Encuéntrame…

… de Gilly Macmillan.

Traducido por María del Puerto Barruetabeña Díez.

Te das la vuelta un momento y tu hijo ha desaparecido.

lg00203401

Colección: Alianza Negra
Páginas: 472
Publicación: 14 de abril de 2016
Precio: 18,00€
I.S.B.N.: 978-84-9104-286-0
Páginas: 472

Sinopsis

«Miré alrededor esperando que saliera, pero solo se oyó un absoluto silencio, como si el bosque estuviera conteniendo la respiración. En esa extraña calma mis ojos fueron subiendo hasta que se toparon con el cielo y vi que la oscuridad estaba empezando a extenderse igual que el fuego cuando avanza por un trozo de papel, retorciendo poco a poco los bordes hasta convertirlo todo en ceniza. En ese momento supe que Ben no estaba allí.»

Ben Finch tiene ocho años. Desapareció una tarde de domingo, mientras paseaba por el bosque, en un momento en el que se despistó su madre, Rachel Jenner. Desesperada por encontrar a su hijo, Rachel ve cómo su infierno personal se convierte súbitamente en la noticia de cabecera de todos los medios, en la peor pesadilla de toda su vida. El mundo entero se le viene abajo.

Al mismo tiempo que se lleva a cabo la búsqueda, Rachel tiene que enfrentarse no sólo a la ansiedad y al dolor de la pérdida de su hijo, sino también a las sospechas que se vierten en las redes sociales a través de páginas web, blogs, tuits… A Rachel no le queda nadie en quien confiar, ni siquiera su propia familia. Pero, ¿puede la sociedad confiar en Raquel? ¿Qué ocurrió realmente aquella fatídica tarde? El tiempo para encontrar a Ben con vida se agota.

“Encuéntrame” es un apasionante thriller psicológico sobre el poder de las redes sociales; sobre las miserias humanas, incluidas las familiares, pero también sobre la fuerza del ser humano para enfrentarse a la adversidad.

Mis impresiones

Estamos ante una de esas novelas que la portada te toca la fibra. Ese niño mirando al infinito y el tema de los secuestros es un tipo de trama que suele llamarme la atención así que cuando las dos premisas se juntaron en una novela que apuntaba ser de fácil lectura decidí que el momento en el que me encontraba, hasta arriba de cosas en la cabeza, era el propicio ya que suponía, bien, que no iba a requerir demasiado esfuerzo de concentración.

Así fue, en pocas páginas la historia ya te lleva de la mano para conocer a Rachel, una madre que nos cuenta, un año después del suceso, sus pensamientos acerca de la confianza y la culpa que la superan por lo que sucedió. El siguiente personaje que conocemos es Jim, el policía a cargo del caso de Ben, el desaparecido. No tardas en darte cuenta de que es una persona tocada psicológicamente por los hechos y que es posible que esté tan marcado que no haya sido capaz de retomar su rutina diaria. Asiste a terapia y a lo largo de la novela se intercalan los hechos con las conversaciones que éste mantenía con su terapeuta, un requisito indispensable para que Jim vuelva a retomar el ritmo que su profesión requiere.

A pesar de que aparecen bastantes más personajes que conforman la novela, Rachel y Jim se reparten toda la historia del secuestro de Ben (de 8 años, aunque Chema, que está en todo, a los pocos minutos encontró un pequeño error de cálculo en las fechas que me hizo pensar en que a veces me disperso al leer…), que desaparece en un bosque aparentemente transitado en una zona cercana a la ciudad y lo hace de una manera realmente rápida mientras Rachel hablaba por teléfono. Aquí tengo que decir que cuando la autora narra el momento en que la madre llega a la zona de los columpios, que uno se balanceaba pero que no había ni rastro del pequeño, me acordé de King, era capaz de verlo con tanta nitidez que hasta escuchaba las hojas que se movían con el viento e incluso era capaz de oírlo chirriar 😉

Perdón, me centro… Encuéntrame es una novela realmente entretenida en la que he llegado a pensar que menos mal que no tengo hijos porque genera tal estado de ansiedad por la indiferencia o quizá incompetencia de los medios de comunicación y de las fuerzas del orden que parecen ir dando palos de ciego mientras la madre es la única que pasa las noches en vela tratando de desentrañar el porqué y el quién se lo ha llevado, que es posible que desde el momento en que la leas la angustia por no perder a tu hijo de vista se volverá algo enfermiza, desconfiando de todos y cada uno de los que se encuentran en su entorno.

