Reseñando Shifu, harías cualquier cosa por divertirte…

… de Mo Yan.

Hoy os traigo un título que me recomendó especialmente la editorial Kailas. Editorial que tiene la mayoría de obras de este autor editadas en español. Y digo me recomendó, porque tenía ganas de leer algo de él pero no sabía muy bien por donde empezar. Normalmente los Premios Nobel me producen una pequeña aversión, que atribuyo al miedo que genera en mí un tipo de literatura, que por regla general me podría resultar con un nivel demasiado elevado para lo que suelo leer. Así que le comenté mis inquietudes y Marta me asesoró estupendamente diciéndome que esta colección de relatos le parecía la mejor manera de abrirle la puerta a este gran autor.

Se trata de una colección de 8 relatos en los que Mo Yan nos cuenta, con una prosa más que exquisita a la par que cercana, un montón de información sobre la cotidianidad de la vida en diferentes puntos de un país como China. En cada relato nos va mostrando entre líneas la dureza y la crudeza de las costumbres de una cultura que nos suele resultar, en líneas generales llamativa, pero una vez que profundizas en la forma de pensar de la sociedad china te paras a pensar y reflexionar en lo difícil que nos resultaría asimilar algunos de los temas que se tratan en este libro. Y es que recurriendo a numerosas metáforas y situaciones un tanto curiosas y hasta inverosímiles si cabe, Mo Yan afronta el tema del paro y la reconversión laboral, a la que por desgracia últimamente estamos más que acostumbrados, el hambre, la escasez de medios, el machismo y hasta un tema que me parece tan duro como el desprecio a las niñas, simplemente por el mero hecho de no haber nacido varón.

Sinopsis

Esta novela de Mo Yan sorprende por fragmentarse en ocho relatos breves. El protagonista es el viejo Ding, un hombre que ha dedicado 43 años de su vida a una fábrica municipal ganadera y se ha ganado el título honorífico de “shifu” o maestro. A pesar de recibir tal reconocimiento y una semana antes de jubilarse le despiden de manera inesperada. A partir de ese momento decide convertirse en un empresario. A estas alturas de su vida se adentra en el mundo capitalista, símbolo de la población china tratando de dar la cara a la China moderna.

Mis impresiones

Los relatos más largos son el primero, que da título a la colección y el último “Niña abandonada“. Shifu, harías cualquier cosa por divertirte nos muestra la vida de un trabajador modelo, Ding, un Shifu -un trabajador perfecto-. Un hombre que durante 43 años había trabajado en la fábrica municipal y al que tan solo le faltaba un mes para la jubilación. Un hombre al que pesadas labores le habían encorvado la espalda y que a pesar de que no llegaba a los sesenta, tenía el aspecto de un hombre de más de setenta años.

Un buen día como otro cualquiera llegó a trabajar y se encontró con un bullicio poco habitual que le hizo pensar en unos rumores sobre inminentes despidos en la empresa. A pesar de que pocos días antes el director le había asegurado que “si se vieran obligados a tener un solo trabajador, ese sería él“, le comunican, tras resumir su gloriosa carrera que no tenían más opción que despedirle. Durante poco más de 80 páginas se encuentra sin rumbo aunque reflexiona que mientras le quedaran ganas de trabajar y dejar su orgullo a un lado siempre podría arreglárselas. Así que trata de recomponer su vida cuando una idea le viene a la mente

El último relato, titulado, como ya os he adelantado “Niña abandonada” nos cuenta en primera persona como un hombre se encuentra a un bebé abandonado y se lo lleva consigo a casa. Este relato me ha hecho reflexionar mucho sobre un hecho que entonces resultaba de lo más común entre la sociedad y no es más que la cantidad de abandonos de recién nacidos por el mero hecho de que habían nacido niñas. Hoy en día el axioma “los niños son mejores que las niñas” ha experimentado un retroceso y así nos lo hace saber Mo Yan en el prefacio de la obra. Sin embargo, en las familias rurales el clásico desdén por las niñas continúa tan vigente como siempre.

Cada uno de los 6 relatos que encontramos entre estos dos que dan apertura y cierre al libro te hacen pararte a pensar, y mucho, en cada una de las situaciones que nos presentan. No os quiero hablar de ellos porque son muy cortos como para ello, teniendo miedo a que no lo disfrutéis como lo he hecho yo. Algunos son realmente inverosímiles y un tanto extraños pero personalmente me han parecido excelentes.

Sé que muchos de los que leeréis esta reseña, al ver que son relatos, os echará algo para atrás su lectura. Yo hace poco menos de un año le di la primera oportunidad a un libro de relatos. Desde ese momento, tengo que deciros que he aprendido a valorar este tipo de literatura muchísimo. Si, como bien me decís muchos, los relatos tienen esa falta de profundidad que tienen las novelas convencionales, y en lo que estoy totalmente de acuerdo, también os diré que una vez que te adentras en la lectura de este tipo de literatura aprendes a verlos desde otro punto de vista. Si bien es cierto que cuando acabas algunos de estos relatos te dejan una sensación de vacío, me he dado cuenta de que ese vacío que notas una vez terminado, rápidamente se llena con una sensación de haber aprendido algo y te hace reflexionar sobre lo que el autor a intentado mostrarte. Y cuando lo consigue, como ha sido este caso piensas… ¿Cómo se puede decir tanto en tan pocas páginas? Y creo que solo un genio consigue no dejarte indiferente en un relato de tan solo 12 páginas como ha sido el caso de “Volando” que me dejó perpleja por su profundidad en tan pocas líneas.

