Una madre…

… de Alejandro Palomas.

El retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario.

9788416120437_L38_04_x

Sello:Siruela
Colección:Nuevos Tiempos 278
ISBN:978-84-16120-43-7
Código de almacén:7521278
Edición:9ª, 2016
Encuadernación:Rústica con solapas (Disponible en KindleEPUB)
Páginas:248
Dimensiones:145 x 215 cm
Tema:Novela contemporánea – literatura en castellano
Idioma de publicación:Español
17,95 €

Sinopsis

Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.

Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera… Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.

El autor

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón (publicada en Siruela y por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac), Tanta vidaEl secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo(finalista del Premio Primavera 2011) y El tiempo que nos une. Su obra ha sido traducida a ocho lenguas. Una madre, Un hijo y Un perro han sido sus últimas novelas.

Mis impresiones

Quizá sea una de las pocas personas que haya decidido enfrentarse a la lectura de Una madre en último lugar. Me aventuré a su lectura animada por las muchas opiniones positivas e incluso emotivas que me iba encontrando y siempre os decía que no estaba segura de que, por motivos personales, una novela como esta no era para mí, de momento. Pero llegó Un perro, una lectura que esperaba con ferviente ansiedad lectora y entonces conocí a los personajes que se presentaban en Una madre y decidí que era el momento, porque me apetecía conocer más sobre esos pequeños spoilers que en Un perro iban apareciendo. Por eso hoy estoy aquí, con esta novela leída y meditada lo suficiente para traeros mis impresiones.

Es curioso como el autor tiene ese don para confinarse en un pequeño espacio y echar la vista atrás para traernos novelas con una gran carga emocional profundizando en los comportamientos de los personajes que integran esta historia. A pesar de que todas las personas que me animaban a leerla me decían que era una historia cargada de pequeños detalles que me harían remover por dentro, tengo que deciros que lo que más he hecho con Una madre es reírme con las excentricidades y situaciones con las que el autor nos iba deleitando. Lo he pasado de fábula leyendo las anécdotas de una Amalia en la que ya empiezan a notarse los achaques que se perciben Un perro. Ahora entiendo por qué me decíais muchos que el tío Eduardo era de lo más cómico y reconozco que todos juntos forman una familia de lo más peculiar por esos momentos que pueden parecer desternillares pero con los que el autor trata de que profundicemos en la sensibilidad de cada uno de los personajes.

El hecho de que el momento del año escogido por el autor para que esta familia que a simple vista parece estar en un momento en el que se encuentra en pedazos para cada uno de sus personajes me ha parecido un acierto, quizás por ese afán que todos tenemos a hacer balance en las fechas navideñas, sea del tipo que sea. Es fin de año… Y los trocitos de esa familia que ha estado esparcida por diversos motivos por fin se sienta a la mesa para compartir una velada juntos. Amalia está nerviosa porque quiere que todo salga perfecto pero esos miedos la hacen vulnerable y hacen tambalear cada una de las conversaciones que decide empezar, haciéndonos viajar desde los pensamientos de Fer, su hijo, para hacernos comprender el porqué de muchas cosas… Abrir la caja de los truenos y que se desate el más absoluto desorden hasta que parece que esa Amalia que está en otra esfera, la suya, se encarga de coger cada uno de los pedacitos para ordenarlos de nuevo, uno a uno con cuidado y sin apenas darse cuenta. Como si pareciera que no está pero que resulta imprescindible para que todo funcione.

No me cabe ninguna duda de que Alejandro Palomas tiene un don especial para transcribir emociones al papel, con historias que a priori apuntan de lo más simple se convierten en importantes dejándose llevar por cada una de sus frases. Me considero una persona difícil de asumir este tipo de emociones, me conmueven mucho más otro tipo de historias, de esas que yo digo que son dramas y que surgen como resultado de alguna barbarie quizá porque vivo tan al límite que no me paro a pensar en las historias que hay a mi alrededor, como Una madre, que a pesar de tratarse de ficción tengo la impresión de que hay tanta diversidad de personalidades entre sus protagonistas que seguramente cualquier persona pueda familiarizarse con alguna de las situaciones que han tenido lugar. A mí me ha pasado… Y el recuerdo me lleva a cargarme de tanta emoción por alguien a quien perdí que reconozco que en algún momento esta novela me trajo momentos duros aunque también alguna sonrisa a medias, de esas cargadas de orgullo y cariño que podemos dedicarle a aquellos que no están, a aquellos que recogían nuestros trozos y también pegaban uno a uno sin decir, simplemente, lo hacían.

Llamadme rara pero a pesar de que Una madre tiene una profunda carga de ese Palomas que hace magia con las palabras y que me ha encantado, yo me sigo quedando con Un perro. No me preguntéis por qué ni me malinterpretéis. Creo que es porque K aún está ahí mirándome para decir. Con Una madre me he reído y he recordado anécdotas cargadas de cariño en mi retina, pero con Un perro me he llegado a quedar sin aire pensando en el día en que me falte esa gratitud infinita que reparte K en mi vida.

Eris

Anuncios

19 pensamientos en “Una madre…

  1. Que reseña mas bonita.
    A mi me gusta mucho como escribe Alejandro, me cala muy hondo siempre, porque en sus personajes consigo ver el ser humano y sus debilidades emocionales, no sus vicios, ni sus malos defectos, si no esos defectos e inseguridades que nos hacen personas y a veces muy vulnerables. Y luego esa carcajada inesperada que asalta con Amalia….mmmmmmmm.
    A mí en ” Un Perro” también me pillo un pellizco importante, ese desnudarse de Fer es tremendo y esa Amalia mas lucida que nunca detro de su propio desbarajuste…
    No dejes de tener en cuenta ” El Tiempo que nos une” para mi , es inigualable.
    Besos

    Me gusta

  2. ¡Al final has caído!
    Puede ser que te quedes con ‘Un perro’ por haber sido ese primer acercamiento a la familia, ese mismo que otros tuvimos con ‘Una madre’. Sea como sea son dos novelas maravillosas. Me alegro de que te hayas animado al final y te haya gustado 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s