Entrevista María Oruña y Feliz Cumpleaños ;)

 

Como ya sabéis a estas alturas Puerto Escondido ha sido una de esas lecturas que no he parado de recomendar desde que la leí o incluso antes de su publicación. A veces recomiendo una novela porque me ha gustado, otras veces la recomiendo sólo a aquellas personas a las que creo que les gustará adentrarse en la historia pero cuando no me callo y digo que todos debéis leer una novela es porque esa novela tiene un don. Un don para atraer a cualquier tipo de lector por lo que es difícil resistirse a sus páginas.

Maria Oruña 6.png

La autora de esta obra seguro que no resulta novedosa para vosotros por lo comentada que está siendo en las redes esta historia en la que todos los personajes tienen un secreto, o incluso varios. Se trata de María Oruña. Una persona que ha derrochado, y lo sigue haciendo cada día, a toda la comunidad bloguera un cariño inigualable en cada una de las conversaciones que vamos teniendo en las redes. Por eso hemos querido escogerla desde el equipo de la revista Comentamos, del que formo parte, como autora de este mes de noviembre.

Maria Oruña 3.png

A lo largo de este mes me he enterado por casualidad de que cumpleañoshoy es su cumpleaños así que he pensado… Qué puntería ser autora del mes en su propio mes 😉 Así que, María, me he esperado hasta hoy para publicar la entrevista y así aprovechar para felicitarte como te mereces.

 Maria Oruña 2¡Muchas felicidades!

Desde aquí os quiero traer un trocito de ella y antes de comenzar nuestro encuentro virtual agradecer enormemente que me haya hecho un hueco en su apretada agenda para responder a todos los interrogantes que se me iban agolpando mientras disfrutaba de la lectura y otros que ya empiezan a ser habituales en estos pequeños encuentros que os voy trayendo siempre que tengo ocasión. Empezamos…

Maria Oruña 5.png

  • La pregunta obligada es siempre la misma y estoy segura de que estarás cansada de responderla pero… ¿Qué te llevó a escribir Puerto escondido o cuándo recuerdas que surgió la idea?

Puerto Escondido es una historia que llevaba años navegando por mi cabeza, sin  forma definida, pero tuve la oportunidad de escribirla cuando hice un paréntesis laboral  tras mi maternidad. Antes de este “descanso laboral” me habría resultado imposible,  no tenía tiempo para escribir… ¡Y casi ni para leer!

Aunque Puerto Escondido es el resultado de la suma de muchas historias, relatos  reales e imaginarios, el punto de anclaje del que partí para investigar fue un crimen  que se cometió en los años cincuenta en Ubiarco, en la costa de Cantabria, y del que  tuve conocimiento casi por casualidad; fue muy sonado por su brutalidad y por quién  lo había cometido, que era una joven de sólo 19 años. Si ella había traspasado los  límites de la “cordura”, debía tener un condicionamiento social y personal muy  importante: por eso investigué cómo se vivía entonces, y descubrí que, en situaciones  extremas (pobreza, guerra, miseria) cualquier persona, no sólo los dementes y  psicópatas, puede traspasar el límite de lo socialmente aceptado como “correcto”.  

Tengo que aclarar que Puerto Escondido no está basado en este crimen, no cuenta la historia de este caso, cuyos matices reales desconozco, sino que utilicé éste caso  para investigar y generar una historia propia.

  • Hasta ahora era bastante reticente a las lecturas en las que una de las tramas principales se trataba de una investigación policial. Creo que este verano he superado ese miedo escénico y todo gracias a muy buenas novelas que compaginan el género policíaco con otro tipo de tramas. El resultado ha sido muy positivo y en Puerto escondido me he encontrado inmersa en algo más. Un montón de secretos que se van dejando entrever hasta que llega el hachazo final y el giro en la novela es para dejarte boquiabierto. Así que me pregunto… ¿Tenías la trama totalmente pensada desde el principio o te iba surgiendo mientras la escribías?

La trama estaba urdida desde el principio, aunque muchos matices y giros iban surgiendo sobre la marcha. Personalmente, no termino un capítulo y digo “perfecto, ya está, a por el siguiente”, al contrario, lo entiendo sólo como una base sobre la que trabajar. Construyo el esquema general, lo desarrollo, juego con él, lo enriquezco, lo matizo,… Y al final, llega el momento más divertido: encajar el puzzle.

  • Y ¿te sabías el final? o te ha pillado desprevenida como a mí.

