Mónechka…

… de Marina Palei.

13007281_959105440875073_5842910762148119009_n

ISBN: 978-84-15509-32-5
Encuadernación: Cosido
Formato: Rústica con solapas
Fecha de publicación: 03/05/2016
Número de páginas: 106
Traducido por: Marta Sánchez-Nieves
PVP: 14.00€

Sinopsis

Desde la adolescencia, Mónechka siempre mostró un inigualable talento para disfrutar de los placeres mundanos; esta precoz habilidad, que alcanzaba las más altas cotas en su relación con los hombres, marcó desde el principio el rumbo de su existencia. Monka se arrojó a la vida a pecho descubierto, y esta la acogió en un torbellino de excesos y pasiones que la llevarían a transitar por igual las sendas de la felicidad y del dolor.

Marina Palei ha creado un personaje difícil de olvidar que, como una moderna Cabiria recién salida de la película de Fellini, está dispuesta a seducir al mundo entero, con total despreocupación por las convenciones sociales o morales y que es capaz de sobreponerse a cualquier desgracia aferrándose tan solo a algún diminuto atisbo de esperanza.

“Tú vivirás con ansia y pasión esa vida dada la vuelta, como si fuera nueva. Pero la factura de un una tela que no es seda, ni gasa, ni madapolán, sigue raspando y rallarás tu corazón hasta hacerle sangre”.

La autora

Marina Palei (Leningrado, 1955), es una destacada escritora y periodista. Su estilo extravagante y ecléctico que combina elementos modernos y posmodernos, le ha valido el respeto de la crítica así como el amor y la fidelidad de los lectores. Tras graduarse en Medicina y ejercer la profesión durante unos años, Palei empezó a involucrarse en círculos teatrales y a escribir poesía. Poco después comienza a estudiar en el Instituto de Literatura Maksim Gorki, del que se graduaría en 1991. Marina Palei experimeneta desde entondes con todos los géneros literarios. Entre sus obras destacan: Mónechka (La Cabiria de Leningrado), El coro, Lunch, Klemens, Zhora Zhirniago y Tributo a la Salamandra.

Mis impresiones

¿Qué pasa por nuestras mentes cuando una portada te dice… Párate aquí? Estás paseando por lo que vendrá a nuestras librerías y de repente algo hace que nos detengamos porque hemos visto eso que produce que el tiempo se paralice por un instante. Eso me pasó con Mónechka, ahí estaba, con la mirada fija en un punto que me apetecía descubrir así que me adentré en la sinopsis. Una sinopsis de esas que me gustan, que no nos cuentan nada pero que generan esa curiosidad por saber lo que esconden esas tapas. Ese es el resumen de cómo llegó a mis estanterías esta pequeña novela en la que la protagonista es la vida de Raimonda Rybnaia, aunque lo habitual era llamarla Monka, Monéchka. Una mujer de frente ancha, con hoyuelos en las mejillas, y con ojos abiertamente pícaros desde niña, mejor dicho, completamente obscenos.

La vida de Mónechka nos la cuenta su prima, quizá la persona que más la admira desde niña, muy unida a ella desde la infancia, justo en el momento en la que nos describe la vida convulsa que Monka llevó siempre, caracterizada por un desorden sin parangón, rechazada por unos progenitores que no le hicieron una niñez fácil, siempre trató de buscar refugio en los numerosos vicios de los que se hizo dueña, o más bien vicios que se hicieron dueños de la vida de Monéchka llevándola a una vida desorganizada con unas consecuencias que la marcaron para siempre.

Pero Marina Palei no solo nos ha querido mostrar con esta historia las consecuencias que los excesos de la protagonista la llevaron a numerosos tropiezos a lo largo de su vida, porque a pesar de que toda la narración genera un poso de tristeza y compasión por una Monka que se despedaza también nos transmite la enorme fuerza vital que semejante personaje generaba en todos aquellos que se acercaban a ella convirtiéndose en alguien imprescindible, en alguien que no parecía apagarse nunca, que burlaba al destino en cada esquina, con luz para rato. Viviendo con ansia y pasión cada instante, como si fuera el último.

La manera en que está narrada esta novela no es fácil, es de esas que me gustan tanto, que se te meten dentro, de esas que hay que leer en silencio, sin interrupciones, porque quieres conocer cada detalle y quieres que no se te olvide nada, porque todo importa. Una lectura cargada de dureza en la que la propia Mónechka te aporta esas pequeñas dosis de humor que la convertirán en un personaje entrañable capaz de superarlo todo, hasta lo más difícil y hasta el último momento. Porque sentirás esa dependencia que su prima tenía por Raimonda, narradora que te sorprenderá por la lealtad que le profesó siempre y sobre todo porque se dirige a ti, lector, cuando te lo cuenta todo y cierra las páginas de esta historia de una forma realmente emotiva y admirable, y sin verla, sentirás claramente que está sonriendo, claro que sí, sonríe.

Eris

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 22.57.32

Fotografía: Eris&GO

Anuncios

9 pensamientos en “Mónechka…

  1. Hola guapa !
    Me la llevo anotada, pero cono acabo de terminar Instrumental y veo que está tambien requiere de su momento, dejo pasar alguna lectura entremedias.
    A mi Tambien me gustan mucho esas que se te meten dentro ….
    Besos

    Me gusta

  2. Parece muy intensa y encima cortita!! Lo único que me ha hechor ecelar es el tema del humor porque soy rarita, pero este que muestra la prota creo que me gustaría.
    Que chula os quedó la foto!
    Un beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s