Pies descalzos #3

Una historia de Hiroshima.

Keiji Nakazawa.

Tercer volumen de Pies descalzos, una serie que no llega únicamente a los amantes del cómic, es una historia universal. Gen y todo su círculo de relaciones nos vuelven a emocionar remover nuestras conciencias.

EP333245

Sello: DEBOLSILLO
Precio con IVA: 19.95 €
Fecha publicación: 11/2015
Idioma: Español
Formato, páginas: BOLSILLO, 672
ISBN: 9788490627754
Temáticas: Cómic, Novela histórica
Edad recomendada: Adultos

Sinopsis

A pesar de que las consecuencias de la bomba atómica siguen siendo extremadamente duras, Gen y sus amigos luchan por rehacer sus vidas.

Desde que estalló la bomba atómica, hace casi tres años, Gen no había sentido esperanza. Pero quizá es posible que vuelva a ser feliz a pesar de todo. Además de a su familia, tiene a un grupo de amigos con planes para el futuro.

No obstante, el desastre de la bomba sigue atormentando a los supervivientes. Entre ellos se encuentra el señor Hirayama, quien antes de conocer a Gen y a su variopinta pandilla estaba convencido de que solo le quedaba esperar la muerte. Acogido como un nuevo padre, recobra las fuerzas para escribir una dura crónica sobre Japón. En ella cuenta el verdadero horror de los hechos acaecidos en Hiroshima.

Su voz es la de todas las víctimas… Pero en 1948, bajo ocupación estadounidense y con la refundación del estado japonés todavía a medias, está prohibido hablar de ello.

La tragedia del señor Hirayama no será la única a la que tendrá que enfrentarse Gen; pronto una sombra más fuerte que su espíritu luchador se cernerá sobre quienes más ama.

El autor

Keiji Nakazawa (Hiroshima, Japón, 14 de marzo de 1939 – 19 de diciembre de 2012) fue un mangaka, escritor y productor de manga de origen japonés.

Nació en Hiroshima y estuvo en la ciudad durante la explosión nuclear de Hiroshima en 1945. Toda su familia, que no alcanzó a evacuar, murió en la ciudad, excepto su madre.

En 1961, Nakazawa se mudó a Tokio para convertirse en un caricaturista a jornada completo, y producir algunos mangas cortos de antología, como Shōnen Gaho, Shōnen King, y Bokura.

En 1966, después de la muerte de su madre, Nakazawa recordó el caos de la destrucción de Hiroshima, volcándola en sus historias. Kuroi Ame ni Utarete (Struck by Black Rain), fue el primero de cinco libros que publicó, basado en la historia de los supervivientes de Hiroshima, que se encuentran en un mercado negro después de la guerra. En 1972, decidió publicar directamente su historia, escrita en la historia Ore wa Mita, publicada en la revista Monthly Shonen Jump.

Después de terminar Ore wa Mita, Nakazawa comenzó su mejor trabajo conocido Hadashi no Gen (o Gen el descalzo). Esta serie, la cual consta de 10 volúmenes, se basó en eventos similares de Ore wa Mita pero en la ficción, con el joven Gen como un autoreferente del autor.

En septiembre de 2010 le fue detectado cáncer de pulmón, que finalmente le causó la muerte en diciembre de 2012.

Mis impresiones

Ya han pasado 2 años y vemos la evolución de los personajes, unos avanzan con diferentes métodos y otros siguen enfermando y muriendo fruto del síndrome de irradiación aguda.

Somos testigos de las peripecias de Gen y su pandilla para ver cumplido el sueño de alguien muy cercano y ver publicada una novela, algo casi inalcanzable pues chocan con la férrea censura impuesta por Cuartel General de las Fuerzas Aliadas (GHQ), no se podía publicar algo que narrara con crudeza el horror de la bomba atómica y sus consecuencias, y es que las guerras no acaban cuando se dan por finalizados los enfrentamientos en el campo de batalla, éstas dejan un rastro de dolor que persisten enquistados en todos aquellos que se han visto implicados. Los diferentes estilos y modos de vida de los americanos y los japoneses pervirtieron la valoración de los hechos ocurridos durante la guerra.

En esta etapa de posguerra vemos personajes “buenos” y “malos”, pero Keiji Nakazawa en el fondo llega a unificar a todos porque explica que todos ellos son personas que entregaron su juventud al país y ofrecieron su vida a su servicio. Les convencieron de que todo el sufrimiento y el sacrificio merecerían la pena por la prosperidad y la felicidad de todos los japoneses. Les lavaron el cerebro con la idea de que el país estaba protegido por el emperador, que este era Dios y que les conduciría con éxito al objetivo final de ganar la contienda.

Pero la realidad era otra bien distinta. De la noche a la mañana Hiroshima y Nagasaki desaparecieron de la faz de la tierra y con ellas cientos de miles de personas, el que antes tenían por un dios se transformó de repente en un ser humano que les conminaba a aceptar la derrota y la humillación. Todo ello creó un vacío nacido del sinsentido de sus vidas. Japón era un país donde los militares controlaban todos los resortes del poder y donde la población había sido adoctrinada en el militarismo y en la obediencia ciega a la figura del emperador.

Por boca del señor Bok conocemos los sufrimientos de los coreanos, primero por manos de los Japoneses, y luego sufriendo las mismas consecuencias que ellos. Sabemos de los espías de las unidades secretas como la Unidad Canon, el nacimiento de las Fuerzas de Autodefensa de Japón y personajes víctimas de la “purga roja” (l947–48) en Japón fue la prohibición de que ciertos ciudadanos japoneses pudieran participar en el servicio público o la administración, por orden del Cuartel General de las Fuerzas Aliadas (GHQ). De la misma manera estamos al tanto de la extensión del peligro del uso “civil” de las metanfetaminas, drogas a las que se habían acostumbrado algunos soldados a los que se le habían suministrado durante el conflicto.

En todo este escenario de desolación, mezquindad y lucha por la subsistencia, la figura de Gen sigue brillando con luz propia, hablando con su abatido hermano mayor le exhorta: “ganar dinero no tiene mucho misterio, basta con trabajar. Venga, levanta el ánimo”. Esta es una aseveración que define muy bien su personalidad. Ya sólo nos resta saber cómo vivirán Gen y los suyos la independencia de Japón en el último tomo de la serie (algo a lo que estoy deseando hincar el diente).

Si te has perdido las reseñas de los volúmenes anteriores puedes visitarlas pinchando en los enlaces a continuación. Para más información podéis pinchar en la imagen de la portada.

Pies descalzos #1
Pies descalzos #2

Nacho GO

Anuncios

24 pensamientos en “Pies descalzos #3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s