Nos recomiendan…

Garra de la guerra.

Gloria Fuertes.

garra

Gloria Fuertes
Ilustraciones de Sean Mackaoui
Selección de Herrín Hidalgo
ISBN: 84-932004-2-5
112 págs.
PVP: 20 euros
Editorial Media Vaca

La poeta Gloria Fuertes siempre quiso reunir en un volumen sus poemas contra la guerra; el título Garra de la guerra lo inventó ella y existe desde hace mucho tiempo.

Para un gran número de lectores que conocen solamente las poesías «infantiles» de Gloria Fuertes y no están familiarizados con su producción «para mayores», este libro será sin duda una sorpresa. En realidad la linde entre lo escrito para unos y para otros muchas veces viene marcada por el tipo de publicación que recoge esos poemas: los libros para niños están llenos de coloridos dibujos; los libros para no tan niños (prologados por prestigiosos poetas como Jaime Gil de Biedma) no suelen llevar dibujos y tienen un aspecto más serio.

Para algunos lectores que conozcan los tres volúmenes editados por Cátedra –de donde procede la totalidad de los textos recogidos en este libro – la sorpresa será quizá aún mayor. Los collages de Sean Mackaoui, con el impacto visual de un cartel, ligados a las letras maravillosamente claras y redondas de Gloria Fuertes, dibujan el más vehemente grito de antiguerra.

garra1

En Garra de la guerra se habla de la guerra civil –la más incivil–, de la bomba atómica (que aún colea), del horror, del hambre, de los hombres que pasan hambre; y por supuesto de los niños, que son siempre las víctimas favoritas de todas las guerras.

Aquí se vende de todo
palillos eléctricos, virgos de plástico,
comida para perros,
comida para gatos,
comida para ciervos,
cocidos enlatados.
Casas con ruedas,
ataúdes con ruedas,
corazones con ruedas.
Guantes para albañiles,
guantes para peones,
guantes para gigantes.
Gafas para dormir,
gafas para picar piedra,
gafas para picar cebolla,
¡Gafas para picar cebolla!
¡Gafas para picar cebolla!
¡Gafas para picar cebolla!
Aquí, donde la atómica
¡se venden gafas para picar cebolla!
(Gloria Fuertes; «Oda a EE.UU.»)

La autora

Gloria Fuertes nació en Madrid en 1917 y murió en esa misma ciudad en 1998. Escribió libros para niños y para mayores, tantos que no he tenido paciencia para contarlos. De sus muchos amores –cuenta ella– sólo uno no la quiso por sus versos: un primer novio al que dieron por desaparecido durante la guerra civil.

Ha dejado su biografía repartida en sus poemas, que se pueden leer como un diario. Así nos enteramos de que tuvo una infancia triste, porque sus padres no la querían; aunque lo cierto es que nada ni nadie le impidió criarse con humor; cuando alguno le preguntaba qué quería ser de mayor, ella respondía: «Huérfana».43234_270x362

Todo el mundo conoce a Gloria Fuertes, o al menos cree que la conoce, pero no es cierto. Ni siquiera es probable que Gloria Fuertes conociera del todo bien a Gloria Fuertes.

Para muchos es sólo una popular autora «para niños». Otros –los menos– aprecian únicamente sus poemas «para adultos». Los que escriben de poesía y de estas cosas (que algunos consideran inasibles) dicen de ella que pertenece a la generación del 50, al grupo de los poetas sociales, al de la poesía cotidiana, a los filopostistas o postistas de segunda generación, etc. A ella no le gustaba que la encasillaran. Tampoco le gustaba que la llamaran «poetisa».

Hay libros de poesía que tienen títulos maravillosos (a veces tan buenos que hasta sobra el libro); Gloria Fuertes puso a uno de los suyos uno de los que más me gustan: Poeta de guardia. Para ella la poesía era un oficio necesario con dedicación a tiempo completo. En una carta a Max Aub en la que se presentaba al escritor, le dice: «Estoy segura de que te gustará algo mi poesía. Quiero que todos hagamos arte útil, o a lo menos necesario, llevar nuestros libros al pueblo, no a cuatro intelectualoides, liricoides, técnicos-críticos, fríos o ñoños».

Gloria Fuertes ha dejado escrito que sin la tragedia de la guerra civil quizá ella no hubiera empezado nunca a escribir poesía.

También hay constancia de que fue la primera chica moderna de la gris posguerra española. Por lo menos la primera que en Madrid se paseaba en bicicleta con falda-pantalón, y la que puso de moda entre las mujeres el llevar corbata.

El poeta Jaime Gil de Biedma era un entusiasta de su poesía y realizó una selección de sus poemas para una prestigiosa colección. A partir del interés de Gil de Biedma, autor muy bien considerado, su poesía empezó a ser mejor apreciada y más leida.

A pesar de tener pocos estudios y ninguna experiencia en la enseñanza, Gloria Fuertes fue profesora en una universidad de Estados Unidos entre 1961 y 1963, la que según ella fue la mejor época de su vida. Es la época de Kennedy y el principio de la guerra de Vietnam. Gloria decía que a sus alumnos les hacía romper los papeles de reclutamiento.

El tema de la guerra está presente en muchos de sus poemas. Siempre quiso reunirlos todos en un libro, y ya tenía el título pensado: Garra de la guerra. En la Fundación que conserva su legado existe una carpeta azul llena a reventar de papeles y papelitos (desde billetes de tranvía hasta impresos comerciales) con los escritos que pertenecen a esa época. Son las primeras tentativas poéticas de Gloria Fuertes, su banco de pruebas. También seguramente sus primeros ejercicios de mecanografía.

Fuente: Editorial Media Vaca.
Recomendada en: Jardines en el bolsillo, programa de Radio Televisión Española.

Para más información podéis pinchar en el enlace que os he dejado en la mención editorial.

Anuncios

Un pensamiento en “Nos recomiendan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s