Calle de la Estación, 120

de Léo Malet

Traducido por: Luisa Feliu

Sinopsis

Ambientada en la Francia de la segunda guerra mundial, Calle de la Estación, 120 es la primera novela de Léo Malet en la que aparece el detective Nestor Burma como protagonista. Bob Colomer, ayudante de Burma, es asesinado en la estación de Lyon justo cuando acababa de reencontrarse con su jefe, recién llegado a Francia del campo de prisioneros alemán en el que había estado internado. Antes de morir, Colomer logra susurrarle una dirección: «Calle de la Estación, 120», la misma que Burma había escuchado en el hospital militar de un prisionero agonizante. A partir de ahí arranca una investigación en la que el detective tendrá que indagar en episodios de su pasado que ya creía enterrados y que le llevará de la Francia de Vichy al París ocupado por los nazis.

Mis impresiones

La novela parte de Francia en medio de la segunda guerra mundial, donde un cínico y agresivo detective francés (Nestor Burma) trata de desentrañar un misterio que arranca en un campo de internamiento para prisioneros. Desde ahí recorre la Francia ocupada encajando las piezas del rompecabezas que lo llevan a la cuna de la corrupción y el crimen: París.

El libro está cuajado de personajes característicos y un tanto arquetípicos que no impide que la narración discurra de un modo original e interesante. Léo Malet es un escritor de novela policíaca curiosamente no demasiado conocido en España, a pesar de que el autor escribió más de una treintena de libros de novela negra y es considerado por muchos como el padre de la novela negra francesa. El personaje de Nestor Burma, es tan reconocido en Francia, que incluso se grabó una serie televisiva inspirada en él.

Es de tener en cuenta que se trata de una novela escrita en esa misma época narrada, en 1942, por lo tanto, es fácil sumergirse en lo que era en aquel entonces la vida cotidiana de una Francia durante la Segunda Guerra Mundial, como bien nos dicen en la sinopsis de la propia editorial… Una Francia “en la que el racionamiento, la división del territorio y las restricciones impuestas por los nazis son el escenario para la presentación de uno de los personajes míticos de la novela policíaca francesa: el detective Nestor Burma“.

Reseña realizada por Nacho GO

Si os puede la curiosidad y queréis leer sus primeras páginas, la editorial Libros del Asteriode nos permite hacerlo desde aquí.

El autor

Léo Malet (1909-1996), anarquista conservador, como le gustaba definirse, es uno de los padres de la novela negra francesa. Huérfano desde muy joven, se mudó de su Montpellier natal a París cuando era un adolescente, allí se movió en los ambientes anarquistas y trabajó en los más diversos oficios: picapedrero, albañil, periodista, figurante de cine o incluso cantante de cabaret. En los años treinta formó parte del grupo de los surrealistas y gracias a su amistad con Breton, Magritte o Aragon tomaría contacto con el mundo editorial y lograría publicar sus primeros poemas.

Aunque cultivó diferentes géneros, y se ganó la vida como novelista popular bajo diferentes seudónimos, Léo Malet alcanzó el éxito con la novela negra gracias a Nestor Burma, un detective privado, descarado, ex anarquista y fumador de pipa que apareció por primera vez en 1942 en la novela Calle de la Estación, 120 y que terminaría siendo el protagonista de más de una treintena de títulos. En 1954 inició un ambicioso proyecto inconcluso: Les Nouveaux Mystères de Paris, una serie de veinte novelas ambientadas en cada uno de los arrondissements (distritos) parisinos, entre las que destaca Niebla en el Puente de Tolbiac (1956; Libros del Asteroide, 2008). Calle de la Estación, 120 fue llevada al cine en 1946 por Jacques Daniel-Norman y al cómic en 1988 con dibujos de Jacques Tardi y guión de Tardi y el propio Malet. Murió en Chatillon, el día en que cumplía 87 años.

La sinopsis y los datos del autor fueron sacados de la web Libros del Asteriode.

En ella podéis encontrar también dos títulos más del autor.

Anuncios

13 pensamientos en “Calle de la Estación, 120

    • Lo curioso es que no salen alemanes, solo franceses. Para ellos la guerra era algo normal, el autor estaba en un campo de prisioneros vigilado por franceses. La novela muestra una vida normal que convive con la guerra y lo único que nos muestra de ella es los problemas para transportarse o para el comercio. Sin embargo me encanta :). Lo puedes leer sin problemas 😉

      Me gusta

  1. No soy mucho de novela policíaca. Sin embargo sólo por su ambientación, en ese lugar y en esa época, ya me llama la atención. Y también me parece interesante que sea una novela escrita precisamente en esos años. No la descarto.
    Besos!!

    Me gusta

  2. Pingback: Actualización Tarrolibrera de Marzo | LibrosEris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s