Con esto no trato de convenceros 😉 sino que trato de daros mi impresión personal hacia un tipo de literatura a la que cada vez me acerco más y con el paso del tiempo voy disfrutando con mayor intensidad.

No quiero terminar esta “extensa” reseña sin comentaros que una de las cosas que más me gustó también fue el prefacio en el que el propio Mo Yan nos hace un repaso de su vida, de como se hizo escritor para salir de la situación precaria en la que se encontraba junto a su familia, nos hace un repaso por las que han sido sus mejores obras y en especial nos habla sobre los relatos que encontrarás en esta colección, de lo que lo llevaron a escribirlas y de lo que ha intentado reivindicar con ellas, tratando de mostrarnos el anhelo de una vida digna con miedo a pasar hambre.

Un hombre que se define como alguien que creció en el campo, que no disfrutó de educación por lo que no tiene conocimiento de teorías literarias. Sin embargo confió en sus propias experiencias y en su comprensión intuitiva del mundo para escribir sus obras. Escribe sobre lo que le es familiar, no copia técnicas narrativas de autores extranjeros, ni copia sus argumentos.

Un autor al que seguiré, sin duda, intentando conocer muchísimo más.

Mil gracias a la Editorial Kailas por el ejemplar y por el consejo. Sin duda lo he disfrutado mucho.

Podéis encontrar más información del libro pinchando en la imagen de la portada.

Anuncios

19 pensamientos en “Reseñando Shifu, harías cualquier cosa por divertirte…

  1. Yo soy de las que no me quedo satisfecha con los relatos y aún así leo algún que otro libro al año de relatos y me obligo a ello. Pero una cosa es eso y otra que me aficione. No, a mi me suelen dejar insatisfechas las historias tan cortas aunque sean intensas por eso no los priorizo casi nunca.

    Bs.

    Me gusta

    • Si me das a elegir prefiero disfrutar de una novela, por supuesto 😊.
      El hecho de que últimamente me esté decantando por los libros de relatos creo que solo tiene que ver con el poco tiempo libre que tengo y así consigo no engancharme demasiado a una lectura. Leo uno y ya me quedé satisfecha. Por suerte todos los he disfrutado muchísimo pero claro… Tendrá que ver con que están bien escogidos 😉 Un besazo guapa!! Deseando estoy de pillar un buen toch de 1000 páginas! 😅😅😅😅😅

      Me gusta

    • Lo sé, pero yo a medida que me adentro en esto de la lectura de relatos me voy dando cuenta de que es una literatura para apreciar de una forma diferente a las novelas. Lo bueno es que puedes releerlos de vez en cuando y llegas a apreciar diferentes impresiones en cada una de sus lecturas. Me alegra que la tengas en cuenta 😉 Un besazo!

      Me gusta

  2. Aunque no trates de convencer, me alegra un montón tu pequeño alegato a favor de los libros de relatos. A mí me dan escalofríos cuando algunos libros de relatos son desechados directamente sólo por pertenecer a este género.

    Y también me alegro de que traigas este libro de Mo Yan, porque a mí los premios me provocan también cierta pereza, y aunque tenía curiosidad por este autor no sabía por dónde empezar a “meterle mano”, así que creo que seguire tu recomendación (y la de Marta) 🙂

    Un abrazo

    Me gusta

    • Por eso me lancé a escribir ese pequeño parrafito 😉 Me alegra que compartas esa opinión conmigo sobre los Premios Nobel. Siempre me da respeto porque tengo miedo a no saber a preciarlos como se merece, ya que creo que no es un premio que se gane a la ligera. Muchas gracias por llevártelo! Un besazo!

      Me gusta

  3. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de animarme con este autor, pero no soy de leer relatos, así que no empezaría con este libro en concreto. Pero tampoco descarto darle una oportunidad en un futuro.
    Iré dando más oportunidades a libros de relatos, tal vez lo que tengo que hacer es leer un relato al día y así los disfruto más.
    Un beso

    Me gusta

    • Deberías hacerlo porque a lo mejor te pasa como a mí y cambias de opinión. La verdad es que son lecturas estupendas cuando andas escasa de tiempo como me pasa a mí estos días. Porque lees sin miedo a engancharte en una trama que te interrumpa tus prioridades. Un besazo!

      Me gusta

  4. Pingback: Han venido para quedarse… | LibrosEris

  5. Pingback: Actualización “Reading Challenge” | LibrosEris

  6. Pingback: Actualización Reading Challenge #3 | LibrosEris

  7. Pingback: Mi 2015 en libros… | LibrosEris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s