Noir…

… de Robert Coover.

Noir - Robert Coover010

Traducción de Benito Gómez Ibáñez
Colección: Narrativa
ISBN: 978-84-8109-968-3
152 pp. | 18 €
Fecha de publicación: 2012-03

Sinopsis

Phil M. Noir es el detective privado más desquiciado de New London. Con un abrigo ajado, mal afeitado y renqueante, recorre las calles más sórdidas de la ciudad tratando de elucidar los oscuros asuntos de sus clientes, como el de una viuda de riguroso luto piernas deslumbrantes cuyo marido ha sido asesinado en un ajuste de cuentas. De bar en bar y de informador en informador, Noir persigue esa confidencia que le acerque al asesino.

Pero esta particularísima novela negra lo tiene todo menos una línea recta que conduzca a desenmascarar la identidad del asesino.

El autor

Robert Coover nació en Iowa en 1932 y se licenció en Estudios Eslavos en la Universidad de Indiana. Estuvo en la Marina de los Estados Unidos. En 1965 se licenció en Humanidades por la Universidad de Chicago. Es profesor emérito de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island. Su obra es extensa y ampliamente reconocida. Incluye novelas como The Origin of Brunists, The Universal Baseball Association, Inc., La hoguera pública, La fiesta de Gerald (Anagrama), Pinocho en Venecia y Noir (Galaxia Gutenberg). Sus relatos y colecciones más importantes son Pricksongs and Descants (traducido en España por Seix Barral como El hurgón mágico), Azotando a la doncella (Anagrama), Sesión de cine (Anagrama) y Zarzarrosa (Anagrama).

Coover está considerado uno de los escritores más innovadores de la actualidad y su obra ha sido publicada en más de treinta países. Su prosa lo ha convertido en una de las figuras más influyentes de la literatura norteamericana contemporánea.

Mis impresiones

Un titulo nada confuso “Noir”, una portada que ilustra a la perfección de lo uno esperaría de una novela negra clásica de los años 40; así que empezamos a leer:

Estás en el depósito de cadáveres. Donde hay una luz extraña. Sin sombras, pero como en negativo como si la luz misma fuese sombra al revés. Los fiambres no están a la vista, temporalmente archivados en cajones como datos de carne. Sus historias han concluido, sólo que ellos no podrán leerlas.”

Es un comienzo espectacularmente crudo, el encuentro con la muerte desde la primera línea. La imagen de que los cuerpos son “datos de carne” pone de manifiesto el genio creativo de Coover de una forma muy singular. El uso de la segunda persona de singular te introduce directamente en la historia, y consigue la complicidad del lector inmediatamente.

Pero este es sólo el principio, poco a poco el autor nos va metiendo en una historia llena de los clichés y lugares comunes de este género literario. Pero el lugar a donde nos quiere llevar es muy diferente al que podríamos pensar en un principio. ¿Podría ser que esta segunda persona de singular sea el protagonista, Philip M. Noir, hablando consigo mismo?, todo lo que ocurre ¿es real o está en la mente del trasunto del famoso detective Philip Marlowe?

Robert Coover ha conseguido utilizar todos los recursos de la novela negra clásica y volver a reconstruir o deconstruir el género, algo que muy pocos escritores han podido hacer. Algo similar a lo que algunos de nuestros insignes cocineros han hechos con nuestros platos típicos de toda la vida; deconstruir un plato de callos o fabada para lograr algo que no se asemeja ni por asomo a lo que podríamos esperar de un plato de ese tipo y al mismo tiempo aportar un matiz nuevo a un sabor consolidado.

Porque esta obra sigue siendo una novela negra con todos los oscuros y los pocos claros. Tenemos todos los elementos: un detective crápula y equívoco, una misteriosa y mítica femme fatale, los habituales policías corruptos, peleas y matones de bar, prostitutas, la típica oficina donde se propone el caso a investigar una ciudad oscura y confusa como fondo. Todo impregnado de cinismo.

Como señala Coover en el propio libro “no se trata de la historia en la que estás atrapado, como todo el mundo, sino, de cómo vas a interpretar la obra. Tu estilo.” Coover propone al lector un juego al que es fácil prestarse y arriesgarse para catar un nuevo sabor de un plato conocido.

Noir es un homenaje divertido y muy inteligente y, para mí, una gran oportunidad de conocer a Coover, me espera Pinocho en Venecia en la estantería. Aquí en Noir propone otra vuelta de tuerca sin descuidar la media sonrisa que se nos pone al leer citas como ésta:

“la vida no era más que soledad, enfermedades, corrupción, crueldad, paranoia, traición, crimen, cinismo, impotencia y miedo, aunque luego estaba el lado malo de las cosas”

Nacho GO

 

Anuncios

7 pensamientos en “Noir…

  1. ¡Hola!
    Me parece muy interesante lo que cuentas de la narración, esa confusión de si es real o no a mi me atrae mucho. Y me parece también muy interesante que esa voz pueda ser el protagonista hablando consigo mismo.
    Me atrae también lo que dice el autor: “no se trata de la historia en la que estás atrapado, como todo el mundo, sino, de cómo vas a interpretar la obra. Tu estilo.” La verdad es que me ha picado la curiosidad, así que otro libro más que me llevo apuntado.
    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s