No me ha pillado desprevenida, pero casi, casi… Como te explicaba antes, el esquema base, el general, es sencillo, sin alardes ni juegos aparentemente complicados. Después, con paciencia, una pincelada aquí y otra allá, para convertir ese gran esquema arquitectónico, sólido, en algo que aparente liviano, fácil e identificable, pero que ya esconde mecanismos, trampas e ilusiones. Pero sin golpes de efecto mágicos o estrafalarios; yo creo que en Puerto Escondido cualquier lector puede ir deduciendo quién es quién, puede ir llegando a la verdad sin necesidad de artificios por mi parte. La idea es que disponga de todas las cartas de la baraja, que se pueda asir a sus deducciones, que son correctas, pero que, al llegar al giro final, compruebe si yo he sido o no capaz de engañarle: en realidad, esa ilusión es la que hace que la historia encaje.

  • Me llama mucho la atención el título de la novela… ¿Qué se esconde bajo el título de Puerto escondido?

Puerto Escondido, como ya se dice en la propia novela, puede ser algo muy diferente para cada uno de nosotros: un lugar, un recuerdo, un persona… Cuando todo nos va mal, a veces lo único que nos reconforta es la proximidad de algo cálido, sin matices oscuros, que nos de tranquilidad y confianza.

En el caso de Oliver, por ejemplo, su puerto escondido era un lugar —que existe de verdad—, pero estaba indisolublemente unido al recuerdo de otras personas, que le hacían sentir protegido y feliz, despreocupado.

  • La novela está narrada en dos tiempos. El pasado y el presente. ¿Hay algo especial que te haya llevado a escoger esa etapa convulsa en nuestra historia como la trama que ocurre en el pasado?

Sí, escogí ese momento temporal por dos motivos básicos: el primero, que el crimen real a partir del que empecé a investigar había sucedido, aproximadamente, por los años cincuenta. Y el segundo, que ya disponía de mucho material para trabajar de la época de la guerra civil y la postguerra, ya que mis abuelos y mi familia cántabra me habían contado multitud de anécdotas de aquel entonces. Descubrí que aquellos años se habían vivido de muy diferente forma en Cantabria que en otras provincias, así que decidí escribir enmarcando la historia en la tierra que le correspondía.

  • En la novela tengo entendido que tiene mucho peso una historia que te han contado sobre “la casa del crimen”. Un suceso ocurrido en Ubiarco sobre una ama de llaves que mató a su “señorito”. Pensando en lo que se puede contar sin destripar la novela… ¿Qué hay de verdad y de ficción en Puerto escondido?

Bueno, lo del ama de llaves que asesinó a su señorito ya hemos dicho que fue verdad, aunque desconozcamos los verdaderos motivos de este crimen, pero tengo que decir que en la voz del pasado, la gran mayoría de los hechos que se cuentan obedecen a la realidad. Algún lector me ha sorprendido comentando que algunos de los hechos que se contaban le parecían fantasiosos, pero, curiosamente, aludía a cosas que habían ocurrido de verdad y que no salían de mi imaginación… Por eso me parece tan importante rescatar la memoria de nuestros abuelos, son historia viva, es maravilloso charlar con ellos y descubrir un mundo extraño, donde no había móviles, ni internet, ni vacaciones, ni tampoco lujos de ninguna clase. Estamos hablando de hace sólo sesenta o setenta años, pero es como si el olvido fuese una losa pesada que nos impide ver una realidad que está ahí, y a la que, cuidado, podríamos volver en cualquier momento. Los conflictos armados no son cosa del pasado, no hay más que ver un telediario, pero a veces tengo la sensación de que vivimos en una burbuja.

  • Al ser una novela en la que los secretos tienen un peso tan importante genera en el lector una intriga peculiar. Por un lado no puedes soltar el libro pero por otro la narración me transmite esa tranquilidad que hace que puedas ir saboreando cada párrafo. ¿Crees que nuestras vidas pueden llegar estar marcadas para siempre por algo que hayamos hecho en el pasado?

Creo que somos producto de nuestros hechos, de nuestras acciones y omisiones. Todo lo que hacemos, hasta lo rutinario e inocuo, tiene consecuencias, ya sea a corto o largo plazo. Yo no creo en los grandes dramas literarios, radicales, que tuercen para siempre las vidas de los protagonistas. Tendría que ser algo muy brutal, muy devastador, para que eso sucediese. Yo creo más en el personaje que, aun pasándole cosas terribles, se rehace y sigue adelante. Todo lo malo que nos sucede puede explicar nuestros comportamientos, pero no justificarlos: debemos saber seguir exprimiendo la vida con sabiduría.

  • Soy de esas personas que no han tenido todavía la suerte de poder disfrutar de la costa cántabra y durante la lectura me has incrementado enormemente mis ganas de visitarla. ¿Qué te llevó a escoger cada uno de los escenarios en los que va transcurriendo la novela?