A pesar de que la historia me gustó porque yo soy muy de dramas sí eché de menos un par de cosas, una es que me gusta que en las historias de secuestros en la que los capítulos se dividen en las impresiones de varios personajes se deje un hueco para las impresiones del secuestrado. En este caso Ben es quizá demasiado pequeño para eso pero si hubiera dado ese toque me hubiera parecido mucho más dramática. No me juzguéis 😉 Otra cosa que he echado en falta es que todo se centra en los sentimientos de Rachel y que el padre de Ben, quizá por el mero hecho de que ambos estaban separados, pasa casi desapercibido dando incluso la impresión de que Ben era un incordio para él. Sin embargo también creo que este hecho consigue que la angustia de esa madre se multiplique al no tener apoyo en sus conjeturas ni siquiera por el padre del pequeño.

Las historias como esta son complicadas porque puede haber numerosos puntos de vista en cuanto a las relaciones de pareja que se han separado, que tienen un hijo en común y que al final es siempre éste último el que sufre las peores consecuencias. Mi última apreciación es bastante personal al respecto y no empaña la lectura. Reconozco que lo que transmite con esto la autora es la indiferencia a la que Rachel se veía sometida, tachándola de obsesiva y juzgándola como un obstáculo para que la investigación siguiera su curso y a pesar de que a mí me pueda parecer mal también es cierto de que esto ocurre en muchas ocasiones, más de las que nos gustaría.

Encuéntrame es una novela con muy buen ritmo en la que las piezas del puzzle parecen esparcirse en vez de ir encajando unas en otras hasta llegar a la resolución de la trama. Las preguntas se agolpan unas tras otras y la angustia y los errores que los personajes van cometiendo te dan para reflexionar mucho sobre la privacidad, la confianza, las sospechas, los celos, los rencores y los miedos que se amontonan en una sola persona poniéndola al límite de sus fuerzas.

Eris

Anuncios

21 pensamientos en “Encuéntrame…

  1. ¡Hola! El género thriller no me llama mucho la atención, pero, he empezado a ver otros libros que son así que me pueden interesar y a ver si de una vez por todas consigo leerme un libro de terror. Tengo pendiente Perdida de Gillian Flyn y quizás después me anime con este, tiene muy buena pinta.
    Un beso<3

    Me gusta

    • Es un género muy de moda y hay de todo, pero sin embargo hay algunos muy exagerados y otros que empiezan bien pero luego pierden fuerza. Los que más me gustan son esos que encuentran el equilibrio. De terror solo he leído a King y reconozco que sus versiones más light… Con el fuerte no me atrevo porque soy algo caguetas. Algún día haré una pestaña por géneros para que sea más fácil a los visitantes 😉 No he leído Perdida así que con ese no te puedo ayudar. Un beso!

      Me gusta

  2. Yo tampoco caí en el detalle de la edad y los años. En general me gustó, pero tampoco fue la gran lectura que esperaba después de haber leído varias reseñas que la ponían por las nubes. También creo que el no tener hijos hizo que lo viera desde un punto de vista diferente. Aun así, es una buena lectura que aporta un enfoque diferente.

    Me gusta

  3. Te he leído estos días, pero desde el móvil soy incapaz muchos días de dejar el comentario después de tenerlo redactarlo, torpe que es una, se me va de una reseña a otra sin darme cuenta, agggg.
    Eris me la llevo si o si, se que me queda pasar un mal ratico pero me has gustado mucho lo que cuentas.
    Lo del detalle de los años….estos chicos tienen una calculadora dentro de ellos….jijijiji
    Besos

    Me gusta

    • Qué vas a ser torpeeee es que la red cada vez nos pide más a propósito y claro… Los móviles se nos quedan viejunos enseguida. Muchas graciassss! Es que es un poco angustioso sobre todo si te pones en la piel de esa madre. Salvo esas cosillas es una lectura muy entretenida que se lee rápido para las páginas que tiene. Besosssssss.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s