52 aniversario de la muerte de Hermann Hesse

Hermann Hesse…

… nació el 2 de julio de 1877 en Calw, en el seno de una familia de misioneros, indica su perfil biográfico publicado en el sitio electrónico “nobelprize.org”.

Hermann_Hesse_2

Desde los 12 años se adentró en el mundo de la poesía; una década después publicó su primer volumen de poemas, a la que siguen obras como “Romantische Lieder” y “Eine Stunde Hinter Mitternachtt“, de 1899, “Gedichte” (1902), así como “Boccaccion” y “Franz von Assisi“, de 1904.

Fue con la novela “Peter Camezind” (1904) que obtuvo un mayor prestigio, libro que puede ser considerado un arquetipo del género conocido como “novela de formación“, de acuerdo con el portal de internet “biografiasyvidas.com”.

En esa época residió en Basilea, Suiza, donde contrajo matrimonio; más tarde, se instaló a orillas del lago Constanza, para continuar su labor literaria, en Berna, Suiza y finalmente en Montagnola.

A lo largo de su trayectoria recibió múltiples galardones, figuran el Premio Goethe de Frankfurt, en 1946, y el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes, en 1955. En 1946 recibió el Premio Nobel de Literatura por sus escritos inspiradores, que ejemplifican los ideales humanitarios clásicos y las altas cualidades de la prosa.

Hermann Hesse, quien falleció el 9 de agosto de 1962, se convirtió en una figura de culto póstumo para los jóvenes del mundo de habla inglesa, con textos que reflexionas sobre cómo el hombre trata de romper con las modalidades establecidas por la civilización para encontrar su espíritu esencial.

Entre sus obras destaca “Siddharta” (1922), en la que recoge su experiencia en la India y que, de acuerdo con sus biógrafos, se convertiría en el libro de cabecera de los primeros “hippies”, difusores en Occidente de la cultura budista.

Así como “El lobo estepario” (1927), el más célebre de sus títulos, con el cual indicó una etapa de madurez como escritor y realiza un análisis sobre la locura de una época en la que muere lo viejo sin que haya nacido algo nuevo.

También figuran “Demian” (1919), “Narciso y Goldmundo” (1930), que tiene como uno de sus ejes la contraposición entre la ciencia y el arte, y “El juego de los abalorios” (1943), donde vuelve a plasmar la dualidad entre el pensamiento y el espíritu.

En 1952 el autor supervisó la edición de sus obras completas en seis tomos, pero fue hasta 2005 que se concluyó la primera edición completa en 20 volúmenes, que incluyen todos sus escritos literarios, así como sus artículos políticos.

Lumen publica, en edición limitada, la novela más innovadora de Hermann Hesse, que combina el estilo autobiográfico con algunos elementos de fantasía. Todo con un diseño innovador que incluye un señalador troquelado.

El lobo estepario se inscribe dentro del empeño, patente a lo largo de toda la obra de Hesse, por iluminar la zona oscura de la condición humana a fin de poner al descubierto su carga trágica y su incierto destino. Harry Haller, protagonista de esta emblemática novela, se convirtió en un arquetipo literario en el que se reconocen quienes padecen los devastadores efectos deshumanizadores de una sociedad atomizada.

La novela más innovadora de Hermann Hesse, que combina el estilo autobiográfico con algunos elementos de fantasía. Detrás del aspecto descuidado y enfermizo del intelectual Harry Haller se esconde una naturaleza sumamente sensible y despierta. Él mismo se describe como un lobo estepario, ya que se siente fuera del mundo burgués que lo rodea: un mundo que odia y desprecia pero que, a la vez, no puede abandonar.

Por eso alquila una habitación en la pensión de una señora mayor y trata de convivir con inquilinas que cuidan sus plantas con esmero y hombres responsables que cumplen religiosamente su horario de trabajo. Pero ese orden lo ahoga y una fuerza oscura lo obliga a salir y emprender la búsqueda incansable de una vida más auténtica e intensa.

Al narrar sus peripecias, en un intento de superar “la gran enfermedad de estos tiempos”, Harry Haller da una lección magistral sobre la libertad, los conflictos y el poder salvador del humor.

En todas las épocas hay personas demasiado sensibles, que sufren su soledad y se sienten arrancadas de toda protección e inocencia. Hermann Hesse crea un viaje fascinante, embriagador, a través de este aspecto tormentoso de muchos seres humanos, que se ha vuelto más actual que nunca.

“Por primera vez en mucho tiempo, El lobo estepario volvió a enseñarme lo que significa leer.”

Thomas Mann

Fuente: http://www.megustaleer.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s