Muerte en la rectoría…

… de Michael Innes.

9788416638772_L38_04_l

Traducido por:Susana de la Higuera Glynne-Jones
ISBN:978-84-16638-77-2
Encuadernación:Cartoné
Páginas:276
Clásicos Policiacos
Idioma de traducción:Inglés

Sinopsis

Desde el momento en que el rector del St. Anthony’s College aparece muerto en su biblioteca, el escándalo está asegurado, pues las únicas personas con motivos para asesinarlo —una legión de excéntricos y grandilocuentes profesores— resultan ser aquellas que tuvieron la oportunidad de hacerlo. Los esfuerzos de sus colegas por ofrecer unas sólidas coartadas que sirvan a la vez para inculpar a sus enemigos académicos, así como sus particulares divagaciones intelectuales, harán que la tarea del inspector Appleby y el agente Dodd no resulte sencilla en absoluto, ya que nada en ese caso es lo que parece a simple vista, ni siquiera la muerte…

Innes tomó como modelo el entorno docente de los antiguos colleges de Oxford que tan bien conocía para componer una esmerada trama detectivesca de corte clásico, a la par que una divertidísima burla de las costumbres de sus eruditos compañeros.

El autor

MICHAEL INNES, seudónimo de John Innes Mackintosh Stewart (1906-1994), escritor, académico y crítico literario, enseñó en las aulas de la Queen’s University de Belfast y de las universidades de Leeds, Adelaide y Oxford. En 1936, comenzó a publicar la larga serie policiaca por la que hoy es recordado. Con Muerte en la rectoría, Ediciones Siruela comienza la recuperación de sus principales novelas.

 

Mis impresiones

Los miembros sénior de los colleges de Oxford y Cambridge figuran sin lugar a dudas entre los hombres más juiciosos y con los más altos valores morales que haya. Nunca hacen nada aberrante; nunca cometen una temeridad ni se dejan llevar por la precipitación. Conservadores por tradición, su mundo se asocia al conocimiento, la ausencia de mundanidad, una cierta tendencia a incurrir en algún que otro despiste y a protagonizar entrañables y siempre inocentes excentricidades.

Vaya eso por delante para permitirle a Michael Innes una trama detectivesca ambientada en un lugar “ficticio” que él conoce muy bien, el mundo universitario más clásico de Inglaterra.

Appleby conforma al más frío de los detectives fríos, parece más una mente que funciona con una precisión atómica, nada de flaquezas humanas, en claro contraste con el mundo en el que se adentra. Estamos en un college, hervidero de envidias y rencor por los logros ajenos. Profesores aparentemente, en un principio, espejos de virtudes, se van descubriendo poco a poco, como lo que son, personas llenas de debilidades e inseguridades. Como contrapunto tenemos a Appleby, frío como el acero, “cuya atención estaba centrada solo hacia adentro. Ahora era un mecanismo de alta sesibilidad, de enorme potencialidad física y agudeza sensorial.” No hay lugar para sensibilidades ni flaquezas.

Esta mente impasible y flemática, impertubable incluso ante la violencia física; aunque con el típico contrapunto más mundano, el agente Dodd, más pedreste y aficionado a las novelas de misterio y otro profesor-autor que escribe bajo seudónimo. Los tres se enfrentan a un ambiente casi claustrofóbico para resolver el misterio entre personas de elevado nivel cultural, aunque no de tan elevadas cualidades personales. Un planteamiento claro y matemático con multitud de datos y el tradicional plano para que los lectores seamos partícipes de las indagaciones del trío.

Agudas observaciones, diálogos extraños para los que vienen de fuera de ese mundo de intrigas universitarias que cobran todo su sentido para los lectores, una vez que se resuelve el caso y encajan todas las piezas.

Una obra magnífica para el regocijo de todos los aficionados al género; sin embargo tengo que reconocer que en algunos fragmentos me dio la impresión de que la traducción era un poco encorsetada, y eso lo digo sin haber comparado el texto original. A veces parecía que se dejaba llevar demasiado por la estructura inglesa y sonaba poco natural, pero ya digo, algo que no enturbia el disfrute de la novela.

Toques de humor británico en una obra elegante con una minuciosa limpieza narrativa.

Nacho GO

Anuncios

8 pensamientos en “Muerte en la rectoría…

    • Nunca he leído nada de Colin Dexter, pero te recomiendo Endeavour, la serie es la precuela de la serie de televisión Inspector Morse, realmente buena.

      Besos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s