Hoy recomendamos…

Joyas literarias editadas recientemente…

Hojas de hierba de Walt Whitman

Hojas de hierba es la gran epopeya americana y una de las grandes epopeyas de la literatura universal: con una voz tan vigorosa como sutil, canta el nacimiento de los Estados Unidos y su desarrollo como nación. Sus poemas recogen la bullente diversidad del país, sus heterogéneos pobladores y sus paisajes inabarcables, y su carácter indómito, irreverente, exento de artificios. Es una épica democrática, que arrumba los viejos principios de las sociedades europeas y las igualmente viejas estéticas que los ensalzaban, y proclama las esperanzas y necesidades del Nuevo Mundo, donde ricos y pobres, hombres y mujeres, blancos y negros, están llamados a ser libres e iguales, y los afectos imperan sobre los intereses. Pero Hojas de hierba es también el retrato de una persona, Walt Whitman, que vierte sus pasiones singulares y sus anhelos más íntimos en sus páginas: «Esto no es un libro: / quien lo toca, toca a un hombre», escribe en un poema tardío. El amor por la naturaleza, la fuerza de su erotismo, la turbulencia de la vida en Nueva York y el abrumador ímpetu musical de su voz encuentran un eco dilatado en los poemas del libro. Para Harold Bloom, Whitman constituye el centro del canon norteamericano, porque toda «voz que en nuestra literatura contemporánea se alza en soledad, herida o estoica, tiende a asumir tonalidades whitmanianas».

Durante un tiempo, pensé en Whitman no sólo como un gran poeta, sino como el único poeta. De hecho, llegué a pensar que todos los poetas del mundo hasta 1855 se habían limitado a conducir hacia Whitman, y que no imitarlo era una demostración de ignorancia.

JORGE LUIS BORGES

“Yo me celebro, / y cuanto hago mío será tuyo también, / porque no hay átomo en mí que no te pertenezca”. Y un nuevo mundo se abrió con estos versos de Canto de mí mismo. Ciento cincuenta y nueve años separan este comienzo del libro Hojas de hierba, que Walt Whitman terminaría en 1892, tras nueve ediciones y un total de 389 poemas, de esta época que no cesa de ser polinizada por su voz y sus ideas sublimes. Una obra maestra que ahora se puede leer íntegra en un lenguaje actualizado, en edición bilingüe y traducida, por primera vez, por un autor español (las conocidas son de latinoamericanos), que incluye los prólogos o textos introductorios que escribiera Whitman en todas sus ediciones, más una selección de sus prosas y del diario que llevaba como enfermero de campaña durante la Guerra Civil de Estados Unidos. Todo ello presidido por un texto que funde la biografía del poeta estadounidense con su clásico universal y con la de este mismo volumen. El encargado de este trabajo monumental ha sido el poeta y filólogo Eduardo Moga (Barcelona, 1962), bajo el sello de Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores.

Sigue leyendo

Días de nada y rosas

Hace solo unos meses que descubrí el programa de radio Todos somos sospechosos… Descargué un podcast para probar… Y ahora me he vuelto totalmente adicta a ellos…

Ellos mismos se presentan de la siguiente forma:
“‘Todos somos sospechosos’ es cultura canalla para los que quieren conocer lo que nunca sucede de día. La madrugada es para mentes despiertas, y la oscuridad para escuchar lo que nunca sucede de día. La música, los libros, el cine, los encuentros, la intimidad… se gestan de noche, se tiñen de otro sabor y otro sonido. ‘Todos somos sospechosos’ es nuestra coartada, el lugar donde los canallas se confiesan.”

Os lo recomiendo sin dudarlo y si queréis escuchar alguno de los programas pinchad aquí donde tenéis todos los podcasts.

Pero a lo que vamos… En el programa, de vez en cuando se sortean libros… Basta con enviar un correo y en el asunto poner el título del libro que quieres (de los que Laura nos ofrece, claro!). Yo envié el correo para ver si me tocaba la Antología criminal del programa que podéis ver aquí  y Días de nada y rosas de J.M. Valderrama y… Pues que me enviaron este último y aquí os cuento algo sobre él. Aún no lo he leído pero pronto lo haré…  Sigue leyendo