Como comentaba antes, elegí Cantabria porque el crimen a partir del cual comencé a  investigar había ocurrido allí, pero especialmente porque ya disponía de mucho material histórico que se me había transmitido oralmente, y que era exclusivo de esa  zona: la percepción del conflicto armado era muy diferente según el lugar de la  península donde se hubiese desarrollado. Los libros de historia son una base sobre la  que trabajar, fiable, pero los matices y la verdad más real, para mí, es la que me  transmitieron todas las personas mayores que entrevisté y mi familia, en particular, mi  abuela.

Sí te diré que estoy feliz de que muchas personas, tras leer el libro, hayan entendido  lo que es, un elemento vivo, que transmite una historia, y se lo han llevado para  descubrir los sitios que describo. Un lector me llegó a decir que, un domingo, “se había  hecho un Puerto Escondido” visitando Suances, Santillana y Comillas; encima, se lo  había pasado fenomenal “investigando”, como un detective, los lugares que yo  describía en la novela. Esta clase de cosas me emocionan y me hacen sonreír, la  verdad. Pero no es que yo buscase enclaves por su paisaje —que reconozco que es  espectacular— o por su historia concreta: sencillamente, veía el sitio, y veía la historia.

  • Si tuvieras que escoger un personaje como tu favorito… ¿Con cuál te quedarías?

Con ninguno, pero no por diplomacia, sino porque Puerto Escondido, para mí, no es una novela con un protagonista estelar inconfundible, sino que, como en la vida real, procuré hacer un pequeño enjambre de personajes, casi todos ellos prescindibles pero, a la vez, fundamentales e importantes. El lector no tenía por qué escoger a uno u otro para posicionarse en la lectura, al contrario: podía empatizar con el que más le apeteciese para entrar en el juego.

  • Imagino que compaginar la vida diaria con la tarea de escritora es algo tremendamente difícil. ¿Cuánto tiempo se puede decir que te ha llevado crear Puerto escondido?

Confieso que hago malabarismos para poder llegar a todo, pero con perseverancia y buen humor se consigue. Construir Puerto Escondido me llevó unos diez meses, casi un año. Dediqué unos tres meses a documentarme e investigar, así como a visitar lugares e indagar sobre el terreno, ya que yo no vivo en Cantabria, sino en Galicia.

  • Una vez terminada la novela debe generar bastante inquietud el proceso que transcurre hasta que sale a la luz ¿Realmente te ha resultado muy complicado que Puerto escondido viera la luz o ha sido “amor a primera vista”?

Terminada la novela no hay inquietud, sino satisfacción: trabajo hecho. Pero sí, fue largo, tedioso y complicado que Puerto Escondido viese la luz. Como yo no conocía a nadie en el mundo editorial ni literario, dediqué unos siete meses —que se dice rápido— a buscar agente, pues de lo contrario sabía que resultaría casi imposible que ninguna editorial me leyese. Sin el filtro de calidad de un agente, ¿quién iba a leer a una desconocida? Por suerte, Cristina Mora Literary&Film Agency aceptó mi manuscrito, y en un par de semanas ya había vendido los derechos en cuatro idiomas. Tuve la gran suerte, además, de que una editorial de prestigio como Destino confiase en mí, apostando por una voz invisible y desconocida, y demostrando que, para las nuevas voces, el sueño de escribir y publicar es posible.

  • Cuando escribes… ¿Tienes algún lugar especial donde tu mente viaja de manera imparable?

Puedo escribir en cualquier parte, no tengo problemas en cuanto a eso. Pero sí soy muy disciplinada: tengo mis horarios de trabajo, escribo desde primera hora y me concentro tanto que el tiempo vuela sin que me dé cuenta. Por las noches, sin embargo, y siempre que puedo, cuando mi mente ya está más agotada, aprovecho para trabajar partes “técnicas” y de documentación.

  • Esta pregunta ya empieza a ser imprescindible para mí… ¿Cómo describirías en una pequeña frase lo que tus futuros lectores se van a encontrar en esta novela?

Puerto Escondido es un mestizo: misterio, historia, thriller, acción, raza, pasión, fuerza, paisaje, amor, furia.

  • ¿A qué tipo de lectores te gustaría llegar?

No es algo que haya meditado al escribir Puerto Escondido. Los que esperen una novela negra clásica se han equivocado de libro, pero quizás éste les sorprenda. Personalmente escapo de etiquetas: no soy un género concreto, no tengo un estilo lineal ni espero que ningún escritor lo tenga. Sólo quiero contar una buena historia y que se acerque a mí el lector que busque esa aventura que yo le ofrezco, sin prejuzgarme (qué difícil), y atreviéndose a no jugar sobre seguro. El secreto de Puerto Escondido no está en lo que se cuenta, sino en cómo se cuenta.

