Hasta siempre Rafael Chirbes

Rafael Chirbes ha muerto este sábado a causa de un cáncer de pulmón irreversible. Ha fallecido uno de los grandes de las letras españolas. Ha terminado su gran trayectoria literaria que comenzó en 1988 y que en su última etapa ha cosechado los premios literarios más importantes acompañados también de un gran éxito de público.

Rafael Chirbes

Fue una persona siempre alejada de los focos mediáticos. Su última novela, En la orilla, me ha parecido una de las mejores obras que he leído en los últimos años. La mayoría de críticos españoles, en las listas que suelen publicarse en los periódicos al finalizar un año, reconocían En la orilla como el mejor libro publicado en 2013. Esta novela supone una dura crítica de la sociedad española, pero va mucho más allá, escribiendo con una prosa y composición envidiable y única, tratando las relaciones humanas.

Maquetaci—n 1

Podemos ser optimistas y pensar que siempre nos quedarán sus obras, que tendrán un peso específico muy importante en las letras españolas, pero en este momento siento un gran pesar al saber que hemos perdido una gran personalidad literaria y personal y la posibilidad de disfrutar de sus hipotéticas obras en un futuro truncado.

Rafael Chirbes Magraner nació en Tavernes de la Valldigna, un pueblo situado en el sureste de la provincia de Valencia en 1949. Desde los ocho años estudió en colegios de huérfanos de ferroviarios, estudió Historia Moderna y Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid, fue profesor de español en Marruecos y durante algún tiempo se dedicó a la crítica literaria y posteriormente a otras actividades periodísticas, como las reseñas gastronómicas y los relatos de viajes.

Gracias a unos análisis pasó de tomarse diez gin tónics diarios y fumarse tres paquetes de tabaco «a nada», de ser «un adolescente inconsciente» a un «anciano enfermo», de un epicúreo a un estoico. Costumbre que ha acabado con su vida después de diagnosticársele un cáncer de pulmón esta misma semana. Parece ser que vivía solo con dos perros, Tomás y Ramonet, en una casa que le compró a un camionero jubilado hace alrededor de una década a las afueras de Beniarbeig, en una bella región actualmente degradada por urbanizaciones y puticlubs como buena parte de los personajes tan humanos que se encuentran a lo largo de su paisaje literario.

Su primera novela, Mimoun (1988), quedó finalista del Premio Herralde de Novela, y su obra La larga marcha (1996) fue galardonada en Alemania con el Premio SWR/Die Bestenliste Prize. Con esta novela inició una trilogía sobre la sociedad española desde la posguerra hasta la transición, que se completa con La caída de Madrid (2000) y Los viejos amigos (2003). Con Crematorio (2007), una novela sobre la evolución política y moral de una generación, recibió el Premio Cálamo Libro del Año 2007 y el Premio de la Crítica en 2008. Su continuación En la orilla (2013) es considerada como la novela definitiva sobre la crisis y recibe el Premio Francisco Umbral al Libro del Año, el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Narrativa 2014 por ser “una novela de extraordinaria construcción literaria, que tratando de la realidad actual, no se limita al realismo, mostrando una riqueza formal y recursos poéticos que lo trascienden“.

No hay mejor forma de terminar con este recuerdo a Rafael Chirbes que con sus propias palabras hablando de su forma de escribir: “La propia escritura es el aprendizaje de lo que estás escribiendo, y esto yo creo que hace que cuando termines una novela no has contado una historia ajena a ti, sino que de alguna manera te has exprimido tú mismo.

Chirbes ya no puede decir más, que sus libros hablen por él.

Nacho GO

Os dejo el enlace a una entrevista realizada en página 2

También aquí podéis leer una entrevista realizada por ABC.es de donde se ha sacado gran parte de la información y la fotografía que aparece en esta entrada y que os invito a que leáis.

Anuncios

14 pensamientos en “Hasta siempre Rafael Chirbes

  1. Precisamente anoche, cenando con unos amigos, salió el tema de la muerte de este escritor. Tengo que decir, para vergüenza mía, que no le conocí hasta ayer. Besos.

    Me gusta

    • Nada de vergüenza, lo que tienes es mucha suerte de poder descubrir a un gran autor que decía de sí mismo que no era un literato profesional, si no que escribía cuando le “salía”. Ahora tienas la oprtunidad de leer Crematorio o En la orilla.

      Besos

      Me gusta

    • Me alegro que la reseña te la haya refrescado el recuerdo. Tardó seis años en escribir En la orilla porque no quería sacar a la luz algo peor o que no aportara nada a lo ya escrito… ,o sea, que te puedes imaginar el calibre de la novela.
      Besos.

      Me gusta

  2. Me pasa igual, me da una pena tremenda, por su literatura y su postura vital, para mi era uno de los grandes, me quedan obras suyas por leer pero siento una enorme pérdida para todos 😦
    Me ha gustado encontrar este homenaje. Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s