Un hombre muerto…

… de Ngaio Marsh.

Ngaio Marsh fue una de las reinas de la era dorada de la novela de misterio en lengua inglesa.

9788416638765_L38_04_l

Autora:Ngaio Marsh
Traducido por: Alejandro Palomas
Sello: Siruela
Colección: Libros del Tiempo 331
ISBN:978-84-16749-08-9
Edición:1ª, 2016
Formato: Cartoné
Páginas:184
Tema:Clásicos Policiacos

SINOPSIS

Ngaio Marsh fue junto a Agatha Christie, Dorothy L. Sayers y Margery Allingham una de las cuatro reinas de la era dorada de la novela de misterio en lengua inglesa. Y, como no podía ser de otra manera, su primera obra transcurre durante un fin de semana en una casa de campo durante el periodo de entreguerras. Allí, en mitad del ajetreo de los criados, de los caballeros de esmoquin y de las hermosas damas vestidas de seda, el anfitrión, sir Hubert Handesley, ha ideado una divertida  variante del popular pasatiempo de salón conocido como el Juego del Asesino. Sin embargo, nadie se ríe cuando apenas iniciados los preparativos se encuentran con el cadáver de uno de los participantes…

Una colección de coartadas, un mayordomo desaparecido y un intrincado rompecabezas de traiciones aguardan en la escena del crimen al inspector Roderick Alleyn, enviado por Scotland Yard para desenmascarar al principal intérprete del mortal divertimento.

LA AUTORA

Ngaio Marsh (Nueva Zelanda, 1895-1982) fue escritora y directora teatral, obtuvo importantes reconocimientos en sus cincuenta años de profesión, entre otros, fue nombrada Grand Master por la Mystery Writers of America, Dame Commander, recibió la Orden del Imperio Británico y cosechó además numerosos premios desde que en 1934 viera la luz su primera obra.

Sus 32 novelas la refrendan como maestra indiscutible del género negro en lengua inglesa. Era una mujer elegante culta y sofisticada, usaba vestidos caros y hacía gala de modales de alta escuela. Su soltería dio pábulo a rumores sobre su lesbianismo que ella siempre se preocupó de desmentir. Todos estos factores extendieron su imagen de mujer seria y, en cierta forma, melodramática.

Sus orígenes en el mundo del teatro determinaron su forma de escribir. Así como Agatha Christie se vio influenciada por sus exóticos viajes, el elemento teatral, largos diálogos y escenarios teatrales, se convierte en a pieza clave en las novelas de Marsh, influjo irremediable de su gran pasión teatral que la distinguiría del resto de escritores de género negro que había en aquel momento.

MIS IMPRESIONES

Me encuentro entre los seguidores de ese tipo de novela que se enclava en la campiña inglesa con mansiones llenas de invitados y personajes de alta sociedad viviendo su vida, aparentemente, sin grandes preocupaciones.

Cuando empiezo a leer la obra y reconozco todos estos elementos algo se mueve en mi interior. A veces llego a creer que en otra vida fui un aristócrata inglés que paseaba por la campiña acompañado de mis perros y que mi único desvelo fuera ocuparme de mis invitados o leer en la soledad de mi biblioteca al calor de la chimenea fumando en mi pipa con una copa de Oporto (vaya tela lo que acabo de escribir…). Por eso cuando me encuentro con una obra de este tipo me pregunto cómo llegué a este punto sin haber leído nada de esta autora.

Empiezo a leer y leo como los invitados van llegando a la mansión de sir Hubert Handesley. Los criados se afanan en tener todo a punto mientras los protagonistas se visten para la ocasión. Empieza el juego: el anfitrión propone una novedosa y apasionante versión del juego del asesino: uno de los invitados se encargará en secreto de asumir el papel del asesino, con una víctima de su elección a quién golpeará en el hombro como señal de que éste es el elegido, tras apagar las luces el resto de los jugadores deberán averiguar quién lo hizo.

Sin embargo a partir de ese momento la diversión se tornará en una tragedia. Los presentes se quedan estupefactos al comprobar un cadáver real…

El inspector Roderick Alleyn, superintendente del Departamento de Investigación Criminal de Scotland Yard de Londres, que será el protagonista de toda la obra de ficción de Ngaio Marsh, será el encargado de desentrañar el misterio. Los lectores participamos en el juego y acompañamos al policía en sus pesquisas y elucubramos con todos los elementos que la autora nos va presentando sin trampa ni cartón. El juego de verdad comienza ahora.

Os dejo el comienzo de la obra:

Expresándolo con el mismo lenguaje que utilizaba en su columna de chismes, Nigel Bathgate se sentía «definitivamente intrigado» por el fin de semana que iba a pasar en Frantock. A sus veinticinco años había superado ese espantoso entusiasmo que caracteriza a los jóvenes adultos. Iba, de hecho, de camino a Frantock, y el mero hecho de pensarlo provocaba en él una sensación de colosal entusiasmo.

siruela 02

Como dice Sir Hubert: “Murder is afoot

Nacho GO

Anuncios

8 pensamientos en “Un hombre muerto…

    • Uno de los puntos fuertes de la capacidad narrativa de la autora es que la carga de la acción la soportan los diálogos, unos diálogos bien estructurados herederos de la formación y base teatral de Ngaio Marsh.

      Besos

      Me gusta

  1. Me recuerda a esos años en los que devoré todos los libros de Agatha Christie, y me lo recuerda , ojalá caiga en mis manos.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s