  • Desde incluso antes de publicarse la novela, he percibido un desmadre total en las redes con tu Puerto escondido que cada vez va a más. ¿Cómo llevas este éxito? ¿Te lo esperabas?

Pues verás, en mi caso es bastante particular. En mi entorno casi nadie sabía que escribía, y para todos, sencillamente, era “abogada”. De hecho, antes de buscar agente literario, Puerto Escondido sólo lo habían leído un par de personas.

Disponía de twitter desde hacía tiempo (ni siquiera tenía cuenta de Facebook), pero, aunque sabía de la existencia de blogs literarios, desconocía su verdadera dimensión, y toda la importancia de las opiniones de lectores, reseñistas y blogueros, que vertían en las redes. Por eso estoy agradecida, sorprendida y feliz del buen acogimiento de Puerto Escondido. No sé si esto es o no un éxito, pero sí percibo mucho cariño y me emociona cada vez que un lector me dice que ha visitado su puerto escondido y que ha disfrutado con la historia: ésa es mi mayor satisfacción.

  • Como te sigo con bastante curiosidad sé que ya estás escribiendo.. ¿Será una continuación o una trama totalmente diferente?

Puerto Escondido es autoconclusivo. Queda una pequeña subtrama pendiente de resolver, pero la siguiente novela arrancará con un caso muy diferente, nuevo, sin perjuicio de que resolvamos esa pequeña historia que quedaba flotando en el aire. Por supuesto, la teniente Redondo y su equipo estarán al frente de la investigación. Habrá muchas sorpresas…

  • Y ya para terminar… La pregunta obligada… ¿Qué estás leyendo actualmente o qué novela de las últimas que has leído recomendarías y qué novela recuerdas como la primera que te marcó o aquella que recuerdas siempre?

Pues ahora mismo, por recomendación de una amiga, estoy leyendo Stoner, de John Williams, aunque cuando escribo no suelo leer, para evitar contaminaciones: por ejemplo, con Puerto Escondido me pasé casi diez meses sin coger un libro que no fuese de ciencias forenses o criminología… Ahora he descubierto que tengo ya un estilo bastante definido y me permito coger un libro de vez en cuando.

Hace tiempo, aunque no demasiado, me gustó mucho “Juntos, nada más” de Anna Gavalda. Y “Un millón de gotas” de Víctor del Árbol me dejó atónita, escribe muy bien, en mi opinión.

Recuerdo bien los primeros libros con los que sentí esa fiebre de “tener que pasar página”. En ese sentido, era muy pequeña cuando leí “Al este del Edén”, de John Steinbeck, por ejemplo. Además de leer, en mi infancia, gran parte de la colección de Barco de Vapor (y aquí sigo en mi línea de, lamentablemente, dar respuestas nada intelectuales), tengo que decir que me encandiló “Edad Prohibida” de Torcuato Luca de Tena y “La Colmena”, de Cela, que leí obligada por un trabajo del instituto y que resultó encantarme. Y, desde luego, nunca olvidaré el primer libro —juvenil— con el que leí a carcajadas: De profesión, fantasma”, de Hubert Monteilhet. ¡Buenísimo!… Y así podría estar horas… He leído y disfrutado a Rosa Montero, a Stieg Larsson (¡por supuesto!), Zafón, Pérez Reverte…Y como me encanta leer biografías, sí recomendaré una especie de biografía novelada, que guardo en mi pequeña biblioteca con mucho cariño: Inés del alma mía, de Isabel Allende.

  • Pues esto ha sido todo. Muchísimas gracias, María. Ha sido un tremendo placer tener este encuentro virtual contigo. Espero que nuestros caminos se crucen en algún momento y poder llevarme tu firma en mi ejemplar de Puerto escondido que se encontrará entre una de mis mejores descubrimientos durante este año. Mil gracias.

¡Gracias a ti por esta entrevista tan agradable! Tenemos ese ejemplar pendiente de firma: haremos que los caminos se crucen.


maría oruña 1

Fuente de las imágenes
http://www.eldiariomontanes.es/
http://www.lavanguardia.com/
Anuncios

18 pensamientos en “Entrevista María Oruña y Feliz Cumpleaños ;)

  1. Pues muchas felicidades para María. Hoy termino Cicatriz y mañana estaré con Puerto Escondido. Sé que lo voy a disfrutar mucho y tenía muchísimas ganas ya. Gracias por esta estupenda entradas.

    Besos

    Me gusta

  2. Una entrevista muy interesante, especialmente para quienes hemos leído la novela. Me ha gustado conocer más a María quien, ya se adivina en las redes, es un encanto.
    Felicidades también por aquí

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s