Siete cuentos fronterizos…

… Georges Moustaki.

Me gusta contaros anécdotas sobre los libros que me voy apuntando, principalmente porque me parece curioso cómo mis ansias lectoras llegan a absorber la información que, como si de una carrera de relevos se tratara, se va haciendo hueco en mi vida. Algunos quedan grabados en mi mente de manera que sería innecesario incluso tomar notas y curiosamente son siempre los que antes toman los primeros puestos. Eso es lo que ha pasado con Siete cuentos fronterizos cuando me llamó la atención al leer de la mano de Ospina El año del verano que nunca llegó, del que os hablaré en unos días. En él Ospina hace una mención especial a una anécdota, entre las tantas de ese libro que guardo como oro en paño, en la que nos habla de Moustaki, de un pequeño libro suyo de relatos y de un pequeño encuentro con un ávido lector y entusiasta editor, características del mismo que suscribo sin reservas. Y ahí estaba… A los pocos días me encuentro en twitter con que ese entusiasta editor nos iba a deleitar con esa estupenda colección de pequeños cuentos en su colección Impactos así que, como imagináis, no pude evitar hacerme con él. Y aquí está y así ha sido… He disfrutado con cada pequeño relato e incluso he releído más de una y dos veces alguno de ellos.

siete-cuentos-fronterizos

En poco menos de una hora fácilmente te adentrarás en estos siete cuentos con los que Moustaky nos trae pequeñas historias fronterizas que curiosamente a pesar de que te transportan a oriente medio, donde los conflictos bélicos forjan muros capaces de separar los más profundos sentimientos, bien podrían trasladarse a cualquier lugar del mundo en el que las diferencias parece que no hacen más que crear barreras entre nosotros.

Con esos cuentos el autor hace un trabajo excelente acercándonos protagonistas de historias que bien podrían haber sido reales, muros que se levantan para diferenciar ideologías que curiosamente acaban uniendo a aquellos que viven esas tensiones con desconocimiento, familias que se encuentran enemistadas por creencias diferentes o incluso un ejemplo de alguien que acaba encontrando un hogar entre sus propios enemigos. Pero no solo los que nos pueden parecer débiles son los protagonistas de estas pequeñas historias. También hay hueco para aquellos que desde el poder instan a unas guerras de las cuales acaban siendo perdedores y aquellos que llegan a lo más alto y finalmente echan la vista atrás para darse cuenta de que una vez que estás en ahí arriba las herramientas que tanto te han ayudado carecen de importancia.

Como si de pequeños sueños se tratara viajas de manera concisa y rápida por el pasado, el presente y seguramente mucho del futuro al que estos tiempos nos están llevando. Cada cuento requiere una parada para analizar hasta dónde este mundo está dispuesto a llegar, lo ineficaz de las barreras, la búsqueda de la libertad, la sabiduría, el conocimiento, las emociones y sobre todo, la esperanza. Quizá la habilidad que Moustaki tenía para crear historias con sus canciones ha conseguido que este pequeño libro haya sonado como música para mis oídos.

Como bien nos cuenta Robert Solé en el prólogo, nos corresponde a los lectores descubrir todo aquello a lo que nos aventuramos a disfrutar y este es un ejemplo más de que no hacen falta historias voluminosas para que dejen un gran peso en cada uno de nosotros, un ejemplo de cómo lo más pequeño se convierte en grande. Una colección de cuentos que estoy segura nunca perecerán. Siempre podrás escurrirte en ellos para darte cuenta de que todos son más reales de lo que pueda parecer.

Una estupenda edición de esta segunda entrega de la nueva colección Impactos de Navona que lo convierte en un pequeño tesoro y que llega a nosotros traducido por Anna Gil Bardají, haciendo posible que los lectores disfrutemos de esa música con la que Moustaki sabía llenarnos, también en prosa. A modo de despedida encontramos una pequeña licencia del editor que no es más que la anécdota de la que os hablaba al principio, desde mi punto de vista, muy acertada para transmitir al lector la ilusión con la que se trabaja ahí… Detrás de los libros.

Su canción En Méditerraneé en versión bilingüe pone el broche de oro a este volumen. Reconozco que, a pesar de conocerla, nunca había tenido la oportunidad de adentrarme en lo que decían cada uno de sus versos. Sin duda, emocionan sus palabras.

Eris

Anuncios

16 pensamientos en “Siete cuentos fronterizos…

  1. Últimamente estoy leyendo bastantes libros de relatos, de cuentos, me gusta mucho más esta última palabra. Éste me lo apunto que tiene una pinta fantástica. Eso si, me gusta que tengan un final algo llamativo, aunque cuando queda abierto también tiene su aquel. Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s