Solos en Londres…

… de Sam Selvon.

66-solos_en_londres-large.png-2

ISBN: 978-84-15509-33-2
Encuadernación: Cosido
Formato: Rústica con solapas
Fecha de publicación: 24/05/2016
Número de páginas: 189
Traducido por: Enrique Maldonado Roldán
PVP: 17.00€

Sinopsis

Durante los años cincuenta, cada vez eran más los chicos que llegaban a Londres desde las Antillas en busca de trabajo y una vida mejor. Sus sueños a menudo chocaban contra la fría niebla de una ciudad en la que los crecientes prejuicios raciales comenzaban a ocupar las portadas de los periódicos. Muchos de estos nuevos inmigrantes conocieron el hambre, la discriminación y la soledad pero, poco a poco, lograron abrirse camino y procurarse una forma de vida. En torno a la figura de Moisés Aloetta, uno de los primeros trinitenses en llegar a Inglaterra, Solos en Londres despliega un collage de vidas cruzadas y voces singulares que retrata el día a día de la incipiente comunidad negra en el Londres de la posguerra y al mismo tiempo nos ofrece otra visión de la ciudad: la que palpitaba en los barrios de la clase obrera y en los callejones de Notting Hill o Bayswater mucho antes de que fueran arrasados por la gentrificación y donde era habitual ver pancartas que rezaban: Keep Britain White! Solos en Londres es la mejor novela de Sam Selvon y la primera en abordar la temática de la inmigración caribeña desde la óptica de sus verdaderos protagonistas, quienes tanto por sus marcados acentos como por el color de su piel tuvieron que enfrentarse a la exclusión y se vieron forzados a crear una identidad colectiva. Sus voces, sus expresiones, su deslumbramiento ante la gran ciudad, sus éxitos y sus miserias se aúnan en un poderoso retrato actual y humano de la inmigración.

El autor

Samuel Selvon (San Fernando, 1923 – Puerto España, 1994) es uno de los escritores más reconocidos de Trinidad y Tobago, así como uno de los pioneros en lograr acercar la literatura a la realidad lingüística de sus habitantes. Está considerado el padre de la literatura negra británica y el gran renovador de las letras antillanas. Tras abandonar Trinidad, Selvon se afinca en Inglaterra en los años cincuenta. A esta época corresponde Solos en Londres. Concluida su etapa en Reino Unido, donde permanece hasta la década de los setenta, Selvon se traslada a Canadá y trabaja en las universidades de Victoria y Calgary. Entre sus obras destacan: Solos en Londres, Moses Ascending y A Brighter Sun.

Mis impresiones

Solos en Londres ha sido todo un reto para mí como lectora no solo como historia en sí sino porque es una novela que sobrepasa los límites nuestra lengua. Cuando cayó en mis manos esta recomendación iba acompañada de una nota que me animaba a leer con detenimiento  su prólogo antes que nada, algo que ya hago siempre pero en esta ocasión generó en mí una curiosidad añadida. La sorpresa que me llevé fue mayúscula al meterme de lleno en una historia casi protagonizada por el mismo traductor importante si decidís adentraros en esta curiosa novela.

Enrique Maldonado Roldán nos cuenta en el prólogo cómo fue la ardua tarea de traducir esta obra creada por Sam Selvon hace seis décadas y que se ha convertido en todo un clásico de la literatura contemporánea de habla inglesa. Por primera vez podrían saborearla los lectores hispanohablantes y nos la hace llegar en una lengua extraña fiel reflejo de lo que Selvon construyó para The Lorely Londoners en aquel entonces para acercar el origen lingüístico antillano de los protagonistas al lector.

“Encontré el acorde, era como música, por lo que me senté al modo de un pasajero en un autobús y dejé que la lengua se encargara de la escritura”. Sam Selvon

Y como un pasajero me he sentado yo a leer Solos en Londres maravillándome con el gran trabajo que ha tenido que hacer Enrique consiguiendo transmitir cómo se comunicaban los personajes de la misma manera que Selvon escribió esta novela “en un dialecto modificado que pudiera ser comprendido por los lectores europeos” ha sido traducida para que ahora los lectores hispanohablantes pudiéramos disfrutarla de la misma forma.

Para explicar el difícil proceso de traducción de esta novela el traductor recurre a la comparación de la misma con el trabajo de un relojero en el que Sam Selvon se convierte en dicho relojero y construye un reloj (pequeño, manejable, preciso y perfecto) que sigue dando la hora con exactitud a pesar del tiempo transcurrido. Llega el traductor y toma ese reloj, lo analiza, lo desmonta y aprende para después construir otro siguiendo las mismas pautas, con las piezas de su lengua para que parezca el mismo y que al dar las horas, a pesar de tratarse de un imitador consiga hacer sentir las mismas emociones que sentiría el primer usuario, seleccionando las palabras y retorciéndolas sin realizar esfuerzos innecesarios para encajar lo inencajable.

Y hasta aquí nada de la historia pero creo que era necesario hablaros de cómo está escrita para que comprendáis que Solos en Londres es algo totalmente diferente que tienes que ir a buscar tú, porque quieres sumergirte en ella de verdad, porque te transportará directamente a la historia, te sitúa entre los personajes, escuchándolos hablar, observando cómo era de difícil para ellos empezar una vida en un país al que iban en busca de “la vida”, una diferente vista desde su país de origen como un paraíso y que una vez se encuentran en Londres allí no todo es tan fácil.

Moisés es uno de los primeros en llegar a Londres y se convierte en una especie de ejemplo a seguir por aquellos que van llegando desde las Antillas en busca de trabajo y futuro. A través de su peculiar voz nos va contando el día a día de la comunidad negra que ha ido creciendo, nos muestra las peripecias de sus amigos mientras pasea por una ciudad en la que el rechazo hacia ellos se hace cada vez más patente.

Encontramos todo tipo de personajes, aquellos que recurren al dinero fácil y cómo sobreviven con innumerables aventuras tratando de engañarse a sí mismos de que su vida es perfecta, las relaciones de los mismo con los londinenses, sus impresiones cuando van llegando a la ciudad sufriendo las exclusiones que los llevaron ha instalarse en una especie de comunidad que los convirtió en los diferentes.

El lenguaje que se emplea en la novela para transmitir sus voces consigue, a pesar de que al principio pueda costarte un poco entenderlas, integrarte en esa comunidad hasta que llegas a ser uno más. Observas Londres desde sus ojos, donde “todas las casas estaban en una cola en la calle, a los dos lados, construyen como una casa larga con paredes que separan por partes, así que tu casa está prieta entre dos vecinos, así es la mayoría de las casas en Londres. La calle va a estar siempre sucia menos si cae lluvia. A veces un camión viene con unos tipos de cepillos que dan vueltas y algunas mangueras que tiran agua y el conductor conduce cerca de la acera y el agua sale de las mangueras y el cepillo da vueltas y así barren la calle, Siempre tienen niños pequeños jugando en la calle porque no tienen otro sitio donde jugar…” y te sumerges en sus vidas hasta que llega una noche de verano en la que la risa caía suave… Tal y como hay que leer Solos en Londres. Sin prisa porque cuando te des cuenta ya ha terminado y pensarás… Pues sí que estaban solos…

Eris

Anuncios

4 pensamientos en “Solos en Londres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s