados con un final que continuará en la segunda parte de esta trilogía y que supongo que lo hará con el mismo ritmo que acaba esta al no tener que volver a pararse en tantos detalles técnicos como en sus primeras ciento y poco páginas.

El segundo volumen de la trilogía, Wolf Moon, será publicado el próximo mes de septiembre en Estados Unidos y Gran Bretaña, por los mismos editores que están abanderando la nueva edad dorada del género. Nova lo hará en 2017 así que aun estáis a tiempo de colonizarla 😉

Eris

Anuncios

4 pensamientos en “Luna nueva…

  1. Hola 🙂 El comienzo de la novela es ciertamente duro. Se tarda unas 100 páginas en situarse, conocer a los personajes y habituarse a esa Luna tan opresiva. Lo bueno, desde que estas dentro ya no puedes salir. Un montón de tramas se van entrecruzando en una especie de tablero de juego donde cada uno tiene su jugada ganadora, y no sé sabe que va a pasar, por que todos piensan que van a ganar, pero no es así para nada. El final es brutal, las últimas 50 páginas no las podía soltar, y ganazas de la segunda parte. Un abrazo^^

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s